lunes, 1 de junio de 2009

Las dos partes del Quijote y noticias de nuestra lectura


Al enfrentarnos ahora con la lectura de la Segunda parte del Quijote, debemos tener en cuenta que, entre la primera y la segunda, pasaron diez años (1605-1615). Aunque muchos lectores leyeran o releyeran la Primera parte cerca de 1615, la expectación causada en 1605, habría dejado un poso que se manifiesta en la consciencia de la popularidad que tiene el propio personaje a lo largo de la Segunda parte.

Por otra parte, para completar la contextualización, debemos apuntar que, antes de la Segunda parte cervantina, se había publicado en Tarragona, en 1614, el Segundo tomo del Ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, obra de un tal Alonso Fernández de Avellaneda (pseudónimo bajo el que se esconde un autor cuya identidad es aun debatida por la crítica), que también fue muy leída. Trataremos este asunto en su día.

No sabemos si la Segunda parte se concibe antes o después de publicada la Primera, pero sí que se redacta con posterioridad a la noticias de su éxito. Todo esto influye en Cervantes a la hora de redactar la continuación y provoca un tratamiento de la materia narrativa diferente. Probablemente, Cervantes se tomara la redacción de la Primera parte como un ejercicio de escritor que, al verse apartado de la gran fama literaria, quería dejar constancia de su dominio sobre casi todas las modalidades narrativas del momento para intervenir, con el ejemplo, en los debates sobre el género novela y proponer una salida a través de la narrativa realista. De ahí que, en muchos momentos, la inserción de historias podamos tomarla como el trabajo de alguien que quiere hacerlo todo porque no sabe si podrá hacer más después -por edad, por su situación en la corte literaria, etc.-. El resultado fue una obra maestra pero no exenta de errores y defectos, no todos achacables a la imprenta, como hemos visto.

Al enfrentarse con la redacción de la Segunda parte, Cervantes ya no sentía la urgencia de verse reconocido, porque cada día le llegaban noticias del éxito, sino ante el vértigo del escritor que debe continuar una obra de este tipo. En primer lugar, descarta la construcción de la Segunda parte como un relato que hilara historias intercaladas a la manera en la que lo había hecho en la Primera. Porque ya lo había hecho, porque ya era consciente de forma plena de la dimensión que habían adquirido sus protagonistas y todo su potencial interior de crecimiento y porque era una consecuencia lógica de la lección de la Primera parte el que la continuidad discurriera por la senda de la fórmula narrativa propuesta como la más válida para reflejar el mundo contemporáneo.

Esto no quiere decir que en la Segunda parte no haya historias intercaladas, sino que se introducen (casi siempre) de otra manera, más natural, más al hilo de los acontecimientos de los protagonistas. Por otra parte, la historia debe centrarse ya en Don Quijote y Sancho y su camino por la España del momento: el viaje mismo, incluso, debe ser más largo en el tiempo y en el espacio. Ambos personajes evolucionan de una forma más marcada a como lo han hecho en la Primera. Y su viaje sirve a Cervantes para tocar temas de gran interés para comprender su mundo de forma más explícita a como lo había hecho en 1605. Si en la Primera parte veíamos el mundo a partir de la historia reciente y de estatismo de las situaciones en un microcosmos como los pocos quilómetros que separan la aldea del lugar más lejano al que llegó el hidalgo, en la Segunda parte se nos muestra una España del momento en una dimensión mucho más amplia. Todo ello entreverado, por supuesto, de un alto componente de debate estético: en este sentido, todo el Quijote no es más que una novela de cómo se hace una novela según la perspectiva cervantina. Esto se ve con mayor claridad en los capítulos iniciales de esta Segunda parte, pero también cuando los personajes descubren que anda por ahí un don Quijote impostor.

Estas diferencias han provocado que no siempre gusten por igual una u otra parte y que los lectores tengas sus preferencias. Son algunas de las claves con las que abordaremos la lectura de la Segunda parte, a la que os invito.

Recordad que comenzamos la lectura de la Segunda parte el próximo jueves día 4, con el comentario del Prólogo y la Dedicatoria.

Os animo a mandarme imágenes que reflejen la iconografía cervantino-quijotesca o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la información posible sobre Cervantes y el Quijote. Sobre todo me gustaría publicar imágenes no usuales, aquellas de pequeños lugares.
En cuanto a los autorretratos quijotescos, ya sabéis que volverán, así que podéis seguir mandándomelos, que no tardaré en publicarlos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.



