martes, 3 de marzo de 2009

Todo es relativo


-Todo es relativo, amigo.

-No trivialices. Mira: yo sólo os di la herramienta: pero habéis querido correr tanto que, para demostrar que domináis el tiempo, tomáis el café antes que la sopa, como si eso os supusiera un viaje a las estrellas. Dormís vestidos.

-Eso ya lo decía Larra, querido Alberto.

-Un gran tipo. Desde hace mucho sé que no se gana tiempo viajando rápido, sino sentándose aquí, en el parque, para ver florecer los almendros. Así que siéntate un rato y piérdelo conmigo.

60 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una buena filosofía de vida, disfrutar de lo bueno y bello que nos ofrece. Besos Isabel

Francisco O. Campillo dijo...

Pérdamos el tiempo sin prisa, con calma. Es la mejor manera de ganarlo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Que faltos de pararnos a contemplar cuan bella y efímera esl a vida. A veces me gustaría tener tiempo para sentarme y ver pasar el tiempo...solo eso. Saludos

Me gustó la fotografía...un buen pillado... se dejó.

XuanRata dijo...

Después de ese viaje al florecimiento, por lógica, volverás más joven que el gemelo que echó a correr en busca de la luz. El big bang se produce cada dia. Solo hay que buscar un banco bien situado.

impersonem dijo...

Reflexión con el inspirador de los viajes en el tiempo, hacia el pasado y hacia el futuro, pidiéndonos vivir y disfrutar del presente. Sea pues: Carpe diem.

En cuanto a Larra, tengo entendido que decidió abreviar el suyo, tal vez tenía prisa por dormir.

Saludos.

Selma dijo...

Einstein... Preciosa Foto..

Y cuánta razón , todo es relativo... Disfrutemos ahora.. ¿Mañana? Zeus dirá...

Un beso, Pedro, pero no relativo.

MAMEN... dijo...

A veces nos perdemos la esencia de la vida, ese disfrute de las cosas más simples, pero a la vez más hermosas¡¡¡ Sentémonos a observar lo que se nos ofrece tan gratuitamente¡¡;)

TE TRAIGO UN GRAN BESOOOO¡¡¡MUUAACCC

Mafi dijo...

Qué bueno!!! ganamos tiempo saboreando el tiempo, no corriendo como ganado en estampida...
Haciendo lo que nunca hacemos porque no tenemos tiempo. ;)

Cornelivs dijo...

Eso no es perder el tiempo, amigo Pedro, sino ganarlo, en mi opinión. Por cierto, esa foto...se parece un monton a la estatua de Einstein que hay en el Parque de las Ciencias de Granada...es muy parecida, y tiene la misma postura: sentado en un banco. Aunque la de Granada es de color dorado.

Un enorme abrazo.

Antón de Muros dijo...

Paradoja de época: adquirir bienes que "facilitan" nuestra vida al precio de invertir lo que tenemos (tiempo) primero para lograr acceder a ellos, luego para poder mantenerlos y asegurarlos.

Con esta filosofía, perder la mirada en las nubes encendidas por el sol del atardecer es inadmisible...

Termino aquí, no tengo más tiempo ;-)

Un abrazo.

Señor De la Vega dijo...

Perder el tiempo, es un concepto impuesto por la moral del poder usurpador de libertades.

Experimento mental 1: Reloj de arena clásico, que representa nuestros 80 años, cada grano que cae el tiempo que pasa y que perdemos.

¿Por qué bajo un almendro en flor, cualquiera considera que es perder el tiempo, y no lo considera en una oficina bajo la luz eléctrica?

Experimento mental 2: El reloj de arena también clásico, representa el tiempo de producción de un hacendado.
En la recolección de almendras, alguno de los esclavos se tumba a descansar bajo un almendro.

El tiempo solo es relativo en boca de nuestros amos, y somos tan buenos esclavos que nos creímos su relativa moralina, su mejor invento no fue el dinero, sino el reloj de arena.

Por otro lado, el tiempo no se pierde, el tiempo se crea mientras se vive.

Cuente con mi cabeza para partir almendras, Suyo Z+-----

Fernando Portillo dijo...

—Vísteme despacio, que tengo prisa.
—Zíii, zeñorita E'carlata...

Nome Andrés dijo...

Vivir más despacio, para vivir más.Un abrazo

Fernando Portillo dijo...

