domingo, 28 de marzo de 2010

Monólogo de soledad y tiempo


La soledad es siempre de quien mira: y aprieta en la boca del estómago.

24 comentarios:

María dijo...

Pero qué solo se pueden encontrar uno entre tanta gente esperando al tren o al metro, es como sentirse un puntito entre un universo.

Un beso.

fernando dijo...

muchos están solos, rodeados de gente.

un abrazo.

Antón de Muros dijo...

¡Qué alto precio por mirar!

Un abrazo.

Antón.

Merche Pallarés dijo...

Al final solo somos avellanas... Besotes solitarios, M.

Juan Luis G. dijo...

La soledad es la unica mujer que conozco que es puntual.

Conchita dijo...

Opino lo mismo que Juan Luis. Saludos.

Myr dijo...

La mirada del otro y el abrazo desaprieta.

Un Abrazo dialogado.

impersonem dijo...

Supongo que la soledad es un estado o sensación que busca compañía...

... y supongo que en esta situación las cosas no se ven lo mismo desde la mirada distante y prejuiciosa que desde la conversación cercana.

Abrazos.

Rolando Santini dijo...

no digas nadie...
porque siempre la ausencia
tiene nombre.

SAUVIGNONA dijo...

muchas veces la soledad acompaña...


besines pedro

que tengas una linda semana
:) sauvignina

Asun dijo...

Si quien mira se encuentra con la mirada del otro la soledad deja de ser tal. Por eso miremos frente a frente a los ojos.

Un beso

Kety dijo...

Buen momento para conocerse a si mismo- como dice don Quijote.
Un abrazo

Silvia_D dijo...

A mi me aprietan otras cosas ;)
y grito ¡¡MEJOR SOLA QUE MAL ACOMPAÑADA!!
Besitos, Pedro, guapo!!!!

Silvia_D dijo...

Me ha encantado eso de que somos avellanas, Merche, pero confieso que no lo entiendo, cariño jajajaaja
Muaaaaaaaaa

elisa...lichazul dijo...

la soledad nos muerde los talones y nos lame la mano a diario

besitos profe
certero siempre en sus observaciones

Eva- La Zarzamora dijo...

Quizá porque la soledad es un tiempo detenido y tal vez todavía no hayamos aprendido cómo debamos esperarla.

Un abrazo, Pedro.

Luis Antonio dijo...

Algunos dicen que es en la soledad donde se sienten menos solos y otros más pesimistas aseveran que soledad y vejez van de la mano...

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Y nos revienta en la garganta, Pedro, es la Soledad la que nos deja mudos...

Besos
Marian

BIPOLAR dijo...

Ahora es cuando entra la ardilla se limpia de un bocado todas las avellanas y deja la del gusano.

-¿Ves cómo está sola?

Por podrida y gusarapa

pancho dijo...

Qué solo se va el que mira cómo se aleja el tren los domingos por la tarde.

Una pastilla y acostar, mañana amanecerá con la luz y claridad de los 36.5.

jg riobò dijo...

La foto es extraordinaria.
Muy cinematográfica.
La soledad la llevamos en el alma.

XuanRata dijo...

Sin embargo esta foto de algún modo desmiente la soledad.

Gabiprog dijo...

Los sabores son distintos cuando el plato es solo para uno.

Aldabra dijo...

pues sí que es verdad que todo depende de la mirada de cada uno... aún así, las estaciones siempre parecen lugares solitarios, aunque ese uno vaya acompañado.

biquiños,