Noticias de nuestro Quijote.


Merche tira del humor negro, muy oportuno, para celebrar nuestra lectura y publica la esquela de un tal Cervantes pagada por su viuda, Francia Castilla...

Abejita, gracias a Silvia Camacho, nos da cuenta de la Calle de Cervantes en Campo Real, que antes se llamaba Mártires de la Cruzada. Evidentemente, la Calle -y Campo Real- han ganado con el cambio. A ambas debemos también imágenes de la Calle de Don Quijote de La Mancha, en Arganda del Rey. La colección aumenta. Infatigable, después Abejita nos ayuda a desentrañar algunas de las claves de la vida de Cervantes, en este caso, de 1584.

Alatriste ha escrito una magnífica entrada sobre el capítulo 49 y varios datos de la conversación entre Don Quijote y el canónigo. Aclaratoria, sin duda alguna.

Manuel Tuccitano publica una entrada en la que da cuenta de lo acontecido a Cervantes entre las dos obras y varias circunstancias de su vida que aclaran la forma en la que afrontó la segunda parte.

Jan Puerta comienza a leer los Preliminares de la obra y comenta con acierto la dedicatoria al Conde Lemos. Además, publica dos imágenes que aumentan nuestra colección.

Pancho nos ofrece la documentación de la conmemoración del tercer centenario de la muerte del autor e ilustra su entrada con la placa que lo refleja. Entrada útil y curiosa.

Myr ha publicado una entrada con una excelente contribución a nuestra lectura: el análisis de los capítulos 1 a 36 de la Primera parte desde la perspectiva de que el relato nos muestra las variantes de la narración del amor. No os lo perdáis porque es un texto muy clarificador.

Juan Luis G. aumenta nuestra colección de imágenes cervantinas: Calle Cervantes de Mérida, Hotel Cervantes y una información sobre un videojuego de Don Quijote que yo desconocía. Una buena aportación.

Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl Urbina, aquí.

Enlace con el blog construido por Manuel Tuccitano expresamente para esta lectura y que puede considerarse un agregador con los enlaces de todos los blogs participantes de forma regular, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook,
aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada,
aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

31 comentarios:

fernando dijo...

Ya llegamos a la segunda parte. Seguiré disfrutando con vuestros posts quijotescos. Un abrazo.

BIPOLAR dijo...

Ya estoy deseando oír el pistoletazo de salida.

Me parece muy interesante la intromisión del plagiador aprovechado y la argumentación de su historia para continuarla y dar otro término a los personajes.

¿pudo tratarse de espionaje literario? El uno en 1614 y el otro en 1615. Una obra así no se escribe en un año... (cuenta cuenta)...

¡¡Diez años de diferencia!! qué santa paciencia..

Hernando dijo...

A esto yo lo llamo arar e ir preparando la tierra para tener una buena cosecha, es decir preparar el terreno para una buena entrada a la lectura de la segunda parte del Quijote.

REIKIJAI dijo...

Pedro...Me das tiempo para recueprarme,terminar de preparar el cumple de mis mellys(19)...y recibir a"Mama"viene de Brazil,para los festejos...Cuenta conmigo.Besitos Silvi.

Selma dijo...

Sea quien sea el autor del "Segundo tomo del ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha", Avellaneda, Pasamonte o ... Lope de Vega... Cervantes nos dice al referirse a él: " ..con su pan se lo coma y allá se lo haya" ..

Y asi lo haremos Pedro, a por "Nuestro" Don Quijote de la Mancha, y don Miguel...

Un beso de una Nómada embarcada con gusto en estas locuras..

BIPOLAR dijo...

MIRA PETER, MIRAAAAAAAA....
http://www.elpais.com/articulo/cultura/Terry/Gilliam/vuelve/Quijote/elpepucul/20090601elpepicul_1/Tes

después de diez años... jo...
pero que rectifique por favor, DQ debe ser Jhonny Depp.. Voy a escribirle una carta al director...jejejeje

Cornelivs dijo...

Estoy muy ilusionado y deseando de comenzar la lectura de la segunda parte, que como ya sabes, Pedro, es mi preferida, con diferencia.

Un abrazo...!

Merche Pallarés dijo...

