lunes, 2 de febrero de 2009

Blanco roto


Huye siempre de la pureza del blanco: no existe más que para ser roto, escribir encima o ensuciarlo o como primera instancia de la muerte. El blanco puro no es más que la esencia de lo que no existe, de lo no vivido. Como utopía, un arma de control en las manos de quien quiere apartarnos de las cosas. Como proyecto propio, la autoexigencia hipócrita de lo imposible que nos aleja de la vida y de los otros. Huye siempre del blanco puro y colonízalo con la constancia del que vuelve a casa tras salir al mundo cada día, para ser rozado por las cosas.

45 comentarios:

Tormenta. dijo...

Uhmm con lo que me gustaba a mí la pureza del blanco, tan limpio..ahora no sé con qué ojos mirarlo;)

Besos guapetón

Selma dijo...

... o como quedarse "in albis"...

Un beso de color... ni el blanco ni el negro lo son...
¿Qué color es tu preferido? ... pues de este color, el beso

Fernando Portillo dijo...

...con la constancia implacable del que cumple honradamente cada día con el deber que la Naturaleza impone a los intestinos.

REIKIJAI dijo...

Pedro…. Renuncie al blanco hasta para casarme… una de las primeras trasgresoras… era una tela tornasolada… respete el atavío del rito, eso si. Pero debo decir que me gusta vestir de blanco en algunas oportunidades… es muy elegante… al igual que el negro. Y comparto contigo… lo blanco impoluto… es celestial… Te dejo Un Beso.Silvi.

Gabiprog dijo...

Blancos y negros son falsos, la vida y su infinito numero de grises. Contrastes que cambian al instante.

Merche Pallarés dijo...

Estoy teniendo problemas en publicar mi comentario... Te acababa de decir que tu post de hoy es demasiado metafísico para mis desgastadas neuronas... aunque el blanco puro o roto es uno de mis colores preferidos... (a ver si ahora tengo suerte). Besotes, M.

Ele Bergón dijo...

Si el blanco es "la esencia de lo que no existe" tiene la posibilidad del poder ser.

Entiendo que en su pureza puede que no haya nada bueno, pero al estar intacto, también contiene sus probabilidades del bien.

Un abrazo

Luz

Hernando dijo...

Nacemos con el alma blanca, conforme hacemos camino al andar, el color cambia, al final del camino, desnudos, habrá muchas tonalidades de colores, como los hijos de la mar (Machado)

São dijo...

Ay, que no me gusta lo blanco!
Besos, Amigo.

pablo miguel simón dijo...

Te van a poner una querella los anunciantes de detergente como sigas diciendo que el blanco no existe, yo andaría con cuidado...

XuanRata dijo...

El blanco nos teme. De ahi su palidez.

María dijo...

Jajaja perdona que me ría es que me ha hecho muchísima gracia el comentario de Pablo Miguel Simón.

¿Sabes lo que yo opino? que el blanco es sinónimo de pureza, de limpio, de resplandeciente, de destellos...

el blanco del reflejo de la luna,
el blanco del reflejo de las estrellas,
el blanco de esa mirada pura de los ojos,
el blanco de los dientes...

no sigo...

Esta vez no he coincidido con tu punto de vista, aunque desde luego mi color preferido no es el color blanco sino el color azul del mar, y también me encanta el color negro.

Un beso.

Mamen dijo...

A mí personalmente me encanta el blanco, es la luz, lo puro...;)

BESOOOSSS PEDROOO¡¡

migul dijo...

Realmente el blanco puro no creo que exista, y de existir tiene que ser muy aburrido...

Cornelivs dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jan Puerta dijo...

Enfrentarse con lo blanco (puro) es una tarea difícil de asumir, entender y comprender. Más fácil es darle un toque de color. Aunque crudo, se rompe un poco la pureza. Lo necesario para no ser tan rectos de espíritu.
Un abrazo

Cornelivs dijo...

Estimado Pedro, despues de leer mi anterior comentario lo he borrado, porque o bien no me he sabido explicar bien, o bien creo que no he acertado con lo que intentas decir.

Un abrazo...!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Blanco es la mezcla de todos los colores...más que ausencia, es saturación.... la pureza existe???saludos

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas tardes Pedro.
El Blanco, como pintor, es para mi, una base, una situacion que me invita a expresar, sin el, no podria haber luz en mis expresiones...
Creo, entenderte, tambien de alguna manera huyo del blanco puro, hay que mezclarlo, integrarlo, usarlo como aclarado, sin miedo.
El blanco y el negro, absorben todos los colores y representan la misma cosa. La muerte.
En su descomposicion hallaremos los colores de la vida.
Tambien creo que lavar el cerebro y dejar la mente en blanco, es propio de manipuladores, a esos tipos hay que meterles el arco- iris por .....Como dicen ...por donde amargan los pepinos.
Saludos.
Jesus

El Deme dijo...

No hay nunca nada blanco del todas, siempre sale una mancha o una sombra por algún sitio.

Anónimo dijo...

