sábado, 28 de marzo de 2009

Psicología y Quijote, otro teatro cervantino y noticias de nuestro Quijote


Estos días, varios de vosotros me habéis llamado la atención sobre las reseñas de un reciente libro de Françoice Davoine, Don Quijote para combatir la melancolía, publicadas en diferentes medios de comunicación. En primer lugar, debo agradeceros que estéis tan atentos: es una de las cosas que está generando esta lectura y que me gusta. No he leído aun el libro, pero no tardaré en hacerlo y dar cuenta aquí de él. Según las noticias de la prensa, esta psicoanalista francesa hace una lectura del libro que le lleva a situar a Cervantes como un precursor del psicoanálisis y ve en él, sin duda a partir de la experiencia biográfica cervantina, el apoyo en el otro como forma de terapia y la forma vital de enfrentarse al mundo.

Este tipo de acercamientos al Quijote no es nada nuevo. Desde el principio se vio en él el estudio de algunos caracteres patológicos y su enfrentamiento al mundo. Hay decenas de libros y artículos que estudian estos aspectos. Cervantes partió de la descripción de algunas enfermedades mentales tratadas en los libros médicos de su época. Su conocimiento debió ser algo más que libresco y se insinúan incluso nombres de personas concretas que le inspiraron el personaje principal. No se nos debe escapar que ya en otra novela, El licenciado Vidriera, presentaba otro tipo de enfermedad mental: el hombre que se creía de vidrio.

Estos aspectos eran más que reconocibles ya en su época. De hecho, la interesante continuación de Avellaneda nos sitúa en un manicomio: casi reconocible como parodia del mundo.

Desde entonces se ha debatido sobre la locura de don Quijote, su raíz y sus características. También sobre la tipología en la que podría estar encuadrado en la modernidad como persona en la que falla, especialmente, la distinción entre realidad y fantasía.

Este nuevo estudio da un paso más: el mismo libro se convierte en parte de la terapia curativa. Sin duda, puede entenderse así, pero sólo si nos olvidamos de la complejidad de la trama y lo leemos interesadamente. El Quijote es muy complejo y lo mismo que afirma la autora francesa puede ser entendido más como desajuste social que como camino aceptable. Seguiremos ahondando en este aspecto, pero, sin duda, me plantea un salto muy cervantino: la lectura enloquece a don Quijote, pero la lectura de sus aventuras podría sanar. Aunque reduzca el libro a una sola línea de interpretación, le hubiera gustado a Cervantes y lo hubiera integrado como parte de la novela para hacerla aún más compleja y escapar a la interpretación única.
Otro teatro cervantino

Como el sábado pasado publiqué la fachada del Teatro Cervantes de Buenos Aires que nos regaló Silvia Zak, le pedí a Pancho que me enviara la de otro teatro con el nombre de Cervantes: el de Béjar (Salamanca). Y no se hizo de rogar. Aquí lo tenemos, junto a la de una casa de la misma plazuela. Ampliamos nuestra iconografía cervantina. ¡Gracias, Pancho!

Os animo a mandarme imágenes de este tipo o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la iconografía posible sobre Cervantes y el Quijote.
En cuanto a los autorretratos quijotescos, ya sabéis que volverán, así que podéis seguir mandándomelos, que no tardaré en publicarlos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.

Noticias de nuestro Quijote

Abejita de la Vega ha publicado su comentario al capítulo XLV bajo una opción que me ha gustado mucho: como carta del barbero al que don Quijote le arrebató la bacía y se vio burlado en la venta. Es una opción que amplía el relato y nos introduce de lleno en una de las posibilidades de recepción más sugerentes del Quijote: pensar qué ha pasado con los personajes secundarios que en ella salen. Después ha publicado la versión de Sacho de lo acontecido con el lío de la albarda: Sanchico deja en evidencia a su padre, vía Ele Bergón. Finalmente, Abejita comenta el capítulo XLVI dividido en dos partes, publicando primero todo lo anterior a la jaula. Me gusta, especialmente, cómo se ha fijado en lo de las tocas-tocadas que ya son retocadas.

Manuel comenta, para el capítulo de esta semana, la importancia del sector eclesiástico en aquella sociedad española ya en decadencia. Os recomiendo sus palabras, porque os harán pensar, sin duda. Y lo acompaña de una ilustración que debe al trabajo de sus hijos, a los que ya les conocemos aficiones quijotescas.

