domingo, 15 de febrero de 2009

No es la soledad lo que me extraña


No es la soledad lo que me extraña, sino la conciencia exacta de su extensión y la profundidad de su mirada. No se elige la soledad, pero se acostumbra uno a su presencia, siempre tan puntual, cada mañana.

55 comentarios:

Myr dijo...

Con un Quijote en la mano
y tu guia tan experta,
quien puede estar solo
a la hora senialada?

Besos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

la soledad tan temida y tan deseada... que muy distinto a estar solo.

La soledad como estadio para la reflexión y el crecimiento personal es muy beneficiosa, a la vez que dificil de conseguir... saludos amigo

Mafi dijo...

No te puedo decir que la soledad sea buena, ahora si creo que es una elección, la compañía es lo que buscamos pero no siempre estamos dispuestos a pagar su alto precio. :|

carmensabes dijo...

Voz que soledad sonando
por todo el ámbito asola,
de tan triste, de tan sola,
todo lo que va tocando.

Así es mi voz cuando digo
?de tan solo, de tan triste?
mi lamento, que persiste
bajo el cielo y sobre el trigo.

?¿Qué es eso que va volando?
?Sólo soledad sonando.

Angel Gonzalez

María dijo...

A veces es bueno estar solo para reflexionar y estar con uno mismo para encontrar la paz, pero otras veces, cuando la soledad no es elegida, es una enemiga total para la persona, aunque también se puede encontrar uno sólo estando con mucha compañía, que no sé cuál será peor.

De todas formas ¿una persona cómo tú, rodeado de alumnos y tantos amigos, se puede llegar a sentir sólo en algún momento? aquí nos tienes a todos.

Un beso.

Mamen dijo...

A mí no me gusta la soledad, aunque reconozco que a veces necesito de ella para reflexionar, y meditar¡¡;)

TE DEJO UN BESAZOOOO ENORMEEEE¡¡

DianNa_ dijo...

Sorda soledad a la que no llegan ni siquiera rumores de la algarabía que nos rodea. Disfrazala como quieras, vístela, desnudala... es igual, siempre es soledad, vacío inmenso que no llena mas que otra soledad.

El golpe me ha afectado también la cabeza... y no parece que me la haya arreglado. Me voy a soñar, la realidad no me gusta.

Besos, milessss, niño.

La Vampi^^

impersonem dijo...

Supongo que la soledad tiene muchos matices; y supongo que en este caso no te refieres a la soledad estricta que por definición es la ausencia de compañía.

Supongo que te refieres a esa sensación que dejan las compañías pasajeras cuando se van o cuando todavía no están. Creo que todos pasamos por ahí alguna vez o más de una vez.

Supongo que cada uno gestiona, a su modo, cómo transitar por ella o cómo asentarse en ella... no sé, supongo que cada uno se enfrenta de forma distinta a la profundidad de esa mirada.

Mas en esa soledad siempre nos queda la receta Machadiana:

"Converso con el hombre que siempre va conmigo
-quien habla solo espera hablar a Dios un día-;
mi soliloquio es plática con ese buen amigo
que me enseñó el secreto de la filantropía".

Saludos.

Jan Puerta dijo...

Somos receptores de soledad. Sin haberlo pedido. En algunos casos sin quererlo.
Ella no es puntual. Siempre está ahí. Nosotros somos los que en definitiva… no podemos vivir sin ella. Tal vez. Nuestro carácter nos lleva hacia donde ella siempre espera. Pero… todos deberíamos de preguntarnos si realmente es mala.
Un abrazo

Fernando Portillo dijo...

Sobre todo si uno frecuenta a semejantes horas parajes tan desolados como el Museo de la Ciencia de Valladolid, que ni la Siberia misma en temporada baja.
Pero ojo a lo que dice Jan, que tal vez seamos más mamiferos de estepa que de rebaño vil.

Antón de Muros dijo...

La soledad no es ni buena ni mala. El tema es lo que hacemos con ella ;-)

Un abrazo.

Antón.

Merche Pallarés dijo...

Veo que te estás escaqueando, una vez mas, de contarnos lo del masaje... Referente a la soledad, ya sabes que a mi me gusta. No me incomoda para nada pero sí que cuando la gente que uno quiere se va, se siente un gran vacio, eso sí. ¡Ánimo! y que tengas una buena semana, queridiño. Besotes, M.

