viernes, 27 de noviembre de 2009

La luz que esconde (paradoja).


En la Historia del ser humano, las víctimas han sido arrojadas a las sombras: millones, más allá del círculo en el que miramos.

-Fuera.

Cuando se escribe con luz intensa, el color de la sangre se esconde en la ceguera. Por eso, a veces, conviene amortiguar la luz y buscar en la penumbra de los márgenes. Para hacer justicia.

31 comentarios:

Jesús Garrido dijo...

La víctima siempre ha sido la gran olvidada de los sistemas legales.

Uf, cuando hablas de millones en víctimas me vienen a la memoria imágenes de holocaustos.



Saludos.

Francisco O. Campillo dijo...

A quienes nos gusta la fotografía, a veces nos toca entornar los ojos para ver "otra luz". Pues eso.

María dijo...

Siempre son las víctimas las que son arrojadas a la oscuridad, al abismo, ¿y qué pasa con ellas? ¿acaso se hace justicia?

Un beso.

moderato_Dos_josef dijo...

Así es las víctimas se arrojan donde nadie las vea: anónimas, violentadas, desgajadas...ése es el final de tantos seres humanos. Y puede ser tal vez el nuestro... Esperemos que no. La vida es inmisericorde...
Abrazos!

marga dijo...

Pero resulta que los dictadores, los visionarios, los señores de feudos diversos suelen olvidar que el tiempo se encargará de apagar también su luz y sumir su reino en la sombra.

Myr dijo...

En efecto, en la penumbra de los màrgenes debo reconocer que la miseria del otro da cuenta del fracaso de mi historia como ser humano. Soy yo el culpable. Nadie màs.

Fernando Portillo dijo...

Por eso yo siempre uso para escribir lámparas de neodimio, que son las que utilizan en las carnicerías para resaltar el color rojo de la carne y de la sangre. No quiero que se me camufle ni una sola gota de hemoglobina derramada contra la voluntad de su dueño en la sombra

Silvi (reikijai) dijo...

“… la esencia humana -no la naturaleza humana en general (que no existe) ni la suma total de cualidades y defectos de un individuo, sino la esencia de quién es alguien- nace cuando la vida parte, no dejando tras de sí más que una historia" (La condición humana, Hannah
Arendt)...Es algo que lei,despues de la muerte de papa ...tu foto y escrito,me lo disparo. Lindo fin de semana... besitos.Silvi.

Merche Pallarés dijo...

Demasiadas víctimas por doquier. Demasiadas... Besotes justicieros, M.

Camille Stein dijo...

penumbra, márgenes de luz donde nunca brotará el olvido...

saludos

Ele Bergón dijo...

Y es que es en lo oculto donde se esconde la verdad.

Un abrazo

Luz

Ele Bergón dijo...

-Los sucesos lo dirán, Sancho- respondió dn Quijote-; que
el tiempo, descubridor de todas las cosas, no se deja ninguna que no la saque a la luz del sol, aunque esté escondida en los senos de la tierra...

El Sanchico

El Ente dijo...

Y nosotros también somos victimas...

Un abrazo y buen finde profe!!!

BURGOSPEDIA dijo...

Dicen que el medievo fue la edad más oscura y tenebrosa, que después vino el renacimiento con su luz creadora, pero, ¿en qué época estamos ahora?, mucha luz cegadora , pero mucho fuego fátuo y de artificio también. Al final ¿qué habrá? ¿Luz? ¿tinieblas?

Gabiprog dijo...

Desde un pedestal, con un atril delante, no es fácil ver víctima alguna.

Buen fin de semana.

Myr dijo...

Soy yo el culpable. Nadie màs, pues en cada una de las 16 estaciones de este Via Crusis, me encuentro a mi mismo en cada margen, casa de rio, puente, escalera descendente, calle como casa, pies llagados, mochila, esquina atormentada, corazòn marchito, esfuerzo por salir de allì, caja de cartòn, mùsica, despojo, puerta clausurada o margen violento. Me encuentro a mì mismo y me averguenzo.

Myr dijo...

PD= Lèase Via Crucis, Vale

Myr dijo...

PD: lease Margen QUE violento. Vale

Antonio Aguilera dijo...

Nuestro àrbol de la vida no conocerà màs primaveras

Isabel Huete dijo...

A las víctimas se las puede relegar a la oscuridad, se puede intentar echar miles de sacos de tierra sobre ellas, alzar edificios sobre sus esqueletos, crear frases oblícuas sobre sus nombres; se puede intentar todo pero al final la memoria no desfallece y la luz vuelve a brillar para, como tú dices, hacer justicia. Toda esa sangre derramada es el combustible que alimenta la llama.
Preciosa entrada.
Besos grandes

Anónimo dijo...

Lo cierto es que nunca ha habido ni hay justicia para tanta injusticia, es demasiada y muchas veces desconocida. Un beso Isabel.

pancho dijo...

Buscaron en el círculo que miramos y no encontraron. Quizás ya debieran dejarlos en paz. En este país estamos empeñados en no dejar sin faena a los enterradores.

fernando dijo...

la historia siempre ha sido escrito por los ganadores y han sombreado muchas luces que deberían haber brillado. un abrazo.

jg riobò dijo...

A veces se prefiere la sombra por acogedora.
Foto excelsa.

Sandra García dijo...

Hace poco leí el libro de Bernard Schlink "El Lector". La entrada me ha recordado mucho el tema del libro. Justicia.

Kety dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kety dijo...

Buenos días Pedro, tras unos días de descanso, de nuevo a la rutina.

“El verdadero poder siempre está en la sombra”. Rosa Montero:

¿Algún día, serán ellos las víctimas?

“El peor ciego es el que no quiere ver”. José Saramago


¿Algún día, serán ellos las víctimas?

Un abrazo

elisa...lichazul dijo...

la luz en la penumbra...es cierto
la luz nunca se extingue

besitos lumínicos profe
felíz domingo

Silvia_D dijo...

Las cunetas están llenas de ellas, pero las ignoramos... es más cómodo.

Silvia_D dijo...

Esta foto... es... no sé. Me gusta mucho!!

Aldabra dijo...

pues la verdad es que cuanto más leo este "pensamiento escrito" más cosas me dice.

biquiños,