miércoles, 14 de abril de 2010

Como un panda con dos pistolas.


Qué cosas te pasan cuando no te debería pasar nada. El andamio de la vida no es estable: quien lo crea, se engaña o lo ha apuntalado tanto que no vive. Aunque subamos a él con todos los elementos de seguridad, ni el cinturón atado a la soga ni el casco nos protegen, porque la vida en un momento desarbola las cosas y te deja tirado y sólo te sirve ya lo que llevas encima porque en el fondo siempre estás solo, apenas tienes tiempo de recoger lo imprescindible, hacer un hatillo con tus tripas y volver al camino. Y viene el patrón y se porta como un panda con dos pistolas.

38 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

los hay bastante más animales...y más peligrosos y sin pistolas...

María dijo...

Estamos en esta vida, desde que nacemos, expuestos a peligros.

Desde niños, tropezamos y caemos pudiéndonos hacer daños.

De mayores, a lo largo de nuestras experiencias también tropezamos y caemos ¡y qué dificil es volver a levantarse!

También pueden surgir accidentes laborales por falta de seguridad, o imprudencias temerarias en circulación.

Pero también existen palabras que acuchillan rasgando el corazón y matando sin pistolas.

Un beso, Pedro.

no me dirás dijo...

que fué EL el que disp..

BIPOLAR dijo...

¡Qué estilazo tiene!

(Para colmo de males los cabroncetes caen mejor)

vazquez74 dijo...

Imponderables del destino, dicen algunos.
En todo caso, que no sea grave la cosa.
Saludos.

Montserrat Sala dijo...

El andamio de la vida no solamente no es estable, yo lo veo movedizo, resbaladizo, e imprevisto. Hay que andar con mucho tiento, i poner una red debajo para evitar peores males. I el panda con las pistolas, no falta a su cita. Slludos cordiales,

impersonem dijo...

Así es la vida... dura, inestable y, por lo menos para mí, inexplicable... (y habrá quien diga que con la Ley de prevención de riesgos laborales estamos a salvo,jejeje)... y el patrón guarda el secreto del por qué cada traje es como es en esencia y en presencia: pan-da.

Abrazos.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

y donde has encontrado esta foto tan curiosa ?

un abrazo.

elena clásica dijo...

Qué frágiles somos y qué solos estamos. La seguridad de la que creemos disponer, es un terreno de aguas movedizas y los andamios se tambalean. Acontecimientos prodigiosos se suceden, y somos testigos de ellos, a veces personajes principales en el teatro. Otras veces la vida nos mira torva, qué sensación de vacío preguntarle por qué, su única respuesta es enviarnos un panda con dos pistolas.
Besazos.

Rolando Santini dijo...

tienes estilo,me gusta

Spaghetti dijo...

Comienza un nuevo día, una nueva función en el teatro de la vida, donde inexcusablemente debo de representar el papel del que creo que soy, sin guión, improvisando, ateniéndome únicamente a una estructura prefijada por nadie sabe quién. Despacharé con los cambiantes compañeros de reparto y reiremos, si, da igual que sea farsa, sainete o comedia; lo importante es no perder el sentido dramático de la obra, que algunos se empeñan en que sea trágico, cuando aparece el apuntador de medio torso en su caja hablando de las noticias.

Spaghetti dijo...

Lo anterior puede ser una traducción de la entrada "del andamio a las bambalinas" cada uno en su papel y con su pluma.

Silvia_D dijo...

Sujeto con pinzas y a merced de los vientos.
Beso, besos!!!!!

Antonio Aguilera dijo...

http://www.castalia.es/Shop/Detail.asp?IdProducts=1338.
Pedro te dejo este enlace que trata sobre una coleccio titulada "La Gran Obra Cervantina".

Crees tu que merece la pena. Tendra calidad y rigor.

El precio se va....

Salgo raudo y veloz de viaje; la faena va con retraso....

Antonio Aguilera dijo...

Invite a Garzon a unas copas y acepto. Luego se "apalanco" en mi perfil.
Algunos bloguers lo hicieron, en apoyo al juez.

Antonio Aguilera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Luis G. dijo...

Mala debe andar la cosa para que un animalito tan simpático como un panda lleve pistolas...

Luis Antonio dijo...

Razón de más para vivir el día a día como si no hubiese mañana...

São dijo...

Hay personas bien más peligrosas que el panda!!

Besos, amigo.

marga dijo...

Vivir es peligroso, porque lo que nos jugamos es todo.
Siempre.

Asun dijo...

Por lo menos queda el consuelo de que esas escasas medidas de seguridad nos amortiguarán un poco el golpe y nos costará menos reponernos.
Tendremos que aprender a no dejarnos engañar por las apariencias del panda.