Gabiprog dijo...

A veces parece, que sea la soledad la que te extraña...

Que la semana nos sea propicia!

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro.
Llenemos la soledad del mundo que nos rodea, tal vez, nos demos cuenta de que no estamos tan solos.
No tengo miedo de la soledad, pero tampoco la quiero tanto....
Saludos y gracias por la visita y tu apoyo.
Jesus

Anónimo dijo...

La soledad en sí no es mala. A veces es necesario estar solo. Lo malo es cuando no puedes elegir si quieres estar solo o no.
Besos Isabel.

Goathemala dijo...

Qué extraña es la soledad que uno puede sentirla incluso entre la multitud y entre los que te acompañan.

Bellas y sentidas palabras, Pedro.

--
Saludos, Goathe.

marga dijo...

Hay momentos, horas, luces que me invitan a la soledad.
Esa hora de la tarde, "la hora violeta", en la cual parece que por un momento la tierra se silenciara brevemente para animarnos a pensar, para dejar hueco a la noche que se abre paso, serena.
La llegada del día que produce sistemáticamente un fugaz escalofrío, mientras contemplamos con ojos semicerrados la llegada de la primera luz.
Estos diarios saludos y despedidas me invitan a la soledad abrazada.
Bueno: la verdad-verdad es que lo de contemplar las primeras luces en sesuda reflexión me pasa una o ninguna vez. Fdo. La centinela durmiente

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MYR: a veces la soledad es gustosa, a veces pesa. Besos.

MANUEL: la soledad siempre aporta cosas, enriquece y nos hace encontrarnos con lo más difícil: con nosotros mismos. Saludos.

MAFI: en efecto, todo depende del precio...

CARMENSABES: Ángel González, siempre tan acertado y oportuno. Gracias.

MARÍA: no es el ruido del entorno lo que te lleva a la soledad, sino algo que te roe por dentro. Un beso.

MAMEN: me gustan esos momentos de soledad necesaria para hallar el pulso a las circunstancias. Un beso.

DIANNA: la realidad está llena de un etramado tan complejo que asusta, querica vampiresa. Besos.

IMPERSONEM: en efecto, es la sensación que te puede asaltar en medio de una celebración en la que tú mismo eres el protagonista. Sólo en esa soledad es posible encontrarse, para bien o mal. Saludos.

JAN: en efecto, es la más fiel compañera. No es ella la mala, sino nuestra viviencia. A veces pesa, demasiado. A veces alivia. Un abrazo.

FERNANDO: cualquier paraje es bueno para hallarse solo, querido Fernando. En nuestra especie hay las dos tendencias: el lobo de manada y el solitario. Qué circunstancia nos aguarda al despertarnos...

ANTÓN: es una labor que tejemos cada día, pero a veces uno la siente poderosa. Un abrazo.

MERCHE: no, no me escaqueo, daré cuenta. La soledad nos trae esas sensaciones contradictorias de las que hablas. Besos.

GABIPROG: nos extraña tanto que nos llama a gritos. Esperemos que esta semana lo sea.

JESÚS: la queremos y no, la tememos y no. Qué sensación más extraña, en efecto. Saludos.

ISABEL: lo malo son esas ocasiones en las que no quieres estarlo y lo estás. Besos.

GAOTHEMALA: extraña y familiar, extraña y familiar. Saludos.

MARGA: esos momentos son mágicos, por el cambio. Afrontarlos solos es valentía. A veces, imposición de vida...

Gracias por vuestras palabras. Un abrazo.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Hay realidades irrefutables... efectivamente.

Un abrazo
Marian

Adu dijo...

Esa misma soledad, que a veces se clava como un cuhillo afilado, es la que otorga la libertad.

Cornelivs dijo...

Bello y profundo pensamiento Pedro...muy para meditar.

Un abrazo.

tejedora dijo...

A veces gusta estar en soledad; lo estoy en varios momentos del día. ¿Será que abarca tanto que me ha elegido?

Un abrazo.

