lunes, 13 de abril de 2009

Tierra de Campos


Perderse en Tierra de Campos es llenarse de paisaje. No son pueblos fáciles estos, pero hay algo que serena la mirada, curvada de horizonte. Solemos olvidar que quien salió de aquí no ha vuelto porque la ausencia de frontera lo ha llevado siempre hacia adelante, quizá por huir de su centro. Y con él viaja, para siempre, el silencio de verse ante la llanura, con el receloso paso del que busca el ligero valle de un regato al que alguien arrebató la hilera de chopos para que no fuera nidos de pájaros. Tierra siempre en la que los palomares perdieron la techumbre en la última tormenta. Pero tierra en la que caminar apenas unos minutos es enfrentarse, desnudo, al ocaso, porque aquí no hay donde ocultarse.

45 comentarios:

§♫*€lisa*♫§ dijo...

quien querrá ocultarse ante la maravilla de paisaje?
al menos yo no :=)

un abracito de luz con las mejores energías para este lunes

Myr dijo...

La ausencia de fronteras nos lleva hacia adelante, sin duda, a conquistar el mundo, buscando ciudades que en realidad "solo llevamos dentro, urbanizadas con la materia exacta de nuestros sueños y esperanzas"... recentrarse desnudamente y reconectarse con la tierra, solo puede hacer que ese ocaso sea esplendoroso, porque es genuino y puro.

Besos

Cornelivs dijo...

Debe de ser un bello paisaje, ya lo creo. Hay que visitarlo.

Pero, ¡hay tantos paisajes bellos que nos quedan por disfrutar, tantas bocanadas de aire puro por inhalar, y tantos sueños por alcanzar...!

(Hoy estoy poético)

;)

Un abrazo, Pedro.

Selma dijo...

Recuerdos de los campos de Castilla, me has traído Pedro, cuando de Burgos a León en agosto se veían los trigales acabados de segar y los sobrevolaban las águilas... extensiones y extensiones de campos... Gratos recuerdos, muy gratos.. y añoranza tambien...

Besos, Pedro

El Deme dijo...

Me gustan los paisajes castellanos de Valladolid y Palencia, los palomares de Villafáfila, los pueblos del camino de Santiago, los Montes Torozos, La iglesia de Villálcazar de Sirga es espectacular, es una buena tierra para visitar con calma, con solecillo y una gorra.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Aquí os espero a todos.
Abrazos,

Diego

São dijo...

Esta tua foto remete-me directamente para uma região portuguesa que muito amo: Alentejo.
Embora as casas não tenham nada a ver com as desta região, como me foi dado ver pelo teu enlace.
Uma boa semana, querido PEDRO.

Hernando dijo...

Es el paisaje que por primera vez vieron mis ojos, es el paisaje que siempre llevo dentro, ante una fotografía o un cuadro de la ancha Castilla, mi alma se agita, pero como no hay fronteras emigré a una ciudad gris en aquellos años, dónde no podía ver las estrellas y no podía jugar a encontrar la osa mayor, la menor o el camino de Santiago como lo hacía en mi pueblo tumbado sobre las parvas de una era.
Pero ahora me viene a la cabeza unos versos de Machado, se preguntaba dónde está esa Castilla que en otro tiempo sus mujeres parían capitanes y ahora es una tierra que tiene poco empuje, con sus tierras viejas, empobrecidas dónde es muy difícil sacar grandes frutos y muy explotadas a través de los años.

REIKIJAI dijo...

Pedro.Argentina tiene tanto verde,tanto campo...que cuando vas conduciendo.Debes tener cuidado el camino se hace monotono.Besitos. Silvi.

Nome Andrés dijo...

A quién habré mandado yo el comentario que escribí antes?. Decía algo así: La foto estupenda, fuera de normal: casi resulta convencional, con sus ovejitas y todo. Y el texto también me resulta estupendo, el mismo paisaje lo firmaría a modo de credencial. Tengo ganas de aosmarme un día a esas tierras. Más o menos es lo que decía en mi intento anterior. Un saludo.

impersonem dijo...