Pancho, en La dura realidad, publica su comentario al capítulo de esta semana, en el que dibuja muy bien cómo se ha agotado el tiempo de la venta y hay que recuperar la acción principal. No os lo perdáis.

Javier G. Riobó ha ilustrado el capítulo semanal con imágenes soberbias: deslumbran, tanto por lo acertado de la selección de frases como por las imágenes mismas. La paz octaviana y la cárcel son de un absoluto cierto y dotadas de ironía cervantina. De las mejores entradas de su participación en esta locura colectiva -y son muchos sus aciertos anteriores.

Y un problema. Sé que mi querida Merche Pallarés, entusiasta seguidora de esta locura desde el inicio, ha hecho una entrada sobre el Quijote. Pero no puedo leerla. Ella me cuenta que otros han tenido más suerte e incluso la han comentado. Lo he intentado pero no puedo, pero dejo constancia aquí por si tenéis más suerte.

Kety publica una mini-selección de refranes sanchopancescos. Ya sabemos que Cervantes supo caracterizar a sus personajes a través de la lengua: a Sancho le tocaron las sartas desmedidas de refranes. A veces, con uno basta.

Antonio Aguilera se fija sobre todo en la actuación del cura como mediador y a la divertida intervención de Sancho que ha visto darse el hocico a Dorotea. Eso sí, sus conocimientos sobre los rebaños de ovejas segureñas me ha dejado impactado. Y no os perdáis la ilustración de Ojito, que se ha especializado en las desenvueltas jóvenes de la venta...

Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook, aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada, aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

26 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Visitaré los enlaces, como siempre, pero no sabes lo que siento que NO PUEDAS ENTRAR EN MI BLOG. Echo mucho de menos tu comentario, mi querido Pedro. Ahora que mi hija ha llegado, mañana investigaremos qué es lo que no funciona. Me parece que es porque FIREFOX ha aparecido de nuevo en mi vida... Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

El Quijote como terapia, pues sí. Sí en mi caso. A ver si leo ese libro que citas, Pedro. Tiene buena pinta.
Acerca del conocimiento que tenía Cervantes caercad elocos reales, no hy que olvida que su padre era barbero cirujano. El historiador Frenández Álvarez apunta la posibilidad de que el niño Miguel observara a algunos de los pacientes locos que atendía Rodrigo Cervantes.El barbero cirujano era un curalotodo más económico que el cirujano universitario. De todas maneras, con o sin Universidad, poco se podía hacer y terminaban en terribles asilos de alienados, peor que cárceles.Por eso, en el comentario anterior, metí al pobre barbero en uno de esos asilos, loco tras la sesión de "luz de gas" que le hicieron los de la venta.
Es la magia de la lectura,te preguntas qué habrá sido de tal personaje,como si fuera la realidaad. Como anécdota, te contaré que cuando leí la novela de Trapiello, me dije :vaya, menos mal, me preguntaba qué habrá sido de la sobrina y del ama.Es un
poco de locura esto ¿ verdad?
Un abrazo y seguimos aprendiendo.

Abejita de la Vega dijo...

Merche: yo también he querido leerlo y no he podido. Gracias por leer con tanta alegría mis comentarios. un abrazo

Myr dijo...

No lei aun el libro de esta psicoanalista, sin duda sera muy interesante leerlo y no bien pueda, lo hare.

Puedo hablar por mi, por lo que a mi me mueve al haber entrado en esta lectura como lo hice. Para mi representa EL VIAJE DEL HEROE, mi propio viaje como lectora y el propio viaje de Cervantes como escritor.

Que cura la melancolia? NO me cabe la menor duda, pero aun mas, enseña como superar las pruebas,
como no dejarse vencer por las adversidades, como no hay que perder las esperanzas... y muchas, muchisimas cosas mas, como el buen uso del humor y la autoparodia.

Su lectura es tan rica, que se me hace imposible avanzar rapidamente. Siento que necesito un tiempo de elaboracion.

Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

ABEJITA ¡¿TU TAMPOCO?! me voy a hacer el hara-kiri... DIRECTAMENTE. No lo soporto. ¡OS ECHO MUCHO DE MENOS! Besotes, M.

Myr dijo...

MERCHE: yo si entre, te lei y te te deje un saludo, asi que ningun Hara kiri! Vale?

Myr dijo...

