viernes, 26 de diciembre de 2008

Poca cosa


Qué pequeños los héroes cuando los conocemos: quizá por eso en algunas almas no hay espejos.

22 comentarios:

María dijo...

Pedro, casi me pongo al día con tus posts.

No lo más grande es lo más importante, a veces, la esencia primordial está en lo más pequeño.

Otro beso, ya ni sé los que llevo jaja.

Cornelivs dijo...

Me ha emocionado la frase de tu post, Pedro.

Un abrazo.

Francisco O. Campillo dijo...

¡Qué razón tienes!

El verdadero héroe es el padre -o la madre que aquí no hay que hacer distingos- que cada día se levanta para mejorar el futuro de sus hijos a sabiendas de que jamás le dedicarán una calle.

SELMA dijo...

Cristobal, para los íntimos de entonces... Isabel y algunos más...

Un beso cariñoso Pedro... Y buen final de 2008, verás que 2009 será mejor, te lo deseo, "de tout mon coeur"...

lichazul...elisa dijo...

héroe es un villano bueno que hace lo que hace por sus convicciones más preciadas:-)
ya que hace "justicia" siendo parte del conflicto....cosa poco justiciera y equilabrada jajaja
pero en fin siempre hay intereses soterrados en todos los niveles...

Un abrazo de paz Profe
que el 2009 venga cargado de trabajo y de mucha energía así como de buena salud
el amor ...ese es algo que usted lo resuelve ;-)
muakismuakis de luna desordenada

Isabel Huete dijo...

A veces los que creemos héroes no son tal y esos a los que nunca vemos ni miramos lo son realmente.
Feliz Año y ojalá no quede sólo en un deseo.
Un besazo grande.

Merche Pallarés dijo...

Esa estatua de Colón me ha traido a la memoria un chiste que contó uno de mis Imserso: "Allá me dieron por c..o y aquí traigo los papeles". Besotes, M.

Incombustible dijo...

Lo ha dicho el señor Campillo...verdaderos héroes, el padre, la madre...pero también los maestros que se preocupan por ver más allá del currículo oficial; los obreros,enfermeras, empleados..en fin, los ciudadanos de a pie que marcan una diferencia en su entorno, aunque no les levanten monumentos de piedra.

De cualquier manera, los monumentos más bonitos son los del afecto.

BIPOLAR dijo...

¿o¡o?

Cuspedepita dijo...

¿También a ti se te acayó alguno del pedestal en estos días, Pedro?
:-)
Como comentan más arriba, ¡miremos alrededor! :-))

Besos

Anónimo dijo...

Es que hasta los héroes más encumbrados tenían y tienen sus miserias, defectos y pecados. Buen fín de semana. Isabel.

São dijo...

Não é a estátua de Colombo nas Ramblas de Barcelona?...
Excelente ano novo para ti, querido Pedro!

Anónimo dijo...

Incluso este majestuoso habitante (empequeñecido en tu foto por la grandiosidad del fondo) de muchos pedestales y columnas que jalonan las plazas de nuestra Geografía nacional tuvo difícil el reconocimiento de sus hazañas (fechorías para otros) en vida. Si el rostro es el espejo del alma, ya no son necesarios espejos en el alma, pues las almas habitan en los espejos. pancho

Jan Puerta dijo...

Una vez escuche una conversación de abuelos…
.- “Cuando alguien rompe un espejo es por que le tiene miedo a su alma”…
Aseguraba uno que movía con avidez la cucharita de su café.
Delate suyo, otro hacia los mismo movimientos con la cuchara y exclamo…
.- “Ah”
Viendo la pequeñez de la que hablas, entiendo la frase.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MARÍA: sin agobios.
A veces sólo lo pequeño es lo importante. Un beso, sin límite de número.

CORNELIVS: Me alegro, amigo. Un abrazo.

FRANCISCO: cada día. Los héroes de antes sólo lo eran un día.

SELMA: un beso para ti. Te deseo lo mismo para el próximo año.

LICHAZUL: un villano bueno... quizá los haya. Un abrazo también para ti y mis mejores deseos.

ISABEL HUETE: somos así de raros. Feliz año también para ti. Un beso.

MERCHE: un poco bruto el hombre. Supongo que tendría sus motivos. Besos.

INCOMBUSTIBLE: el que cumple con su día. ¿Hay muchos momentos de esos?

BIPOLAR: ojo.

CUSPEDEPITA: creo que ya no me queda ni uno arriba. Besos.

ISABEL: los tienen. Quizá eso les redima.

SAO: lo es. Feliz año nuevo para ti también, querida amiga.

PANCHO: custionado todos los días. Me hubiera gustado hablar en secreto con él: o era un genio o un bribón. En cualquiera de los casos, interesante.

JAN: en efecto. Es que la experiencia es un grado...

Gracias a todos por vuestras palabras. Un fuerte abrazo.

Antón de Muros dijo...

La cotidianeidad desnuda los defectos y nadie queda en pie. Siempre hay algo que mejorar.

Las estatuas no reflejan las frustraciones, las fisuras ni las taras.

Un abrazo.
Feliz 2009, Pedro.

Antón.

JESUS y ENCARNA dijo...

Lo que si es cierto, que sin heroes ni villanos, la historia seria como anodina.
Este que nos propones en la fotico, era mas descubridor que heroe, si por descubrir otorgamos la categoria de "heroe", personalmente venimos siendo heroes, todos los dias,je.
No es que me sienta mejor con ello, seguimos siendo tan pequeños como siempre, ciertamente los heroes buenos (ya sabes...en la literatura Hamlet, tenia el espejo roto), deberian llevar un espejo irrompible en su pecho que nos recordara que las gestas por muy pequeñas, tambien pueden ser heroicas.
Lo que nos queda por resolver es aquello de ...Lo que es bueno para unos es malo para otros.
damos gracias a los Dioses por haber encontrado en esta Acequia un pequeño heroe llamado Pedro, que con sus gestas engrandece el ciber espacio.
Buenos deseos para estos dias y para siempre.
Jesus y Encarna

Óliver S. G. dijo...

Es lo que tiene idolatrar, que conlleva una ilusión. Y seguro que, tarde o temprano, tras la ilusión, por algún rescoldo, por mínimo que sea, asomará la decepción.

Un saludo

Tareixa dijo...

Yo siempre fui más de anti-heroes, suelen ser más idealistas y en las pelis, los más guapos, je, je.

jg riobò dijo...

Todo es relativo. Depende de la distancia.

aecagh dijo...

La verdad es que menuda hazaña la de Colón con los suyos, dada la tecnología y conocimientos. El otro día vi la reproducción de una carabela de esas y se me encojió un poco la moral. Pensé, mira que cruzar el Atlántico en tal cáscara de nuez. El espejo en que quedan reflejados los hechos de los demás podría ser el de nuestro juicio.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ANTÓN: las estatuas no reflejan al hombre, en efecto. Un abrazo y feliz 2009.

JESÚS Y ENCARNA: qué frágil lo del espejo en el pecho: no sé cuántos sobrevirían indemnes. Gracias por tus palabras. Buenos deseos también para vosotros.

ÓLIVER: no idolatremos, entonces. Un saludo.

TAREIXA: la belleza del antihéore...

JAVIER: todo. Hasta la distancia.

AECAGH: lo malo de ese espejo es que se empaña con demasiada facilidad. Buen apunte lo de la cáscara de nuez.