sábado, 7 de marzo de 2009

El amor y el sexo en el Quijote, imágenes cervantinas en Argentina y noticias de nuestro Quijote


A lo largo de nuestra lectura, en varias ocasiones nos hemos fijado, entre todos, en las alusiones al amor y al sexo en el Quijote. A los que tenemos cierta edad nos enseñaron los clásicos casi como obras literarias desbastadas de todo lo que se suponía pernicioso para nuestra formación. En las ediciones infantiles y juveniles de los textos se eliminaban no sólo palabras malsonantes o escenas eróticas, sino -aprovechando la ocasión- todo aquello que no se entendía políticamente correcto según la moralidad dominante. Esta costumbre no se daba sólo en las ediciones para jóvenes, por supuesto. Sucedía también en las adaptaciones y versiones de aquellos textos para teatro, series de televisión, dibujos animados, cómics, relatos abreviados para libros de lectura, etc.

Yo soy partidario de que no se haga. Cualquiera puede leer cualquier cosa y lo entenderá según su edad, madurez o interés. Es preferible leer con nuestros hijos, alumnos o amigos esos textos a intervenir en ellos. Por eso, supongo, en mi primera lectura del Quijote no pude comprender toda la carga erótica de la presentación de Dorotea, que ya comentamos en su día. Pero creo recordar que, en mi segunda lectura, aquellos pies en el agua y la melena al viento de la joven me llamaron mucho la atención. Y si me llamó la atención a mí, que pertenezco a la era de la televisión, puedo suponer lo que significó para el lector de principios del siglo XVII.

Así que uno, cuando puede acceder a una edición completa de aquellos clásicos tan limpitos y aseados antes, lo primero que percibía era la sorpresa de lo inesperado. La sorpresa porque el texto en su plenitud presenta aristas sorprendentes que se pueden volver incluso en contra de aquellos principios tan básicos con los que nos lo hacían leer. No hay nada mejor para dejar de odiar el Quijote porque nos lo mostraron como un ideal españolista que leerlo de verdad.

Y así, entre otras muchas cosas, tal y como hemos venido comentando, comenzamos a leer en el Quijote también un arte amatoria. Ya hemos visto cómo muchos de los relatos intercalados presentan el amor según su género literario y cómo en varias ocasiones la realidad se introduce en toda su fuerza. Recordemos a Maritornes buscando al arriero previo pago, pero también a la engañada Dorotea.

En el capítulo de esta semana hemos visto otro de estos fragmentos del muestrario de amor. Entre la literatura y la realidad, Cervantes nos ha presentado el amor adolescente de una parte de la sociedad de aquellos tiempos: dos jóvenes que no saben cómo relacionarse y se ven a hurtadillas de ventana a ventana. Clara está encerrada, como era habitual en la época, pero aun así, a pesar de todo el celo puesto por el padre, la naturaleza se abre camino: no sabe lo que es el amor, pero ama y desea. Y se muestra a la ventana. Y no quiere escuchar la voz de su amado, pero no hace nada para que lo alejen. Su inexperiencia impone la presencia de una tercerona: Dorotea.

Cervantes nos muestra luego a don Quijote, proclamando su amor por Dulcinea, pero sin perder la oportunidad de introducir su mano por un agujero (¡qué forma de alusión indirecta!) para poder tocar a la joven hija del ventero. Queda colgado por burla de Maritornes, pero no escarmentará. Lo veremos en la Segunda parte.

Imágenes cervantinas en Mar de Plata

Antón de Muros me remitió, hace semanas, estas fotos de un monumento a los dos personajes creados por Cervantes y al propio autor. Se encuentran, en la Plaza de España de la ciudad balnearia de Mar de Plata. Inaugurado en 1974 y realizado en bronce, es obra del escultor marplatense Hildelberg Ferrino (1923-1997). Es una buena forma de mostrar lo internacional de la recepción de la obra y comenzar a mostrar la iconografía que se ha ido fijando sobre ella. ¡Mil gracias Antón!

Os animo a mandarme imágenes de este tipo o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la iconografía posible sobre Cervantes y el Quijote.

En cuanto a los autorretratos quijotescos, ya sabéis que volverán, así que podéis seguir mandándomelos, que no tardaré en publicarlos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.

Noticias de nuestro Quijote

Ele Bergón publica las fotos de las calles madrileñas de Dulcinea y Don Quijote, con unas inteligentes palabras de Sanchico, que busca la calle de su padre, para pisar tierra firme. Luego, Abejita nos ha dicho que ya está más contento, al saber de la existencia de una calle con el nombre de su padre.

Myr, reciente y agradable incorporación a la lectura, que sigue con constancia en las entradas antiguas, nos da la receta para saber unir una ensalada de pepino y la lectura del Quijote. No os lo perdáis. No os perdáis tampoco una reflexión suya sobre lo que ha supuesto incorporarse a nuestra locura colectiva: todo un ejemplo de cariño y constancia que le agradezco.