Pues lo siento, pero a mi me encanta el blanco. Besos Isabel.

Myr dijo...

Pues si, reconozcamos nuestra humanidad en los grises...o en los tornasolados...... o en los punteados o en los cuadriculados...

Si fuera blanco impoluto
seria EL TODO

Si fuera negro azabache
seria LA NADA

Prefiero estar entre el TODO y la NADA..... aqui mismo, en tu espacio dandote un abrazo encebollado.

Myr dijo...

PD me encanto como lo escribiste, tienes alma de poeta.

Myr dijo...

o de filosofo.....

Tareixa dijo...

Hace dos días elegí un verde lima para pintar mi pasillo, anteriormente blanco, frio e impersonal. Me han dicho que estoy loca, pero luego de leerte estoy segura que he acertado.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hola a todos: leídos con calma vuestros comentarios, que me han parecido extraordinarios, hoy respondo en conjunto.
En efecto, como apuntáis muchos, el blanco es el color que simboliza pureza y esas otras emociones que expresáis.
Pero el blanco puro no es más que el inicio o el final: su potencial se mide, por lo tanto, por el camino entre uno y otro.
El blanco puro me ha parecido siempre la frialdad de lo no vivo. Las utopías o las grandes palabras, que sabéis que tanto admiro, deben ser entenddidas como una tendencia: un movimiento hacia ellas. Suele ocurrir, además, que, una vez instalados en lo que creemos ese blanco puro -que nunca lo es, puesto que nuestra misma presencia lo agrisa-, nos convertimos en jueces rígidos de lo que, según nosotros, no ha alcanzado el blancor.
Como concepto estoy de acuerdo con los que habéis alabado el valor simbólico de ese blanco, pero en la vida no sirve: nadie se instala en él y suele ser usado por el Poder para controlarnos y decidir por nosotros lo que debemos hacer, lo que debemos ser.
Si algún día, por la mañana, me veo demasiado blanco, corro en seguida a mezclarme con la vida, con la gente, con las cosas, para ensuciarme con su contacto.
A los que me habéis preguntado por mis colores favoritos, os recomiendo que, en la serie DISOLUCIÓN, cuyo enlace encontraréis en la derecha, busquéis unas entradas que hablaban del Paseante reflejado en los colores.
Saludos a todos y un fuerte abrazo, me encanta teneros por aquí.

Cecilia Alameda Sol dijo...

A mí el blanco me da ganas de escribir encima, sobre todo si es papel o pantalla de ordenador. Aunque también dan ganas de escribir en las paredes blancas.

carmensabes dijo...

Para escanciar el vino de mi viña temprana,
Fidias, divino artífice, en marfil y oro puro
modeló fina copa, sobre el más blanco y duro
seno que sorprendiera jamás pupila humana.

De Francisco Villaespesa

Besiños mil...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

CECILIA: escribamos...

CARMENSABES: Ni siquiera ese blanco... Gracias por Villaespesa.

jg riobò dijo...

A veces me paso media vida intentando encontrar el blanco, el no color, en vano.

Merche Pallarés dijo...

Ahora que lo has explicado DETALLADAMENTE, he entendido mejor lo que querías decir...Gracias (pero lo podías haber escrito así al principio para que los zotes como yo, lo entendiéramos a la primera...). Recuerda que no todos/as los que entramos a tu blog somos luminarios/as intelectuales, bueno, lo digo más que nada por una servidora... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JAVIER: no existe. Lo que sí queda es el intento.

MERCHE: no te minusvalores, querida Merche. Si hiciera eso, me privaría del debate. Besos.

Nacho Carreras dijo...

La vida es en colores.
Saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

NACHO: pintémosla.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué cabroncín eres...! Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: y eso que me he enmendado mucho. Besos.

Merche Pallarés dijo...

Ja,ja,ja. Touché. Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Se comprende perfectamente a un grafitero antes un elemento virgen como éste... ¿quién se podría contener?

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: pintemos. Elige color.

Aldabra dijo...

un texto breve que da para mucho... me gusta como lo expresas, hasta me parece sensual: "colonízalo con la constancia del que vuelve a casa tras salir al mundo cada día, para ser rozado por las cosas"... es exquisito.

biquiños,

p.d.: por fin parece que ya tendré tiempo hoy de ponerme al día con los blogs... ¡que semana tan liosa!...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ALDABRA: para rozarse de verdad con las cosas hace falta sensualidad. Si no, chocas.
Me alegro de que tengas más tiempo. Besos.

DianNa_ dijo...

Prefiero el rojo, es más caliente, el blanco es frío, duro...

Besoss

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIANNA: pues pintemos las paredes de rojo, querida Dianna. Besos.

www.tejiendoarmaduras.blogspot.com dijo...

siiiii, es este, lo primero que leí en tu blog, hace varios meses y me gustó mucho, porque fué la forma de dar una explicación al poco atractivo que encuentro en "el blanco". Mil gracias.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

TEJIENDO: me alegro de haberlo encontrado y de que te sirva.