El tiempo jamás se pierde, se pasa de unas formas más o menos gratas; el objetivo último de la vida debería ser pasar la mayor cantidad de tiempo posible de la manera más grata posible. Una de las maneras más gratas que conozco de pasar el tiempo, una vez extinguidas las urgencias de la libido, es comiendo pipas sentado en un banco de piedra, viendo pasar a la gente, cuando llega la primavera. Otra es matando imbéciles a sartenazos los domingos por las mañanas al salir de misa. Estás invitado Pedro. A las pipas, claro.

Fernando Portillo dijo...

Observa mi esposa por encima de mi hombro lo que escribo, y apunta que antaño era una casi inacabable manera de pasar el tiempo matar los piojos a los niños a la puerta de casa, a la caída del sol, en una sillita de enea, conversando con otras verdugas de cosas insustanciales: que si la fulana, que si la mengana. Los "pipis" durarán más que los humanos; mucho más.
(Te manda saludos, Pedro)

Isabel Huete dijo...

¡Cuanta razón!
¡Cuanta cordura!
Pues a ver si tomas nota...
Besazos.

Nerea dijo...

Y que bien le sienta a una sentarese en un banco ahora que llega la primavera, al sol que va cogiendo fuerza. Observando cada brote de vida.

¿Un Kit-kat?

Besos y abrazos

carmensabes dijo...

Por grandes y profundos que sean los conocimientos de un hombre, el día menos pensado encuentra en el libro que menos valga a sus ojos, alguna frase que le enseña algo que ignora.

Larra

Un abrazo Pedro!!

Marcelo dijo...

Yo siempre tengo la sensación de estar perdiendo el tiempo cuando hago algo socialmente "constructivo", y viceversa

Merche Pallarés dijo...

Bonita foto de la escultura de Einstein... ¿por qué rara vez se ve a jóvenes sentados en un banco simplemente viendo pasar el tiempo? De vez en cuando es muy saludable, parar, pensar, observar y reflexionar... El tiempo ya de por si ¡vuela! Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

Leo al SR. DE LA VEGA. ¿Ha escrito algo en DQ? Besotes, M.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro.
La contemplacion y, o, la meditacion, debajo de cualquier almendro en flor (estupenda situacion, por cierto), a mi parecer no es perder el tiempo, no obstante si le aplicamos el concepto del "descanso del guerrero", de la rutina de lo fisico, es preferible denominar a ese estadio como perdida del tiempo.
De esta manera pasamos del estadio agobiante y cansino al estadio relajante y reflexivo.
De todas maneras, es tiempo....
Mi vida conlleva mucho desgaste fisico, por lo que yo si que gustaria de sentarme en ese banco bajo el almendro en flor y dejar las prisas y los agobios para cuando se tercie.
Lo cierto es que "perder el tiempo", va bien de vez en cuando.
Abrazos en el banco del parque.
Jesus

Hernando dijo...

Hoy es mañana, el mañana ya pasó y el ayer ya se ha ido, (más o menos Quevedo)siempre el paso del tiempo tan rápido, pero que es el tiempo? Se puede medir el tiempo? Somos nosotros quienes hemos puesto tiempo al tiempo y cada uno lo utiliza según sus circunstancias.

Ele Bergón dijo...

Perder el tiempo. Me encata esta expresión y practicarla más,pero paradójimaente a veces no tengo tiempo.

¿Que habrá soñado el Tiempo hasta ahora, que es, como todos los ahoras , el ápice? diría el maestro Borges.

Un abrazo.

DianNa_ dijo...

No sé qué decir hoy, rotos los esquemas de lo que es importante y no lo es.

Mi kaos mental es mayor que nunca.
Creo que me sentaré debajo del almendro. Hazme sitio, pequeño :)

Mil besos.

Kety dijo...

Tanto correr para que te digan "Vuelva usted mañana" como diría Larra.


Esto me recuerda un chiste:

Aquel que va en el tren de pié, -el vagón vacío- le pregunta el revisor:
- ¿Por qué no se sienta?
- ¡Si hombre, con la prisa que llevo!

Antonio Aguilera dijo...

"Así que siéntate un rato y piérdelo conmigo".
Bellìsimaas palabras y necesario mensaje, querido Pedro.
Pero el tiempo mo està para perderlo:
Seguro, que pasado el tiempo determinado, nos sobrarà, ya, todo el tiempo.

Saludos

Señor De la Vega dijo...