Abejita de la Vega aumenta nuestra iconografía quijotesca-sanchopancesca: unos buenos bizcochos para tomar con chocolate calentito...

Aldabra nos regala una actualización del capítulo VIII (el de los molinos/gigantes), pero actualizada. A veces basta con cambiar una palabra para dar un nuevo sentido a las cosas. No os lo perdáis.

Manuel comenta el capítulo de esta semana y se fija, muy oportunamente en el contraste entre los amores poéticos iniciales y el comportamiento de las dos semidoncellas. Nos facilita, además, una ilustración con las partes de una armadura, lo que nos sirve para comprender algunas de las cosas incoherentes de la de nuestro hidalgo.

Cornelivs nos da una aportación muy original en su Carta a D. Quijote: soñar su sueño, desear tener su imaginación para vivir los ideales. No os la perdáis.

Javier, en su comentario en imágenes del capítulo de esta semana, busca unas ilustraciones por las que nos conduce directamente al sueño de don Quijote: por cosas así, bien merece dejarse colgar de una mano...

Dianna, a la que damos la enhorabuena por el camino de solución del susto de estas semanas, comenta la historia de la hija del oidor con un relato sobre la libertad de la joven encerrada, que quiere amar. Gracias Dianna.

Antonio Aguilera publica el comentario del capítulo XLI (recordad que se atrasaron él y Ojito hace unos días) y lo hace frondoso frondoso... y con una cara ilustrada por Ojito... qué cara. Divertido y acertado, como siempre.

Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook, aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada, aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré.Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

37 comentarios:

JESUS y ENCARNA dijo...

no me da tiempo nada más que pa saludar :P
Una abraçada
Encarna

Merche Pallarés dijo...

Soy ¡la segunda en comentar! Cuánto me alegro que postées tus comentarios tan temprano. Mira, creo que Don Quijo fue una obra MUY erótica para su época con tantas celosías, pies blancos bañándose en un arroyo, Lotario y Anselmo... La llegada de Zoraida María y todos y todas acariciándola... La nena Clara mostrándose en todo su esplendor dieciseis-añero a su trobador... La experimentada Dorotea... La ventera y Maritornes con su sexualidad primaria y salvaje... y DON QUIJO con su onanismo mental y, supongo, que físico. En fin, una obra SUPER-PORNOGRAFICA. Besotes, M.

Selma dijo...

Este Finde nos bañamos ( como Dorotea) en erotismo y sensualidad por doquier y no viene nada mal... ¿se asoma ya la Primavera?

Besitos... Primaverales, Pedro...

pancho dijo...

Qué herramienta tan fantástica cuando se utiliza con tanta pericia. Ni en los mejores sueños nos podíamos imaginar, hace unos años, que a golpe de ratón tendríamos tantas visiones y variaciones de un capítulo del Q. Digno de admiración es el entusiamo que ponen todos, empezando por la maestría del Alma Mater del invento.
Cantidad y calidad en aumento. Yo, encantado de participar a mi nivel.

C y su DQ es lo más exportable que tenemos en este país, después del idioma, claro. Me fastidia lo que se le intenta maltratar en algunas partes. Es lo que hay.

Si lo dice el maestro habrá que estar de acuerdo, pero mucho hay que mirar para ver erotismo en el Q. Con la fe del carbonero intentaremos descubrirlo de ahora en adelante. pancho

Cornelivs dijo...

Totalmente de acuerdo Pedro.

NO a la mutilación de las obras literarias.

Un abrazo.

MAMEN... dijo...

Me gusta que se hable de todo, y no cortar algo que es tan natural como la vida misma¡¡;)

UN BESAZOO SIN TAPUJOSSSS¡¡¡

DianNa_ dijo...

Pues no veas si hay deberes hoy jajajaja, es genial, la mitad ya la tengo hecha y si mañana tengo tiempo, sigo con los demás.

Suscribo el coment de Pancho, totalmente, pienso como él.

Gracias por esta aventura :)

Besosss, niño.

carmensabes dijo...

Soberana y alta señora:

El herido de punta de ausencia, y el llagado de las telas del corazón, dulcísima Dulcinea del Toboso, te envía la salud que él no tiene. Si tu fermosura me desprecia, si tu valor no es en mi pro, si tus desdenes son en mi afincamiento, maguer que yo sea asaz de sufrido, mal podré sostenerme en esta cuita, que además de ser fuerte es muy duradera.
Mi buen escudero Sancho te dará entera relación, ¡oh bella ingrata, amada enemiga mía!, del modo que por tu causa quedo.
Si gustares de socorrerme, tuyo soy; y si no, haz lo que te viniere en gusto, que con acabar mi vida habré satisfecho a tu crueldad y a mi deseo.