Aviso que acabo de llegar de la celebracion del cumpleaños de mi prima. Asi que si el comentario que escribi un poco mas arriba no esta claro, es culpa de los vodkas que tome... zip! (pero que bien la pasamos! ademas el Quijote y mi lectura fueron tema... Que gusto sentirme tan culturizada!}

Selma dijo...

Ya tenía una motivación para leer contigo, con todos vosotros el Quijote, pero ahora ya si además es terapia curativa .... ;-) será por prescripción facultativa...

Tampoco he podido visitar a Merche... Pero sé de buena fuente que lo podré hacer mañana.

Pedro, que bueno es estar aquí ... Gracias y un beso.

DianNa_ dijo...

Te debo lecturas, bueno a todos :(
Volví a abrir, aunque ando despistada y no sé cómo hacer...
Besitos

Antonio Aguilera dijo...

MERCHE:
Acabo de entrar aquí, leído los com,entarios de los demás sobre la imposibilidad de entrar en tu blog.

Tu blog abre, pero sólo pone el título del texto..y ya no hay nada más.

Llama al fontanero, rápido, debe de estar soltando las palabras por alguna grieta.

Espero que se solucione pronto

Antonio Aguilera dijo...

Pedro:
Seguro que don Miguel tenía contacto directo, por su padre como dicen algunos o por el gran correcaminos que fue, con gente aquejada de multiples frenopatías.

Excelso especialista en mundología (experiencia con todo lo que le rodea, y fue mucho lo que le rodeó), Cervantes elabora toda una enciclopedia sobre la multitud de conocimientos que había acumulado durante, su ya, larga vida.
Y eso, ni más ni menos, es el libro que nos ocupa: la Odisea del S. XVII, donde se ha sustituido a Ulises por don Quijote, y a Penélope por Dulcinea.
El marco geográfico vemos que no es tan húmedo como en la obra de Homero, pero la sabiduría de sus autores van al parejo: ambos crean la gran enciclopedia donde se recojen profusos conocimientos hasta sus días.
Mucho tiempo después se escribió la Enciclopedia Británica; las de antaño no tienen mucho que envidiarle.

Admirable (como diría Rubén Darío a Max Estrella) el aforismo que nos muestras:"la lectura enloquece a don Quijote, pero la lectura de sus aventuras podría sanar". Admirable.

Antonio Aguilera dijo...

Como la parienta me ha dejado suelto un buen rato hoy domingo, haré uso y abuso de ese tiempo jajaja; y entro tres veces.

Amigo Pedro:
Mis conocimientos sobre el mundo ganadero data de mi niñez. He sido criado en un establo-corral-aprisco y a veces me soltaban en la dehesa.
Posteriormente me especilalicé en nutrición, sanidad y manejo del mundo pecuario. Por eso en mi perfil pone como actividad: agricultura, no ´daba occión a poner ganadería.
Te llamó la atención lo de las ovejas??.
Acaso te has movido en ese ambiente, o lo conoces?. Burgos, Valladolid, me consta por El Hereje de Delibes que son grandes zonas ovinas.

Un placer hablar de otro tema que me apasiona. Admito preguntas sobre dudas pecuarias.

Saludos

impersonem dijo...

El Quijote da para múltiples interpretaciones y probablemente sea nuestra visión de las cosas la que configure una u otra interpretación cuando lo leemos. ¡Eso es lo maravilloso del asunto!, puede conformarnos a todos y a cada uno en lo que "creemos ver", y ello no exentos de los encantamientos de la vida cotidiana y sus necesidades, lujos y artilugios.

Saludos.

El Deme dijo...

El otro día viniendo por la carretera de Segovia a Madrid vimos una fábrica en un alto que desde lejos parecía un castillo y me acordé de los molinos que parecían gigantes y cómo las cosas nos parecen en la mente lo que no son en la realidad.

Merche Pallarés dijo...

ANTONIO AGUILERA veo que tu tampoco has podido entrar ¡QUÉ FRUSTRACIÓN, POR TODOS LOS DIOSES! Hoy, mi hija, experta en internete ha estado limpiando,fijando y dando lustro a mi blog que parece que andaba sobre cargado de inmundicias, de las cuales yo no me enteraba... A ver si ahora teneis más suerte... Besotes, M.

Antònia P. dijo...

Pedro, estoy un poco descolgada de la lectura. De todos modos, te he dejado un regalo en Saharaponent. Espero que te guste.
Un abrazo.

pancho dijo...