Mi querida Merche, todavía no emborroné los últimos capítulos del sin par DQ con mis dedos gordos.
Ando tirando de un burro estos días, porque Tornado fue a buscar una yegua torda.
Me paré a descansar bajo el almendro, pero de tantos que vinieron, a pesar que es un almendro relativo, ya no queda mucha sombra, tampoco parece que les guste el olor de mi borrico, porque le diré, que no es platero, sino una bestia hedionda.
¡Ale borrico! krr krr krr shhhh shhhh ¡ale!
Ya decía mi santa madre, tan listo que parecía, para terminar de arriero. Pero arrieros somos y en el camino nos encontraremos.
Suyo, Z+-----

Tormenta. dijo...

Querido Pedro, lo tenía que añadir, pero nada como tomarse un café en tu compañía;)

¡Muack!.

§♫*€lisa*♫§ dijo...

que verdad!!!
sería una perogrullada agregar más:)

muakismuaksi Profe

marga dijo...

... paso con lentitud como quien viene de tan lejos que no espera llegar nunca... JLBORGES

Marian Raméntol Serratosa dijo...

El día que entendamos que el tiempo no es más que una invención humana y que no sirve casi para nada, nos sentaremos todos en el parque.

Me encantan estos retratos interiores... que sí, que ya sé que ya te lo he dicho, que me repito más que el ajo... pero es que me gustan!

Un abrazo
Marian

Juan Luis G. dijo...

El tiempo le ha hecho más duro, sin duda. ;-)

Jan Puerta dijo...

Sigo pensando que la mejor manera de ganar tiempo es sentarse en el parque y observar lo acontecido. Que aunque a primera instancia pueda parecer poco si le damos su justa medida tiene la misma importancia si cabe que cualquier otro acontecimiento que tenga más repercusión.
Sentémonos y sigamos sentados.
Un abrazo

Magui dijo...

Tem razão.Existem vários ditos populares sobre isso.Por ex, Quem come rápido cru..

Ivan Ignacio dijo...

Una buena filosofia de vida...

REIKIJAI dijo...

Pedro...Es mas que importante tomarse cinco minutos,respirar hondo y tomar un rico té o café,es a gusto de cada uno.Ayer estuve en la casa de Victoria Ocampo,el sabado te mando fotos.Tambien de Alfonsina Storni.Besitos.Silvi.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

todo es relativo, todo cambia, nada permanece fijo, la vida es un continuo ir y venir. Un abrazo

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Bueno, si, a veces hay que saber esperar pero... cuando algo se ansía tanto es dificil (muy dificil) sentarse y esperar que llegue. Lo quieres y lo quieres ya, a mí por lo menos me pasa. Sé que no es lo correcto, pero que le vamos a hacer...
Ufff, sentarse y esperar a que llegue ¡qué dificil lo pones Pedro!.

SAUVIGNONA dijo...

bueno querido pedro..sentarse en el parque a ver florecer los almendros...para mi no seria una perdida de tiempo....quizas se esta ganando algo por otro lado...por la admiracionh quizas....
gran reflexion me gusto mucho...
besines pedro amigo!
:)sau

pablo miguel simón dijo...

¡Quién tuviera tiempo para relativizar! Por desgracia hay muchas temporadas repletas de absolutos.

Myr dijo...

OK, cuando quieras...

Merche Pallarés dijo...

Ja,ja,ja SR. DE LA VEGA eso de arrieros somos y nos encontraremos en el camino ¡me ha encantado! Porque es verdad... Ahora, echo de menos sus muy eruditos y pedagógicos comentarios en nuestra lectura colectiva de Don Quijo porque es el eslabón que falta para completar los maravillosos análisis de nuestro PEDRO O.E., PANCHO, ABEJITA, ANTONIO AGUILERA, TUCCI y resto de comentaristas. Su comentario, mi admirado y querido SR. DE LA VEGA, ¡NO PUEDE FALTAR! Si no, siento, que me falta algo... el aire que respiro... el agua que bebo y el alimento que como... o sea, la vida misma... Besotes, M.

São dijo...

Enhorabuena, querido amigo; texto excelente de profundidade!
Besos.

pancho dijo...

Del tiempo sólo comprendemos el pasado, lo que nos ha hecho, lo que somos. El presente se nos escapa.
Tan malo es vivir anclado en el tiempo pasado como adelantarse: el riesgo son los ramalazos de mal tiempo que a menudo chamuscan y achicharran a los que osaron adelantarse a su tiempo.
Magnífica foto del relativo adelantado, abismado en sí mismo que espera sentado, en la proyección de un banco, a su verdadero tiempo. Descubrirá el misterio si logra descifrar el punto exacto de intersección.