SAUVIGNONA dijo...

mmm pues a veces la soledad acompaña....a mi muchas veces me hizo valiente....

pedro hermoso no sientas tan extensa y profunda la soledad ESA...QUE ALGUNAS VECES TE ACOMPAÑA...(como yo digo)
quizas no vendria mal hacerse amigo ...
besines!
:)sau

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MARIAN: efectivamente. Un abrazo.

ADU: y todos sabemos que la libertad tiene un precio.

CORNELIVS: gracias. Un abrazo.

TEJEDORA: nos elige con certera puntería. Un abrazo.

SAUVIGNONA: nos hace valientes y fuertes. O nos destruye. Depende de nosotros y del momento en el que nos ataque. Besos.

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Prueba un día no ponerle el despertador . Un beso

Ayla dijo...

Estar solo de vez en cuando se agradece, pero sentirse solo siempre es triste.

Pilar dijo...

La soledad física, hablas?
Hablas de estar solo?
Hablas de sentirte solo?
Ya, ya, tema manido.
La madurez me ha hecho comprender la soledad y quererla, pero sobre todo la he acogido en mis brazos en los momentos que me he sentido querida. Estar sola pero con el corazón lleno no es sentirse sola.
pero cuando el corazón está solo y no le quiere nadie o está heridico ...duele, duele la soledad y lo peor no hay NADIE que sepa acompañarnos en esos momentos...
No te acostumbres a la soledad, mejor dicho a la "mala" soledad.
Un beso.

Señor De la Vega dijo...

Yo prefiero unos endecasílabos de un amigo que lo expresan tan musical y poéticamente que despiertan:
No es la soledad en sí que me extraña,
sino la conciencia exacta de su ancho
y la profundidad de su mirada.
Porque no se elige la soledad,
pero se acostumbra uno a su presencia,
y siempre tan puntual, cada mañana.
'P.O.Escudero'

fernando dijo...

Debemos saber vivir en soledad en ciertos momentos del día. Un abrazo.

María dijo...

Entonces si es así, yo me siento sola muchas veces.

Cuando me siento impotente ante alguna situación y que veo no puedo avanzar, me siento sóla.

Cuando tengo algún problema y pienso que es mío el problema, entonces me siento sóla ante el abismo porque tengo que resolverlo yo sóla.

Y en muchos muchos otros más aspectos interiores me siento sóla, pero es una soledad que pienso yo soy la responsable y sólo me incumbe a mí resolver, esa soledad es terrible, Pedro.

Un beso.

Hernando dijo...

Tenemos que hablar de la soledad como sentimiento (sentir soledad)ésta soledad es la que nos acompaña " tan puntual cada mañana" (Pedro Ojeda)es la soledad fructífera, la creadora (romanticismo) y está otro tipo de soledad, que es la de encontrarte sólo en el mundo y ante el mundo que rara vez se da en la vida y luego está la soledad definitiva que es la que "experimenta" Mario ante los reproches de su mujer, Carmen que no puede oír ni contestar, ésta pienso yo que es la más jodida.

jg riobò dijo...

Soledad, cuanto te hecho de menos.

Capri c'est fini dijo...

Sólo da miedo la soledad impuesta, porque la autoimpuesta puede ser creativa, liberadora e incluso necesaria.

Selma dijo...

La soledad en compañia o no, nos espera en un momento u otro en nuestra vida...Pero nunca es absoluta...

En el Blog de una muy buena Amiga mía: Meme, hay este Poema de Gloria Fuertes:

Todo el color del mar subió
a tus ojos
Todo el agua del mar bajó
a mi llanto
En las noches claras,
resuelvo el problema de
la soledad del ser.
Invito a la luna y con
mi sombra somos tres.

Pero nunca es duradera...
Te basta con abrir tu ordenador para ver cuantos estamos contigo, puntualmente ...

Un beso en multitud...

Mª Antonia dijo...

Querido Pedro:
La soledad, esa que araña desde dentro, es la que más temo... porque me desnuda el alma y me deja vulnerable frente al mundo.

Exquisito su blog.

Un abrazo.

El Deme dijo...

La chica de la foto no está sola. Si se mira con atención, por el puente pasa mucha gente. Creemos que estamos solos, pero no es así.

vermella dijo...

La soledad es deseo y penitencia,una prisión y una añoranza pero no es vitalicia....
saludos.