Mi tierra...

Saludos.

Alimontero dijo...

Hace poco anduve por Castellón (noviembre pasado) y varias pequeñas localidades que entre una y otra me dejó asombrada la cantidad de castillos, como leía que habia en esta "tierra de campos" y palomeras ya desaparecidas.
Ver esta imagen me trajo esos recuerdos. La mirada extensa, desde lo alto de alguna que otra colina me hacia apreciar tan bellos parajes como éste, querido amigo.
Gracias, muchas gracias por este regalo, como tus visitas a mi sitio.
Besos y una buena semana para tí!

Ali

BIPOLAR dijo...

Siento tierracamposfobia, cada vez que miro la mansedumbre del cereal y su horizonte uniforme que ahoga. Cuando traspaso las fronteras me acogen las montañas y las cotas a nivel del mar y el aire se vuelve fresco y puro.

BIPOLAR dijo...

el ADJUNTO nos persigue a ambos...

Merche Pallarés dijo...

Preciosa foto y bello texto. Me ha gustado mucho. Muchos besotes, M.

POETIZA dijo...

Es un bello paisaje y bellas tus letras. Besos, cuidate.

Juan Luis G. dijo...

Hola Pedro.

Mi padre es de Husillos (Palencia) y también debo yo llevar algo de esos mares en tierra.

Un abrazo.

marga dijo...

Hay algo descarnado en esas tierras, algo que huele a sequia, a escasez, a resignación.
Es el chillido de nuestros ancestros.

Paco dijo...

muy buena Pedro, y esas nubes flotando como si fueran ovejas hacen esa tierra aún maás grande, más tierra.

saludos

JESUS y ENCARNA dijo...

precioso lugar... y bueno, en la tormenta, queda la posibilidad de estirarse en el suelo bien pegadito a la tierra para pasar desapercibido a los rayos, el agua es lo de menos... casi me da más miedo cuando nos sorprende la tormenta en medio del bosque por ahí arriba en los Pirineos, que es por donde nos movemos... esos árboles que tanto queremos se convierten en nuestros enemigos...
Petonets
Encarna

Aldabra dijo...

Un texto impecable, Pedro, muy poético, como todos estos textos que también manejas.

No conocía ese lugar, ahora (consultado el enlace) ya sé algo más.

Gracias y bicos.

Pilar dijo...

paisaje castellano
trigo verde
trigo amarillo
extensiones
sin árboles
pero con paz
paz de horizonte
paz de mirar a lo lejos...
Una vez leí que no sé quién había dicho que los de Tierra de campos nos gusta el mar porque nos recuerda a esos campos de trigo.
Me siento de esta Castilla, totalmente.
Es mi paisaje preferido.
Una vez, una amiga argentina me dijo que le parecía la sabana africana.
No sé, pero es mi medio y me gusta.
Un abrazo, amigo Pedro.
Escribo luego existo?
No lo sé, porque mi blog está el pobrecito abandonado.

pancho dijo...

Tierras de pan llevar, de las que antes mantenían a las familias. Hoy ya sólo logran sobrevivir laboreando las de los que se marcharon. Magnífica combinación de colores y profundidad curvada en una primavera hosca, nada favorable.

begoyrafa dijo...

Qué distintas son esas tierras a las nuestras asturianas donde el horizonte sólo lo vemos si miramos al mar.
Un abrazo
Rafa

Gabiprog dijo...

A descubierto, contando las líneas que componen el paisaje, después los pensamientos que busquen la paz.
No, esconderse no.

Señor De la Vega dijo...

Mi querido Señor Ojeda, recién yo regresado, me sirva su entrada en comenzar la mía (que continuará en mi cueva).
Y enfrentado al Atlántico, olhe o mar y pensé en tierra de Campos.
Suyo, Z+-----

Maritornes dijo...

Me siento identificada con todo lo que dices, yo soy de los que no les frenó el horizonte y hace bastante que no vivo por allí.
Pero es mi tierra, ¡es tan ancha y tan seria Castilla!que todo eso se aprecia mejor desde el otro lado del horizonte infinito.

saludos, y gracias por estas reflexiones impagables.

