lunes, 29 de junio de 2009

Una siesta, retrato de Cornelivs leyendo el Quijote y noticias de nuestro Quijote


El final del capítulo de la semana pasada, nos ofrece una muestra más de la atención de Cervantes por los detalles cotidianos, que dan un toque especial a la narración. Hemos visto esto mismo en otras ocasiones y ya sabemos que su uso e debe a un doble motivo. Por una parte, alejan el relato del modelo parodiado, las novelas de caballerías; por otra, dan una visión costumbrista de su época y realismo a lo contado. Cervantes muestra, en estas ocasiones, no tener prisa por la acción y se demora en cuestiones que pueden parecer superfluas pero que no lo son cuando se pretende dar concreción humana a la historia: todos nos reconocemos en estas pausas en las que aparecen detalles que realzan la mirada cervantina.

Es un ejemplo perfecto lo que sucede en este tercer capítulo de la Segunda parte. El diálogo se ha alargado demasiado y podía fatigar al receptor y desequilibrar la extensión normal de cada capítulo y ya sabemos que Cervantes había descubierto, en un momento determinado de la Primera parte, las virtudes de la ordenación por capítulos y lo que valía, para despertar la curiosidad del lector, dejar la narración suspendida.

Así construye el diálogo para que su continuación recaiga en Sancho Panza puesto que Sansón Carrasco le pide explicaciones sobre el hurto del asno y el destino final de los escudos de la maleta encontrada. Es en ese momento cuando introduce motivos que parten de lo más cotidiano: por una parte, Sancho debe aplazar las explicaciones porque desfallece (ya nos dijo Fernando Portillo que muy posiblemente sea una de las primeras descripciones literarias de una crisis de hipoglucemia aplicadas a la estructura de un relato); por otra parte, Sansón Carrasco acepta la invitación de don Quijote para quedarse a esperar al escudero. Y la espera la dedican a la comida, para lo que deben añadirse dos pichones al banquete, y a la siesta. Curioso detalle éste, ahora que nadie invita a domir la siesta a un amigo.

Cornelivs se retrata leyendo reposado el Quijote

A mi querido Cornelivs y su constancia quijotesca le dediqué en su día una entrada, como recordaréis. Fiel lector de la obra y seguidor de esta locura, me remite ahora un retrato quijotesco que habla bien de su forma de enfrentar la vida. Como veréis, en la imagen todo respira paz y cercanía. Es como si la escena estuviera preparada para llegar y sentarse tomando un café juntos para hablar de Cervantes o de cualquier cosa que surgiera al hilo de la conversación.

Os animo a mandarme imágenes que reflejen la iconografía cervantino-quijotesca o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la información posible sobre Cervantes y el Quijote. Sobre todo me gustaría publicar imágenes no usuales, aquellas de pequeños lugares.

También os pido que me remitáis autorretratos quijotescos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.


Noticias de nuestro Quijote

Antonio Aguilera no puede participar esta semana por cuestiones familiares. Le esperamos en cuanto pueda hacerlo, por supuesto. Y que no se escapen ni Ojito ni Óscar.

Abejita ha publicado una interesante imagen que une dos nombres que nos hacen mejores: Cervantes y María Zambrano. Después, comenta el capítulo de esta semana fijándose en el monólogo dubitativo de don Quijote. No os perdáis las imágenes de sus entradas, por supuesto. Finalmente, Sanchico, vía Ele Bergón nos cuenta algo más que interesante sobre el destino de los famosos escudos...

Ele Bergón ha publicado un buen reportaje gráfico en el que muestra imágenes de la madrileña Calle de Cervantes y su entorno, bien literario. No os lo perdáis.

Pancho enfoca de forma excelente estos capítulos, al demostrar la funcionalidad de Sancho para romper el estatismo de la situación que hubiera marcado dejar todo en manos de don Quijote, que se encuentra recuperándose en su habitación.

Jan Puerta publica un análisis que nos pone ante una de las cuestiones esenciales de este capítulo: cada uno de los que participan en la conversación propone su propio acercamiento a lo que sucedió en la Primera parte, pero sumando los tres nos darían un relato un tanto diferente, como sucede con su mirada sobre Rocinante.