Tuyo hasta la muerte,

El caballero de la triste figura

REIKIJAI dijo...

Hola Pedro,pasa por mi blog. Besitos.Silvi.

Ele Bergón dijo...

Es verdad que hay mucho amor en el Quijote, pero echo de menos una caricia, un beso, un abrazo...un acto sexual, bueno esto es pedir demasiado. Ya sé, eran otros tiempos, no obstante corrígeme si me equivoco. Tú eres el experto.
Por cierto, este capítulo me encantó. La historia del adolescente disfrazado de mulero para estar cerca de su amada, tiene mucho erotismo, eso si.

Un abrazo, un beso una caricia para ti y tus seguidores.

Luz

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ENCARNA: qué liados estamos todos. Un abrazo.

MERCHE: no sé si seré capaz de mantenerlo, pero voy a adelantar progresivamente la hora de publicación, para hacerlo a última hora de la mañana.
Más que una obra erótica yo creo que refleja, por lo mismo que tú señalas, las carencias emocionales de la época. Besos.

SELMA: ay, que llegue pronto la primavera y podamos ir junto a la ribera de un arroyo a escenificar el momento de Dorotea. Un beso.

PANCHO: he de confesar que ni yo mismo podía pensar que esto crecería tanto. Y que siga haciéndolo tras tantas semanas. Y es sólo gracias a vosotros.
Casi todas las historias del Quijote giran en torno al amor: era parte de los géneros narrativos. Lo que hay que esforzarse es por trasladarse al siglo XVII, claro. Pero alusiones sexuales hay de forma continua, como en este capítulo. Eso sí, quizá refleje más las carencias que los logros...

CORNELIVS: en efecto. No somos quiénes para decidir intervenir en el texto de otros. Un abrazo.

MAMEN: así es. Besos.

DIANNA: Gracias a vosotros por participar con tantas ganas. Un beso.

CARMENSABES: qué bella carta de amor.

REIKIJAI: allá voy.

ELE: en efecto. Hay algunas muestras de afecto, pero llama la atención lo mismo que tú señalas. Quizá porque en la época las muestras de afecto públicas eran más pornográficas que un cuerpo desnudo. Un abrazo.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Antón de Muros dijo...

Muchas gracias, Pedro, por publicar las fotos del Quijote de Mar del Plata.
Cuando las tomé pensé en los amigos blogueros de La Acequia :-)

Un fuerte abrazo.

Antón.

pablo miguel simón dijo...

La concepción del erotismo es cambiante por la evolución cultural, a causa de eso se nos pueden escapar algunos detalles que en la época de Cervantes excitaban al público y que en la estética renacentista funcionaban muy bien. Hay que profundizar en estos aspectos para disfrutar mejor con la lectura, por eso estas aportaciones que haces son especialmente "nutritivas".

Myr dijo...

Hola a TODOS !

Primero, quiero agradecerte PEDRO, por esta maginifica oportunidad que me das para zambullirme en el Quijote. Esta resultando ser una experiencia maravillosa.

Segundo, quiero saludar a todo el GRUPO y decirles que los ire visitando a todos e ire leyendo sus aportes y asi lo ire conociendo mas.

Y Tercero, me encantara poner especial atencion a este muestriario de amor que se nos presenta en el Quijote.
Por lo que llevo leido, creo que Cervantes nos queria decir,
que el amor, la sexualidad, el erotismo, forman parte natural de nuestra vida.

Abrazos

Abejita de la Vega dijo...

En los años sesenta y setenta, los niños leíamos unas adaptaciones de la editorial Bruguera. Son fácilmente reconocibles hoy, en los mercadillos. Son aquellos que en el lomo tenían unas caras, las de los personajes.Tenían algunas páginas con la misma historia; pero en forma de cómic, tebeo decíamos entonces.El que no quería leer mucho, se limitaba a las viñetas.A mí me gustaban y tenía mi pequeña colección.
Hace poco hojée uno de ellos, en un puesto de libros viejos. era una versión del Lazarillo que me pareció horrorosa. Lo primero que busqué, el "hideputa" del primer capítulo. No estaba, claro.
¿Habría adquirido mejor el hábito de leer con las versiones íntegras?No lo sé, sí puedo asegurar que aquello me sirvió como trampolín hacia los libros de verdad.
Un saludo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ANTÓN: gracias a ti por enviarlas y dar origen a una nueva serie de imágenes quijotescas. Un abrazo.

MIGUEL: en efecto, la clave del juego con el recepto de su época que establecia Cervantes es uno de las formas de disfrutar mejor de la lectura... y nutrirnos.

MYR: gracias a ti por incorporarte con este cariño en el grupo de lectura. Recomiendo, a quien no lo haya hecho, que repase las entradas antiguas y vea tus comentarios y el de aquellos que se han incorporado después de comenzada esta locura. Un abrazo.