He estado dando vueltas al tema del "Lazarillo de Tormes" que fue escrito por un anónimo, y me he preguntado ¿no sería el mismísimo Cervantes quien lo escribiera? No sé porque pero este tema me está sorbiendo los sesos últimamente.
De los enlaces solo me falta leer a ALATRISTE, lo cual lo voy a hacer ahorita mismo. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

FERNANDO: allá vamos. Espero que todos disfrutemos.

BIPOLAR: Pudo darse, pero, como dices, no se improvisa: ni la Segunda parte de Avellaneda ni la de Cervantes pudieron escribirse un mes. Eso sí, la de Avellaneda tenía toda la intención de molestar a Cervantes. Si "Avellaneda" supo -lo que es muy probable- que Cervantes escribía la Segunda parte, sin duda se dio prisa para terminarla.
Eso sí: diez años con pluma y tinta...

HERNANDO: comencemos con buen pie.

REIKIJAI: puedes recuperar el tiempo después, sin problemas. Ya sabes que yo espero en las entradas pasadas. Besos.

SELMA: me agrada tu condición de nómada embarcada en esta aventura. besos.

BIPOLAR: ¡Cómo recuerdo el juego que nos dio esto! Sin duda, habrá más noticias de aquí a nuestro final. Y venga, al final conseguirás lo de Depp...

CORNELIVS: pues a disfrutarla juntos. Un abrazo.

MERCHE: querida Merche, es imposible, por razones de edad: demasiada precocidad sería la de Cervantes.
Besos.

Gracias a todos por vuestros comentarios. Un abrazo.

MAMEN... dijo...

jejejeje, me encanta retomar el Quijote, en esta segunda parte;)

BESITOOSS GUAPOOOO¡¡

Goathemala dijo...

Coincidimos, las historias que se intercalan parecen más naturales en la segunda parte. Me había releído el capítulo uno creyendo que se comenzaría desde ahí. La primera parte es para mí una obra maestra de oficio, en la segunda se consigue además, cómo lo diría, una especie de trascendencia. Los mismos personajes principales evolucionan mucho más que en la primera.

Mañana mismo "ataco" el prólogo.

Abrazos.

Jan Puerta dijo...

Ese tomo apócrifo es todo un misterio que engrandece aun más al propio Cervantes. Hace unos años, compre un ejemplar del Quijote cuyas tapas estaban cosidas al revés. Quien me lo vendió, me hizo el siguiente comentario (hay que tener en cuenta que en esos años había bastante polémica con el tema de los negros que escriben para los grandes autores)
El primer “negro” de la historia fue Fernández de Avellaneda quien después de hacer el trabajo, no recibió por parte de Cervantes la cantidad acordada y este desapareció con el trabajo, lo que obligo a Cervantes encerrarse y escribir como un poseso.
El libro lo compre en un mercadillo de Tarragona. ¿?
Un abrazo

pancho dijo...

Se publicó la segunda parte cuando ya contaba con 67 años, muchos para la época. Seguro que sentiría angustia al ver cómo cada vez quedaban menos de sus compañeros de quinta. En plena forma desde el punto de vista creativo, pero con prisa por terminar su escritura y poderlo ver publicado, sobre todo al ver que alguien escribía otras historias de sus personajes, diferentes a las que él tenía pensadas. ¿ Por qué se enfada tanto Cervantes con Avellaneda en el prólogo? ¿Era frecuente en la época que un autor continuara las novelas ajenas?

Veo que se van ampliando las aportaciones quijotescas, casi tanto como va disminuyendo el tiempo blogueril disponible en este final de curso.

La entrada de Myr sobre el erotismo y el amor en la obra, que parece tesis, para leer con calma.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MAMEN: retomemos. Besos.

GOATHEMALA: excelente apreciación. A por el Prólogo.

JAN: Hay incluso quien dice que el mismo Cervantes escribió también la Segunda parte falsa. Y quien dice que Cervantes ni siquiera es autor de su obra no porque utilizara negros, sino porque él era el mero propietario del nombre con el que firmaban otros. Y quien dice que Cervantes era el negro y quien se escondía detrás de Avellaneda se sintió molesto.
En esta espiral, lo que sale ganando siempre es la literatura. Quién sabe.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PANCHO: no era frecuente, pero no resulta extraño que alguien continúe una obra ajena. Se enfada por lo mismo que tú dices: porque sabe que ya no le queda mucho tiempo y teme que le roben aquello que le ha reportado alegrías al final de su vida. Y también porque se sintió atacado por aquel a quien atacó. Lo que suponemos, además, es que sabía quién era Avellaneda: imagínate si, además, conoces al ladrón y no puedes hacer nada...