Capazorros dijo...

Yo añoro la soledad. La mía siempre esta en compañía. ¡Traidora!
Un saludo solitario.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

VERÓNICA: le quitaré las pilas. Un beso.

AYLA: difícil equilibrio.

PILAR: lo malo es que, a veces, no puede distinguirse entre una y otra. Un beso.

SEÑOR DE LA VEGA: gracias por la trasformación enriquecedora.

FERNANDO: exacto. Toda la clave es aprender. Si podemos.

MARÍA: lo es, lo es. Y nos compete sólo a nosotros. Un beso.

HERNANDO: qué soledad la de Mario, a pesar de compartir 5 horas con Carmen, en efecto.

JAVIER: busquemos nuestros momentos para tenerla.

CAPRI: toda la razón, por supuesto.

SELMA: qué sabia Gloria Fuertes. Por eso abro el ordenador cada día. Un beso.

MARÍA ANTONIA: gracias por venir a La Acequia, en la que siempre serás bien recibida. Un abrazo.

DEME: lo malo es no poder verlo...

VERMELLA: o sí... Saludos.

CAPAZORROS: busca espantarla para que sea solo soledad en algún momento. Un saludo.

Ele Bergón dijo...

Muy buena reflexión.

Porque somos únicos estamos solos.

Un abrazo

Alimontero dijo...

es una presencia muchas veces necesaria...es cuando podemos escuchar lo que nuestro Ser quiere decirnos...
Me gusta....

Que tengas una buenísima semana!

Ali

BIPOLAR dijo...

¿Elegir?
¿Estás seguro de que elegimos algo?
Alguien se lo está pasando muy bien...

Isabel Huete dijo...

Esto de la soledad es como lo del colesterol: la hay buena y la hay mala, aunque depende de nosotros que potenciemos una u otra.

La soledad que se sufre no es más que vacío, nuestro propio vacío que no sabemos o no queremos volver a llenar.
Casi siempre es más cómodo llorar y lamerse la herida y, si se puede, echar la culpa al muerto.

Un beso y cariñitos.

begoyrafa dijo...

La soledad elegida, los momentos que uno necesita para estar solo, esa es buena, la otra... terrible.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ELE: ni siquiera la soledad nos une, en efecto. Un abrazo.

ALIMONTERO: escuchemos. Buena semana también para ti.

BIPOLAR: dice la leyenda que alguien pudo elegír algún día...

ISABEL: nunca echemos la culpa al muerto... huele. Un beso.

BEGOYRAFA: lo malo es que no podemos seleccionar casi nunca.

XuanRata dijo...

Ay, la Sole, cómo le gusta ser la reina de la fiesta.

La foto: heladora y hermosa.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

XUANRATA: además, siempre elige con quién baila. Ella, que puede...

Kety dijo...

Cuando viene sin elegirla, es cuando más duele y molesta.
Sin embargo si la elegimos nosotros, gratifica.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

KETY: esas son las opciones, en efecto. Un abrazo.

Mari Carmen Rueda dijo...

No me gusta la soledad, que triste es sentirse solo, no como ausencia de compañia en un momento dado sino esa soledad interior que te invade el alma y nos duele.
Saludos.

REIKIJAI dijo...

Pedro.Muchas veces estamos solos en cia.Y otras buscamos estar solos.Hay una infinita cantidad de soledades.La que lastima el Alma, es la soledad con fastamas.Te dejo Un Beso.Silvi.

Nacho Carreras dijo...

De nuevo... Esbozo una sonrisa... Ya la publicaré... Más adelante...
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MARI CARMEN: duele, en efecto. Y mucho. Saludos.

REIKIJAI: esa soledad contradictoria... Un beso.

NACHO: lo nuestro es perseguirnos. Tengo una noctura desde el mismo enfoque. Espero a la tuya. Un abrazo.

Aldabra dijo...

es verdad que no se elige y que a veces no deseamos su compañía pero está ahí, en algún momento, al lado de cada uno de nosotros, como bien dices tú, puntual.

por tanto lo mejor es confraternizar con ella lo más posible y llegar a un buen entendimiento.
bicos,

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ALDABRA: nuestra más fiel compañera. Besos.