martes, 17 de marzo de 2009

De nuevo, el deseo.




Con la primavera vuelve, como enredado en sus pies, el deseo. No se ausenta con el resto de estaciones, pero esta feliz reaparición de las mañanas de sol y tardes demoradas, nos lo regala y hace que todo, al fin, tenga conciencia y explicación: la más alta misión de la naturaleza.

46 comentarios:

§♫*€lisa*♫§ dijo...

esa sed es inextinguible!!!

muakis muakis profe:)

Anónimo dijo...

Ahora que dices que todo tiene conciencia y explicación, espero que tanto deseo tenga un desahogo. Besos Isabel.

São dijo...

rrrsss, que teu desejo se realize...
Besos, Pedrito.

tejedora dijo...

Está ahí el deseo… no importa la estación del año en la que nos encontremos.
Es inolvidable sucumbirse ante él, al menos para la que escribe.

Un abrazo.

Gabiprog dijo...

Mientras el comerciante no salga mosqueado a tu encuentro!!!!

;-)

BIPOLAR dijo...

Si es que dan ganas de perderse tras la vitrina... si supiéramos cual de los dos lados es el del maniquí...

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

yo digo lo que bipo..dan ganas de darle una "pedrá" al escaparate y ... que me pierdo...
amigo Pedro tengo mis dudas sobre lo que tu deseas...si el deseo de desear lo deseado...o que lo que la sagre altera que llegue...saludos

impersonem dijo...

"La primavera la sangre altera" o el enaltecimiento de la líbido.

Saludos.

DianNa_ dijo...

Enredado a los pies y subiendo hasta la cabeza que la deja tonta :)que es como mejor se está.

Yo, pecadora jajajaja

Me gustan estas entradas.

Besosssssss

Myr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jg riobò dijo...

El cuerpo se calienta, por fuera y por dentro.

Antón de Muros dijo...

Tus tardes demoradas significan mis noches tempranas...

Cuestión de hemisferios ;-)

Omnipresente, el deseo.

Un abrazo.

Antón.

María dijo...

¡Cómo me han gustado estas imágenes! ¡¡¡¡son preciosas!!! enhorabuena a quién las haya realizado.

Dicen que en la primavera la sangre altera, por el resurgir de las flores, de la luz, del sol, la vista suele alegrarse más porque nos desprendemos de las ropas de invierno, y es lógico que aparezca el deseo porque el cuerpo se llena de calor, pero también es cierto que, puede venir la primavera y no llegar a nuestro interior, yo no percibo en el entorno la primavera, veo que aún está el invierno gris y oscuro en el entorno de la sociedad... paro, crisis, pesimismo en las personas, noticias negras... la primavera debemos sentirla entre todos, también, en nuestro interior, dejar que resurja la luz, y envolvernos con los rayos de sol, creo que necesitamos todos un nuevo resurgir, una nueva y más clara primavera.

Un beso.

PD.- Al final he hablado de todo menos del deseo jaja, perdona, Pedro, es lo que me siento en estos momentos, mañana quizá pueda hablarte del deseo, hoy no me sale nada más.

Cornelivs dijo...

Bella y bendita naturaleza.

Un abrazo.

PIZY dijo...

Esta entrada tiene no sé si un punch o un cróquet que me deja tumbado. Puedo pasarme leyéndola un tiempo extrañamente elevado y la "tía" sigue creciendo.

¿Te ha regalado algún secreto esta primavera, Pedro? ¿O será la consecuencia de regalar palabras?

Aldabra dijo...

la primavera hace que todo se manifieste con más fuerza.

bicos,

MAMEN... dijo...

Me gustan a mí estos deseos con sabor a primavera, jejejejeee¡¡¡;)

TRAIGO BESOSSSSS Y AQUÍ TE LOS DEJO¡¡¡¡

Abril Lech dijo...

Aquí ha llegado también con el otoño. Desconfío que las estaciones tengan la culpa. Para mi que es la luna...

Isabel Huete dijo...

¡Para que luego digan que en los países ricos no se pasa hambre!
Creo que lo tuyo es militancia pura :)
Besicos.

carmensabes dijo...

Pues eso pedro, deseamos...


Como un agujero en el mar
Que de profundo y salado
No pueda explicarse
Algo diferente al sueño
Como un intento de soñar
Quizás algo como un hueco
Mejor algo como un pozo
Y el hombre en el pozo
Mejor sí con un hombre en el pozo
Con un hombre escondido
Con un hombre que muera de misterio
Que la conjura sea el olvido
Que el pozo se convierta en hueco
Que el hueco no sea otra cosa que un sueño
Que sólo sea un intento
Que no se explica con ninguna teoría
Que cuando lo pruebe sea salado
Que cuando lo busque
No lo encuentre
Que sea como al inicio
Sólo deseo
Y ferviente


Este poema es de Aida Toledo

Un abrazo

parce dijo...