Jan Puerta dijo...

Tienes razón Pedro… Por encima de la especulación esta la literatura. Así que a seguir leyendo y comentando.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Jan: a pesar de todo, detrás de lo que te dijo el librero que te vendió el ejemplar del Quijote hay toda una novela llena de sugerencias.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Hoy dia se dan todo este tipo de aprovechamientos...sacando similes de cualquier obra, para beneficiarse del tirón.

Aunque no ha y que desmerecer la versión de Avellaneda...le di un ojito...y no me disgustó...De todas formas comencemos con la segunda parte, seguro que nos depara muchas sorpresas...un abrazo

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda, normalmente me retraso en los comentarios, pero los míos del pasado domingo me adelanté comentando a esta suya del lunes.
Por lo que tengo poco que añadir sobre mis impresiones, todas basados en los pocos datos que manejo y las sugerencias que como imaginador supongo.
Lo que es evidente, sobre la polémica del Quijote de Avellaneda, es que gracias a su presencia, tenemos la segura existencia de la segunda parte de Cervantes, ya que en el prólogo de sus novelas ejemplares 1613 había previsto primero la publicación de Persiles*, y con la irrupción de la continuación apócrifa del escritor anónimo, le espoleó a publicar de urgencia la continuación y final de su Quijote y a retrasar Persiles, que nunca vio impresa.
Por otro lado, sin la hipertextualidad entre apócrifo y texto cervantino no se entiende bien la obra y también se perderían claves de lectura, en fondo y forma, y sin lugar a dudas, ganó Cervantes y el Quijote con ello y chupó al chupóctero almendrino y permitió chupando rueda lanzarse en la carrera y publicarlo.
Además yo creo que Cervantes gracias a estar ensimismado en la perfección de su bizantina obra, hace de nuevo, en el segundo Quijote lo que quiere y se inventa nuevos trucos narrativos que crearán escuela.
Concluyendo mis excesos y más allá de este tema, digo yo, que si en aquellos tiempos hubiesen existido Copyrights, derechos de autores y SGAE, seguramente no tendríamos 2ª parte del Quijote, ni hubiese tenido mayor incentivo nuestro manco en publicarla y quizás hubiese muerto con unos manuscritos de capítulos sin rumbo concreto de un Quijote inacabado por faltarle vida y sobrarle finales.

La propiedad intelectual sí, no a la copia también, pero el prohibir en exceso, ¡atención y cuidado!, porque en mi opinión en la literatura, los buenos genios sin letras pasadas donde beber y renovarse, jamás existirían.
Suyo, Z+-----

*Nota prólogo Novelas Ejemplares: "Tras ellas, si la vida no me deja, te ofrezco los Trabajos de Persiles, libro que se atreve a competir con Heliodoro, si ya por atrevido no sale con las manos en la cabeza, y primero verás, y con brevedad, dilatadas las hazañas de Don Quijote y donaires de Sancho Panza, y luego las Semanas del jardín."

lys dijo...

Me he leído el prólogo, mejor, así podré repasarlo después de leerte y seguro que le sacaré todo lo que por mi misma no veo. Con lo de Avellaneda, fuera quien fuera, no me sorprende que Cervantes mismo quisiera enterrar a su personaje, lo dejó a buen recaudo no fueran a sentir otros la tentación.

Cuando el jueves pases lista diré Presente! Dios mediante.

Un saludo.

Merche Pallarés dijo...

Sí, veo que Cervantes tenía siete años cuando se escribió El Lazarillo... ¡qué ignorante soy! Aunque Cervantes era un superdotado y adelantado para su época y aunque su edad física fuera de siete, su edad mental pudiera haber sido el doble o más y muy bien lo hubiera podido escribir... ¿Qué piensas? Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

Añado, no como yo que mi edad física es de 65 y mi edad mental de 13... Besotes, M.

Juan Luis G. dijo...

Hola Pedro.

Esta continuación apócrifa de El Quijote me recuerda al fenómeno fan-fiction, potenciado gracias a Internet, que consiste en que los aficionados a alguna obra literaria, cinematográfica, serie TV, etc... se dedican a escribir continuaciones, variaciones de las mismas o nuevas historias con los personajes.

http://es.wikipedia.org/wiki/Fanfiction

Muchas gracias por la referencia.