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Hola , no sé si aceptas premios , pero si es así , en mi blog hay uno que te está esperando , podés pasar a buscarlo cuando quieras . Un beso

Gabiprog dijo...

AAAAAAAAHHH

Que gran victoria sobre el tiempo!!!

Ajaja!
NO pienso olvidar esta entrada!!
:-)

Un abrazo!

Aldabra dijo...

eres un hombre muy sabio, Pedro, siempre estás diciendo verdades...

una charla muy interesante... la verdad es que soy afortunada porque he aprendido a "perder el tiempo" y soy más feliz que antes.

biquiños,

María dijo...

Vivimos en un mundo acelerado, no sabemos disfrutar de los bonitos momentos que nos brinda la vida sin prisas, parece como si, desde que nos levantamos, nos dieran cuerda, vivimos en una sociedad actual estresada, dominada por el tiempo y por la velocidad, y sinceramente, a mi me gustaría, poder disfrutar de esos momentos sin tener que estar pendiente de ese reloj maldito que nos maneja a su antojo y semejanza.

Me encantó tu post, estos días he estado perdida en mi blog por fallos que hubo, y estuve intentando solucionarlos, pero ya estoy de nuevo, dando guerra por aquí jaja.

Un beso.

Abejita de la Vega dijo...

¡Cómo me gustaba perder el tiempo mirando los almendros en flor! Era cuando la abejita de la Vega revoloteaba por la vega de Campo Real.Almendros de nata, como dijo Miguel Hernández. También los hay de fresa.
Recuerdo un día en que la vecina barría con saña los pétalos caídos, como si fueran una basura.¡Cosa más limpia que unos pétalos de almendro! Aquella vecina no perdía el tiempo. bueno sí lo perdía, pero no lo sabía.
Un abrazo y animo a todos a perder el tiempo, pero bien perdido.

PILAR dijo...

Yo, no sé si me estaré haciendo mayor...
He sido ansiosa, en general, cagaprisas, corretona, de los nervios...atacante....
Y, debe ser la madurez, como que (aunque de vez en cuando me sale el ramalazo)cada día disfruto más tumbándome, y dejándome, a veces miro al cielo, simplmente, observar, mirar, dejar pasar el tiempo...Es curioso, antes eso me producía ansiedad y ahora todo lo contrario...
Esto de hacerse mayor...
A ver cuando pierdes un poco de tiempo conmigo, eh???

jg riobò dijo...

Cuando mi hija era pequeña y la llevaba a las clases me pasaba la hora sentado en un banco viendo el discurrir del tiempo.
Tiempos aquellos.

Merche Pallarés dijo...

PILAR hija eso de que te estás haciendo mayor... Ya verás cuando llegues a los sesenta como verás tus cuarenta como de los más jóvenes...o sea ¡que disfrutalos! Eres jovencísima. Hazme caso. Yo ya he decidido que soy jóven porque cuando llegue, si es que llego que ésta es otra, a los setenta/ochenta veré que a los sesenta ¡era jovencísima! Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Cómo estoy disfrutando con vuestros comentarios en esta entrada! Qué placer leeros. Me da pena intervenir, es como si cortara lo que decís, no quiero ponerle punto final a esta entrada. Así que seguiré aquí, sentado jungo a mi amigo Alberto. En el banco hay sitio para todos vosotros.

Merche Pallarés dijo...

Yo te acompaño, me sentaré y haré calceta... Besotes, M.

Pilar dijo...

Me siento,
miro,
me escucho,
escucho,
miro
observo
me dejo llevar
pierdo el tiempo
lo único: hace un poco de frío...
Me traslado a mi sofá de caso
me espanchingo
me relajo
aqui estoy
simplemente, estar, ser y dejarse llevar....por el tiempo, dejándolo pasar suavemente...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PILAR: hoy te echamos de menos. Siento tu otitis. Besos.

BIPOLAR dijo...

¿y cuántos de ellos -después de armarla gorda- preferirían haber estado en el parque dando de comer a las palomas?...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: espero que muchos...

Anónimo dijo...

Oye, parece mal que por un comentario más no tengas los sesenta, Pues ahí va. Isabel.