XuanRata dijo...

No son pueblos fáciles, y tampoco, en contra de lo que pueda parecer, es fácil su paisaje. Hablas de ausencia de frontera pero, de hecho, a este paisaje tuyo una alambrada lo recorre de parte a parte. Y nosotros del lado salvaje. Hasta para recorrer la Tierra de Campos hay que ser hoy un poco saltarín.
Aquí, desde mi norte, a menudo siento nostalgia de las estepas castellanas: saber que lo que ves es lo que hay apacigua la mirada.

jg riobò dijo...

En mis ausencias largas del paisaje yermo, la vuelta es expandirse el horizonte, abrirse los ojos y la mirada; sentir que perteneces al páramo.

Rosa dijo...

Decía Machado: Ancha es Castilla, ancha y plana como el pecho de un varón...
Oh tierra triste y noble, / la de los altos llanos y yermos y roquedas,[...]".
Un abrazo.

El Profe dijo...

Fantástica descripción. No sólo retratas un paisaje físico, sino también una forma de ser y estar en el mundo (andar por el mundo, podríamos decir). Me he sentido identificado, retratado. Gracias por la foto...

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Cualquier paisaje español esta lleno de encanto, cierto que ese paisaje tiene mucho en común con la campiña andaluza (a la que pertenezco de nacimiento) pero sin olivos....

fernando dijo...

me recuerda a pueblos sorianos, al páramo castellano e inevitablemente me viene a la mente la obra de Machado titulada "Campos de CAstilla".

un abrazo.

lys dijo...

Caramba, qué agradable me ha sido entrar en tu espacio hoy!! Me he perdido por la Tierra de campos. Tanta historia me apabulla.

Muchas gracias.

Un abrazo.

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Borro el anterior comentario que quedó mal encuadrado jaja, lo copio aqui para encuadrarlo mejor:

Tierra de campos,
es Castilla,
tierra de buenas gentes,
tierra de bellos paisajes,
es la ancha Castilla
nuestra tierra.

Un beso.

Anónimo dijo...

No puede ocultarse el cuerpo, ni tan siquiera el alma. Muy bien escrito Pedro. Besos Isabel.

Silvia_D dijo...

Precioso, pero, me falta el mar en ese mar de tierra adentro.

Besos, Pedro :)

Fuentecillas dijo...

Hola Pedro:
Parte de mi famili vive en tierras de Palencia la cual visito siempre que puedo.
La pena es que en la foto no se aprecian bien el rebaño de ovejas( y algún corderillo) Ya sabes , los animalillos me gustan un montón.
Saludos
Fuen

azpeitia dijo...

Hermosa descripción Pedro...un abrazo desde azpeitia

j . dijo...

¿Es ésta tierra tan llana, fría y simple, sin variaciones sobresalientes, la que forja un tipo de hombres sencillos sin complicaciones, como los que vemos en las tabernas de sus pequeños pueblos, volcados en una inocente partida de cartas?

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas noches Pedro, por nada del mundo me ocultaria en semejante paisaje.
Siempre, buscando horizontes nuevos, los viejos... sigo intentandolos comprender.
Abrazos a campo abierto.
Jesus

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hola a todos: Tierra de Campos es un paisaje muy querido. Aunque soy de ciudad, este es mi paisaje, el que llenó de ojos mis primeros imágnes y con el que más que identifico.
Tierra a punto siempre para ser abandonada y no retener a sus hijos...
Gracias a todos por vuestros comentarios.

Daisy dijo...

Yo también soy de ciudad...pero le tengo tanto cariño a esa tierra, que fué la tierra de mi familia...que cada vez que leo o veo algo sobre ella me emociono.

Despues de haber vivido en muy diferentes lugares, la Tierra de Campos es mi casa, la añoro muchisimo.

Gracias

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DAISY: siempre hay un paisaje más nuestro, que nos atrapa.