Besos

Carlos Alberto dijo...

Muy interesante el argumento y la foto curiosisima. Que nos coja por banda! vaya que si que corremos riesgos...

Un saludo

Pilar dijo...

(...)porque la vida en un momento desarbola las cosas y te deja tirado(...)
y la vida,en muchos momentos, te pone a personas maravillosas que te ayudan aunque ésta te deje tirado...
Gracias.

Myr dijo...

Quién como tú para ponerlo en palabras... quizás sea el momento de cambiar el rumbo...

Gabiprog dijo...

Intento imaginar que aquello de que 'a cada cerdo le llega su San Martín', es algo que siempre ocurre.

Antònia Pons Valldosera dijo...

La vida nos da sorpresas agradables y desagradables y algunas preferirías que no te las diera. Sólo falta que aparezcan los pandas o los asnos con pistolas.
Un besote.

Myr dijo...

pero como duele....

elisa...lichazul dijo...

pandas pandillas
los hay y en toda ciudad capitalísta
no hay fronteras que las puedan detener...

besitos profe

María del Carmen dijo...

LA VERDAD QUE EN LA ESCUELA DE LA VIDA TODO ACECHA, LOS PELIGROS NO FALTAN... Y LOS RIESGOS TAMPOCO.

Y LAS PANDILLAS NO ES AJENO A LOS TIEMPOS CONTEMPORÁNEOS.

PERSONALMENTE ME DUELE VER TAN DESORIENTADOS A TANTOS DE TANTOS.... ME DUELE HASTA EL TUETÁNO!

POR ESTOS LARES TENEMOS UN REFRÁN QUE VIENE AL CASO Y DICE ASÍ:

" A CADA CHANCHO-(CERDO) LE LLEGA SU SAN MARTÍN...

LE LELGARÁ.... SOLO DIOS SABE COMO Y CUANDO, PERO MIENTRAS... QUE DIOS PRODIGE AYUDA.

MUY BUEN POST QUE INVITA AL DEBATE Y A LA REFLEXIÓN ACERCA DE UNA SOCIEDAD HUMANA ... QUE VA... A DÓNDE?

En otro orden

Dejo mi huella agradecida por otroras visitas, y abriendo las puertas de mis casas para tu llegada en calidez y cariño, aromatizada en paz.

Marycarmen
www.walktohorizon.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
newartdeco.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com

Jan Puerta dijo...

Algunas reflexiones deberían de hacernos reír. Pero la realidad suele traernos lágrimas secas y ganas de coger alguna que otra pistola aunque solo sea en un momento puntual de nuestra existencia. Menos mal que no somos eternos.
Un abrazo

MariluzGH dijo...

No existe arnés lo suficientemente fuerte para mantenernos sujetos cuando el andamio se tambalea...
Siempre seguimos necesitando el cordón umbilical. Lo malo es cuando el panda con dos pistolas está al otro lado de ese cordón.

dos abrazos y un beso

Anónimo dijo...

Cuidado con los pandas con pistolas y los lobos con piel de cordero. Isabel.

blogochentaburgos dijo...

excelente post Pedro

Merche Pallarés dijo...

Somos nososotros y nuestras circunstancias... No hay vuelta de hoja. Besotes existencialistas, M.

Mª Antonia dijo...

Querido Pedro:
La vida a veces resulta la peor enemiga, la más traicionera, la más rastrera... Otras veces, nos hace la pelota para que la sigamos considerando maravillosa.
Quizás todo está dentro de nosotros.

Un abrazo.

LIGEIA dijo...

Es que muchas veces nuestra seguridad depende de otros hilos que ni siquiera vemos aunque sabemos, y que a veces rompen sin que tengamos culpa, como los hilos del poder económico que maneja todos los hilos posibles y para no perder su seguridad si tiene que cortar los nuestros, los corta aunque caigamos del andamio. Somos marionetas en un teatrillo en el que a veces, incluso nos creemos dueños de nuestras vidas.

Y en lo personal, quizás entreguemos esos hilos voluntariamente o nos los entreguen, pero tampoco esto nos garantiza que no se vayan a romper o enredar un día de estos, aunque puede que aquí, algunas veces si que hayamos contribuido...

Con todo lo anterior, es difícil controlar tanto el arnés como la red de seguridad, aunque intentemos dar los pasos correctos, unas veces porque no lo contralamos nosotros, otras, porque
no hemos sabido atarlos adecuadamente. En fin, que esto es un tema tan amplio que da para muchas entradas más.

Un abrazo y muchos ánimos,

Aldabra dijo...

pues como tantas otras veces, tienes toda la razón.
nuestra vida siempre pende de un hilo.

biquiños,

jg riobò dijo...

La vida es un vehículo que te traslada a otro lugar, no más.