Un saludo a todos.

Señor De la Vega dijo...

Mi querida Merche, ¿si usted se ve de 13 años y adolescente? ¿cómo me verá a mí?
No creo yo tan precoz a Miguelito, aunque si teorías gusta que justifiquen que lo escribió Cervantes, hay una que afirma que un 'Cervantes' lo hizo. "Francisco Cervantes de Salazar", estudiante salmantino y futuro profesor de Osuna, rector de la Universidad de México y canónigo catedralicio.
Un beso mi niña, Z+-----

Antonio Aguilera dijo...

Pedro, no tenìa nada peparado para esta semana.
Encontrè unas palabras de Muñoz Molina en "Visiones del Quijote", y los trascribo.

Mañana nos veremos si las altas instancias lo permiten.

saludos

eva- lazarzamora dijo...

Pedro, hice mi maestrîa sobre la "Libertad en el Quijote", de la mano de Maurice Molho, gran hispanista a quien tuve la suerte de conocer y formar parte de su cîrculo en la Sorbonne. Muriô, y estaba ya muy enfermo, y "la gota" aquella enfermedad que contrajo y de la cual se reîa, por pensar que se la pasô aquel Siglo de Oro y se la contagiase Felipe II.
Después fue con Agustin Redondo con quien terminé mis estudios cervantinos.
Tengo muchas ilustraciones y textos crîticos al respecto.
Hay un libro que publicô en 1984 la Diputaciôn Provincial de Valencia exclusivamente sobre grabados del Quijote a través de las épocas, es una joyita. Lo que no sé es si lograràs conseguirlo.
De interesarte algo puedo escaneàrtelo y enviàrtelo. La bibliografîa expuesta es excelente y no he encontrado nada mejor.
La Segunda parte del Quijote, a mî me pareciô màs interesante, por la decadencia descrita, por el fracaso y la pérdida de aquella edad de Hierro, que ya se forjaba en la Cueva de Montesinos y en la parodia de los condes, en la que Alonso Quijano, màs cuerdo que loco, se negô de alguna manera a participar.
Te mando un abrazo, y sigue con estos temas tan apasionantes, yo disfruto muchîsimo con todos ellos.
Me mandé una entrada sobre la Memoria que me gustarîa que leyeses y me comentases, cuando dispongas de ganas y tiempo.

São dijo...

Gracias, muchas gracias!

besos , Pedro.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: en efecto. Una de las cuestiones que me planteo es qué hacer con el Quijote de Avellaneda en esta lectura. Es una buena novela. ¿La comentamos en una sola entrada y nos la quitamos de en medio? ¿Hacemos un paréntesis y la comentamos pormenorizadamente? ¿La comentamos al finalizar la Segunda parte del Quijote de Cervantes? Espero sugerencias.

SEÑOR DE LA VEGA: subscrizo de la a a la z su comentario, acertado en todo.

LYS: en efecto, Cervante no tuvo más remedio que matar a su hidalgo. Allí estaremos todos.

MERCHE: no desistes fácilmente... Besos.

JUAN LUIS: el Quijote, como sabes, ya lo provocó: hay varias continuaciones de la obra, e incluso precuelas, como se dice ahora. Saludos.

SEÑOR DE LA VEGA: amén.

ANTONIO: espero que no objeten nada en contra. Saludos.

EVA: tengo el libro al que te refieres. Qué lujo de maestros, querida Eva, qué lujo. De acuerdo.

SAO: a ti, querida amiga. Besos.

pablo miguel simón dijo...

Estoy entusiasmado, creo que ya lo sabes, con esta aventura. Lo que me pregunto es qué harás en verano, ¿seguirás haciendo entradas todos los jueves o te darás unas vacaciones en agosto?

Merche Pallarés dijo...

SR. DE LA VEGA ¡ya sabía yo que algun "Cervantes" lo había escrito! No estaba tan mal encaminada... Y, lo que pienso de vuesa merced, jovenzuelo, es que mentalmente está mucho más avanzado que su edad física. De hecho como todos los que participan en esta Acequía de nuestro querido y admirado profe PEDRO O.E. tan enriquecedora, excepto una servidora. ¡Yo sigo en mis 13! A sus pies, M.

Aldabra dijo...

no tenía ni idea de que entre una parte y otra transucrriesen tantos años... habrá que ver si encuentro diferencias en la lectura, de seguro que sí.

biquiños,