Manuel Tuccitano centra su comentario en la figura de Sansón Carrasco, sus claves y su necesaria incorporación a la obra para que ésta avance. No os perdáis las dos imágenes (moderna y antigua) que aporta a nuestra colección.

Desplazados, en su última entrada, nos regala otra imagen quijotesca: un guardamecí cordobés excelente.


Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl Urbina : Primera parte y Segunda parte.
Enlace con el blog construido por Manuel Tuccitano expresamente para esta lectura y que puede considerarse un agregador con los enlaces de todos los blogs participantes de forma regular, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook, aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada, aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

21 comentarios:

BIPOLAR dijo...

¡Por fin, alguien que enseña hasta el jilguero!... Mucha planta de inapreciable hoja y una muy buena edición de El Quijote...

Ciertamente, lo de invitar a comer hoy en día a alguien ya está complicado, pero lo que cuesta imaginar es dormir la siesta abrazándolo en el sofá de casa.

Lo de Fernando Portillo fue muy sagaz. ¡Pillastre! iba un capítulo por delante...

Merche Pallarés dijo...

A mi me ha llamado la atención esa cruz en la manga de la camiseta de CORNELIVS. Me suena a símbolo de algo. ¿Se puede saber qué es? Besotes, M.

para Merche dijo...

Cruz de Hierro?

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

me agradaría ver este verano a mucha gente leer "El Quijote" en la playa o en la piscina ;)

un abrazo.

Silvi (reikijai) dijo...

Merche...Si no estoy equivocada, es la cruz de los templarios… muchos caballeros y órdenes religiosas portaban en sus ropajes como símbolo de distinción, roja los templarios, blanca los hospitalarios y negra los teutónicos. En estos últimos derivaría en la cruz de hierro. (tipos de cruces)
La Cruz Paté es una cruz que abre sus extremos a los cuatro puntos cardinales: Norte, Sur, Este y Oeste, es una cruz que se abre al mundo, al universo.
Los brazos iguales de la cruz nos recuerda a los cuatro evangelistas, a las cuatro estaciones y a los cuatro elementos básicos de la vida: Aire, Tierra, Fuego y Agua. La Cruz Paté deriva directamente de la Cruz Celta que representa los tres mundos celtas: Abred, Gwenwed y Keugan. Cruz Paté deriva también de la vieja rueda druí¬dica el Crismón de ocho radios. Este sí¬mbolo, el Crismón, evoca el inicio, los ciclos (la serpiente que se muerde la cola) y es también un sí¬mbolo solar que tiene su máxima expresión en los resplandecientes rosetones de las Catedrales e Iglesias de origen Templario. (Dragones del sur)..Espero que te sirva. Besitos.

elena clásica dijo...

La impresión de naturalidad, de actualidad, momentos tan cotidianos como estos ataques de hambre o crisis hipoglucémica, van tejiendo la obra maestra.
Besitos.

Cornelivs dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cornelivs dijo...

Enormes gracias, mi querido amigo Pedro. Un enorme abrazo.

Me permitiras, mi estimado Pedro, que aclare las dudas de Merche Pallares.

¡Hola Merche! Jajajaj... me ha sorprendido mucho tu duda...!
Veras, te explico. La Cruz es un simbolo Chopper, de moto Custom. No tiene nada que ver con politica. Lo podeis ver tambien en mi entrada enterior "Recien salidas del horno".

En fin, si sigues mi trayectoria e mi blog, y has leido como me pronuhcio sobre todo, no tendrás ninguna duda...! Operibus credite, et non verbis, que diria el embajador del Duque al cura y al barbero, pronto llegaremos.

:)
Saludos...!

Cornelivs dijo...

Por cierto, verás que en mi cabeza tengo un pañuelo negro. En el frontal tambien destaca esa misma cruz, con las letras Choppers, palabra motera por escelencia. En google podras localizar información.

Reitero mis saludos...!

Silvi (reikijai) dijo...