Creo que acierta plenamente esta escritora cuando afirma: "Las personas que vivieron situaciones muy difíciles o peligrosas suelen ser muy perspicaces, ya que para sobrevivir desarrollaron una gran capacidad de atención. Es una inteligencia que no es la oficial, pero, como analista, es esencial que la tenga en cuenta…”.

También es cierto que hay sitios de los que es muy difícil salir sin ayuda. El compañero se hace imprescindible.

En C se juntaron una amalgama de circunstancias muy difícil de darse juntas en una persona: vividor, aventurero, mujeriego, soldado, esclavo, cautivo, lector, novelista, dramaturgo, poeta, recaudador de impuestos… y seguro que hay más. Si a todo esto se le une el talento innato y la rabia que sintió al no verse reconocido por la sociedad de la época tras cinco años de cautiverio, el resultado no podía estar muy alejado del que fue.

Gracias a ti por poner unas fotos que desmerecen La Acequia: nunca creí yo que fueran a tener un escaparate tan aparente.

Ele Bergón dijo...

Habrá que buscar el libro que propones y leerlo. La experiencia que tengo con este tipo de libros no siempre es buena, pero hasta que no lo lea, no puedo opinar.


Un abrazo

Serendipity dijo...

Muy interesante... me produce curiosidad esa relacion entre el Quijote y estudio de enfermedades psichiatricas... mmmmmm... tengo que ponerme YA!!!! y de un tiron leer el Quijote para poder seguir disfrutando del resto de asuntos derivados de el!!!!

Un saludo y feliz semana!

São dijo...

Achei muito interessante porque Desiderio é de Béjar!!
Uma feliz semana, amigo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

ya nos contarás del libro...porque yo tengo una buena torre pendiente...espero dedicar ahora unos días para leer y descansar...lo que me gusta de esta entrada de los sábados es ver que lagente no decae y que los aisduos..seguimos ahí (vengo tarde pues el fin de semana estuve fuera)...saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: solucionado ya. Me alegro mucho. Besos.

ABEJITA: en efecto, el oficio del padre le ponía en contacto directo con muchas enfermedades. También se sugiere que hay un personaje de Esquivias o algún pueblo cercano.
La lectura es curativa, en efecto. Como la escritura. Curiosamente, en el Quijote tenemos a un lector que enloquece...

MYR: en pocas líneas has dado una magnífica aportación a partir de tu experiencia. Gracias.

MERCHE: arreglado.

MYR: es bueno combinar el vodka, a veces, con la lectura...

SELMA: sigamos juntos, por lo tanto. Sé que estás. Un beso.

DIANNA: poco a poco, querida Dianna. Besos.

ANTONIO: debió llamarlo ya...
Cervantes escribe siempre a partir de la experiencia y nos la da, como dices, como en una enciclopedia... pero más divertida. Que la parienta te deje más ratos libres... Un placer escucharte.

IMPERSONEM: en efecto, su grandeza está, precisamente, en esa condición múltiple. saludos.

DEME: es cierto. De ahí parte don Quijote.

MERCHE: arreglado.

ANTÒNIA: recibido el regalo. Muchas gracias. Siempre podrás pillarnos en la lectura a poco que te empeñes... De todas las formas, ya sabes que puedes retomar y comentar en las entradas en las que te quedaste. Yo estaré allí. Un abrazo.

PANCHO: en efecto, de toda esa suma de cosas nace Don Quijote, como muy bien has visto. Gracias a ti por la colaboración.

ELE: veamos qué tal éste. Un abrazo.

SERENDIPITY: pues ya tienes tarea... Un saludo.

SAO: es verdad, aunque viva fuera.

MANUEL: ¡cuánta lectura pendiente todos! Se publica mucho... Saludos.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

BIPOLAR dijo...

Me asombra la multitud de prismas desde los que se aborda este libro. ¡Qué barbaridad! (¿se tendrá un código oculto como dicen que posee La Biblia?)

Me gusta la frase de la escritora que apunta Pancho.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: la genialidad del Quijote es, precisamente, que permite muchas perspectivas de acercamiento. Esto de andar en una época que ya no le pertenece, pero con mucho que decir es lo que tiene...

Juan Luis G. dijo...

Es un tema muy interesante el de la literatura surgida alrededor de El Quijote.

http://es.wikipedia.org/wiki/Continuaciones_del_Quijote

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JUAN LUIS: y tanto, hay cosas muy interesantes en esta línea.