María dijo...

Es maravilloso cuando hay participación, gracias, Pedro, por compartir estas noticias de "El Quijote", de todas estas personas tan generosas que participan.

Un beso.

fernando dijo...

El Quijote está presente en muchos lugares. Sin duda, se trata de la obra española con más difusión internacional. Bonitas fotos. un abrazo.

Antonio Aguilera dijo...

Què tal pedro:

El sexo ha sido un tema tabù por los siglos de los siglos.

Si dios nos creò desnudos, por què tapamos tanto nuestras "verguenzas".
Por què desde pequeños nos inculcan èsto.
No entiendo.

En cuanto a la censura:

Si Cela fue censor en el franquismo,
si Cela dijo sobre Lorca que, lo ùnico que sabìa de èl, es que era un maricòn.
Por què los sabios acadèmicos suecos le otorgaron el Nobel.

Les tengo màs confianza a los autènticos acadèmicos de La Argamasilla. Los que dedicaron los poemas al Quijote jajaja.

Un abrazo maestro y amigo, Creo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Ya veo la de gente que se va sumando... como dice pancho..para ver algo de erotismo en el relato hay que tener imaginación...claro que hace 50 años el simple giro de una falda y la visión de un tobillosupondría toda una clsificación "S".

Ay la censura!!! si hasta hoy la hay....un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MARÍA: estoy muy orgullo del resultado. Gracias a todos. Un beso.

FERNANDO: en efecto. Un abrazo.

ANTONIO: buenas preguntas, muy buenas. Un abrazo.

MANUEL: ay, aquellos tiempos en los que un tobillo era un tobillo... Un abrazo.

lys dijo...

Vengo del blog de Manuel me he ilustrado en cuanto a los diferentes nombres de la armadura. Y mira que estoy de acuerdo con el Sr Aguilera ¿Por qué le llamarán !Nuestras vergüenzas? Es una palabra horrible. ¿Sera por eso que cuando empezaron a salirme los pechos andaba encorvada?

Un beso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

LYS: venir desde el blog de Manuel es un buen camino. Bienvenida, aquí tienes tu casa. ¿Siguen andando encorvadas las jóvenes de hoy?

Alimontero dijo...

Gracias Pedro por "zambullirme" en esta vision de "El Quijote"!
me he leido todos los comentarios...
Muchas gracias!

un beso y una buena semana!!

Ali

impersonem dijo...

Gracias Pedro por tu trabajo, y los libros... mejor tal cual fueron escritos por sus autores.

Saludos.

Gabiprog dijo...

A veces pienso que ante las sogas de la censura la genialidad se crece y encuentra graciosos vericuetos. Tal vez sea una manera simplona de verlo, aunque la mente se enciende ante la presión.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ALIMONTERO: gracias a ti por seguir la lectura. Un beso.

IMPERSONEM: en efecto. Saludos.

GABIPROG: tienes razón, pero... que no vuelva. Saludos.

Aldabra dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Pedro. Los niños son pequeños pero no tontos y explicándoles las cosas de modo que lo entiendan lo comprenden. Siempre pensé que es mejor que aprendan todo lo esencial de los padres porque ¿quién va a enseñárselo mejor que nosotros?

Y hay que ver el sexo, la sensualdiad, el erotismo como algo natural que va ligado al ser humano. No hay nada pecaminoso ni pernicioso si se vive con respeto y libertad.

Me han encantado las estatuas.

Biquiños.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ALDABRA: es hora ya de que los padres vuelvan a encargarse de verdad de los hijos y acompañarles en su crecimiento. Besos.

Merche Pallarés dijo...

¡AH! Y me olvidé del posible lesbianismo de MARCELA... Me acordé hoy... Como estaba tan atrás en la historia... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: al final te daremos la razón todos, ya lo verás. Besos.

Merche Pallarés dijo...

Esta noche me desperté sobresaltada... había escrito "trovador" ¡¡¡con B!!! Qué error más imperdonable... Lo siento, profe. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: Corregido. Besos.

BIPOLAR dijo...

A mi me hacía falta la explicación...
desde un punto de vista masculino, quiero decir, que a un niño le pareciera erótico una melena y unas piernas en un río, treinta años atrás, hace pensar que -efectivamente- una uña encarnada podía ser motivo de escándalo en esa época oscura y PERVERSA. La represión no es buena compañera.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: en efecto. Lo que hemos cambiado, mucho.

Juan Luis G. dijo...

Desde luego que comentas unos detalles muy interesantes y divertidos. ¿Acaso somos tan ingénuos de pensar que la insinuaciones sexuales son invento de nuestra época?

Saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JUAN LUIS: en efecto, siempre me sorprende la sorpresa de muchos cuando leen el Quijote y encuentran estas cuestiones. Saludos.