Pedro.Muy buenas todas las entradas…
en cuanto a nuestro querido amigo en
común…pero tiene algo negro en la
cabeza … vi una foto en la entrada de
ayer en su blog … me hizo recordar a
Telly Savalas; en "Kojak"… No tengo
dudas que ese es el lugar favorito de
su casa, un patio/escritorio muy
Quijotesco… esa remera con la
Cruz de Hierro… muy teutónica.
Aunque debe tener algo que ver
con Linda… acá se llaman motoqueros…
allí moteros … o algo así. Besitos. Silvi.

São dijo...

Tens razão acerca da foto: dá vontade de nos sentarmos e passar um bocado em amena conversa.

Feliz semana, Pedro.

pancho dijo...

Cervantes cede al deseo de protagonismo de un S que no quiere ser segundo plato de nada ni de nadie. Observamos cómo se está constantemente reivindicando. El autor utiliza al escudero para proporcionar viveza a los diálogos, hay un momento que Sansón le tilda de catedrático por el buen criterio expuesto en la opinión.

Parece detectarse más ritmo narrativo en esta segunda parte, veremos si se mantiene.

Recuerdo perfectamente la entrada con la referencia a Cornelius y su máquina de escribir. Increíble. Mecanografiar el Quijote con 12 años debe de figurar en algún tipo de record. Ahora que, viendo lo que es capaz de hacer con un blog, aunque sea unos cuantos de años más tarde, no lo dudo ni un instante, me lo creo todo. Enhorabuena por el esfuerzo y afán desinteresado de compartir, de bloguero a motero.

Merche Pallarés dijo...

Bueno, bueno... ¡Gracias SILVI por tu explicación tan esotérica! (Me ha gustado mucho mas que la de CORNELIVS que dice que es de moteros "choppers"...) Creo que es como tu dices, querida SILVI, de ¡los templarios! Eso de "operabus credite, et non verbis" no va conmigo. Lo siento. Gracias por vuestras explicaciones, queridos, pero me quedo, como he dicho, con la de SILVI. Besotes, M.

Cornelivs dijo...

Os dejo el enlace sobre la cruz de malta de los choppers, por si quereis mas información.

http://www.google.es/search?hl=es&rlz=1G1GGLQ_ESES273&q=choppers&btnG=Buscar&meta=lr%3Dlang_es

Un cordial y afectuoso saludo para todos.

Selma dijo...

Lo que dan de sí las siestas...;-)

Un deporte muy de aqui y que no practiqué hasta venir a vivir en este País.. y que encanta, todo sea dicho...
Este pañuelo pirata disimula lo que ya conozco por haber viajado este finde...en moto...

Pedro.. este protagonismo creciente de Sancho me está gustando mucho , incluso mejora considerablemente su modo de expresarse.. pero eso es del siguiente capítulo.. con su esposa..

Besos.. Muchos, Pedro.

Myr dijo...

hahahha muy linda la pinta motera del Cornelivs Quijotesco y descanzado! Que ganas de colarsele a esa cocina y tomar ahi una cervecita!

Carinios vikingos para todos!

Myr dijo...

PD cocina o terraza o patio o lo que sea...

Juan Luis G. dijo...

Caramba, Cornelivs, sí que se te ve enfrascao en la lectura... ;-)

A mí me parecen deliciosos esos detalles costumbristas que intercala de vez en cuando Cervantes. Es realmente como si hiciésemos un pequeño viaje en el tiempo.

Saludos a todos

Juan Carlos Lozano dijo...

que importa lo que lleve puesto?

eso no lo entiendo ¿es que acaso el hábito hace al monje?

un abrazo
juank.

Jan Puerta dijo...

Excelente capitulo para que nos preparemos a lo que viene y en caso de no haber leído la primera parte... que la leamos.
Quien dijo que el motero solo lee revistas de motos donde las chicas van ligeras de ropa?
Cornelius acaba de cargarse otro mito. Cachis!
Un abrazo amigos

Aldabra dijo...

me encantan los autoretratos, son muy originales y entrañables... el de hoy es divertido, con la figurita en frente para crear ambiente... ha sido una idea estupenda.

biquiños,