Ay picarón

Nerea dijo...

Solo hay que ver tu cara reflejada en el cristal....las misma que pongo yo cuando veo yo cuando veo el anundio de Jean Paul Gaultier

Besitos

REIKIJAI dijo...

Al llegar el equinoccio de primavera(Ostara para los paganos)la naturaleza se activa.Todos despiertan de su letargo,salen nuevos brotes,El reloj interno nos invita,a ponernos en movimiento… Dicen;que la Diosa cubre la Tierra de Fertilidad e invita a las criaturas de la Tierra a que se reproduzcan… Pedro,todo con moderación y en su justa medida. Jajaja.Muy Buena foto.Te dejo Un beso.Silvi.

Marcelo dijo...

Totalmente de acuerdo Pedro! El deseo es natural, por más los mercaderes quieran lucrar con él, aparece de las maneras más simples.
Un abrazo

Myr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Merche Pallarés dijo...

Qué todos tus deseos físicos y mentales se cumplan, querido Pedro... Veo que tu cabeza está a la altura del pecho de la maniquí... Besotes, M.

Antonio Aguilera dijo...

La primavera la sangre altera (tópico).

Estimado Pedro, recuerda los consejos de don Quijote y no te dejes llevar por tus instintos. Puede ser fruto del "encantamento" del mago Merlín, y donde tú ves moza ( muy bien remozada) se esconda el mismísimo satanás.

Cuidadito, cuidadito; te lo dice un amigo.

marga dijo...

Es cierto; el deseo que ronronea en invierno entre el radiador y la manta de la tele, con la primavera se tira a la calle. Aliviado del peso de abrigos y chupas estalla en la calle y nos cita en las esquinas
¿Y que podemos hacer nosotros, pobres eslabones, si no sucumbir a la fuerza de la vida?

Vampi666 dijo...

Todo florece en primavera, hasta el deseo adormecido en el frío invierno.
Besos primaverales llenos de deseo.

JESUS y ENCARNA dijo...

ya solo faltan tres días!!!
Petonets
Encarna

Álvaro dijo...

Estos adelantos de primavera en Burgos nos traen a todos un repunte de adolescencia. El viernes, ya anochecido, las calles estaban llenas de gente un poco sonriente y un poco anodadada, con la piel asomada a lo que pudiera pasar. Ayer helaba y, de repente, esta oportunidad inesperada...

Juan Luis G. dijo...

La primavera, qué gran campaña de marketing de la naturaleza.

Un abrazo.

javiersanz dijo...

Da gusto un poco de sangre alterada después de tanto frío.
Saludos.

Mafi dijo...

la más alta misión de la naturaleza.
¿la reproducción?

pablo miguel simón dijo...

El día en que no aparece el deseo es como el rato en que se va la luz, nos damos cuenta todo el tiempo de que falta.

fernando dijo...

qué peligro tiene la llegada de la primavera!!! Como dice un amigo mío, empiezan los escotes y las minifaldas ....

un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

En mi comentario "que" no lleva acento... Perdona por el error gramatical... Besotes, M.

lys dijo...

Mi padre dice que en verano no se puede con tantas "chichas" al aire. Jejee!! yo le entiendo.

He leído que estas pachuchillo, cuídate, vale?

Un saludo.

Fernando Portillo dijo...

El deseo, si no hay consentimiento ni delectación morosa, no es malo de suyo. Mi consejo es que, cuando te sobrevenga, reces alguna jaculatoria a la Santísima Virgen. ¡Piensa en el pobre dueño del establecimiento que tendrá que salir a limpiar el escaparate de las huellas de tu torpe lascivia!

PIER BIONNIVELLS dijo...

Es que a veces el deseo puede ser más fuerte que nuestros propios huesos.
Que estes bien. Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hola a todos: como sabéis, estos días ando medio griposo y no he podido comentaros.
El deseo, como sabéis, ronda La Acequia desde hace tiempo. Y lo que seguirá...
Un abrazo y gracias a todos por vuestros comentarios.

Jan Puerta dijo...

A veces me pregunto si seriamos lo mismo sin el deseo corriendo por nuestras venas, manos, ojos y sentidos.
Un abrazo

Goathemala dijo...

Imposible que no nos afecte el cambio de estación, si hasta la piedras se repletan de musgo. Buenas fotos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAN: no. Simplemente, no seríamos. Un abrazo.

GOATHEMALA: hasta las piedras, en efecto.

sintiendo dijo...

Muy buena esta serie del deseo, y más ahora que la primavera nos visita. Lo mejor del deseo: cuando coincide con la realidad...

sintiendo dijo...

gracias también a ti por tu visita!