sábado, 6 de diciembre de 2008

De nuevo sobre el rucio, un autorretrato de Dianna, que envidiaría la misma Dorotea y noticias de nuestro Quijote.

Salir con bien del lío del burro del asno tras el desaguisado de la primera edición era imposible. Si Cervantes suprimió conscientemente el robo tras el cambio de lugar de algunos pasajes para reestructurar la obra y darle un mayor equilibrio y no pudo -por error o por precipitación- revisar bien todo el texto para que no apareciera ninguna alusión a él, como han sugerido algunos críticos, es lógico que no se metiera en más problemas y el burro no tuviera apenas presencia en el resto de la Primera parte.
Pero, una vez montado el lío, a partir de la segunda edición hubo de explicarse (él solo o con la colaboración del editor) y reintroducir el robo del asno. Con ello, también, hacerlo reaparecer. Y por eso, para no crear más despiste al lector y no llamar más la atención sobre el error, lo hace en pocas líneas pero significativas, tal y como hemos visto el jueves pasado: Sancho recupera su rucio, al que dedica unas emotivas palabras, amén de besos y caricias; Ginés reaparece vestido de gitano, hablando varias lenguas, para darse a la fuga. Lo que queda sin aclarar es cuándo Ginés le robó la espada, tal y como dice don Quijote en la primera edición puesto que en ningún momento, ni en el texto trastocado de la primera edición ni en el corregido de la segunda, se explica.

Cualquier otro autor hubiera dejado aquí las cosas, para que no se notara más el defecto. Pero Cervantes, como veremos, lo retomará con gran inteligencia, gracia y utilidad narratológica, en la Segunda parte. Así que, os pido, no olvidéis ni al burro ni a Ginés.


Un autorretrato de Dianna que envidiaría la misma Dorotea




DianNa, que tantas cosas buenas y divertidas ha aportado a esta lectura -además de su labor difusora, que tanto agradezco-, ha decidido autorretratarse de forma quijotesca. Para ello, le sugerí que enseñara los pies en un arroyuelo, a la manera de la presentación de Dorotea en el capítulo XXVIII, pero, como estamos en invierno y anda medio griposa, ha decidido darse un buen baño en casa. El vapor -no me extraña-, ha velado las imágenes de los pies. Así que, donde faltan pies, pueden servir un buen par de piernas. Gracias, querida Dianna.



Recordad que todos podéis haceros uno en el que se os reconozca o no. La única condición es que aparezca un volumen de la obra o estéis en actitud quijotesca. Mandádmelo por correo electrónico para publicarlo. Será un buen testimonio de esta locura colectiva y pensaremos qué hacer después con todo este material tan interesante.


Noticias de nuestro Quijote


Abejita de la Vega publica su comentario sobre el capítulo XXIX con el significativo título de El cura echa un rapapolvo a don Quijote, que se pone colorado y se hace el sueco. Las mujeres que leen, como Dorotea, son peligrosas. En efecto, estas son algunas de las claves de este capítulo. No os lo perdáis. También ha publicado su comentario sobre el capítulo XXX, Miémbresele es del verbo miembrar. Tras tan original y divertido título hay una visión acertada de todo lo que sucede, incluido lo de la espada y el título del capítulo. A los títulos les dedicaremos, algún día, una entrada. Remata el trabajo con una entrada, con ilustración alusiva: Los impresores del Quijote viendo los gazapos de don Miguel.


Manuel Tuccitano, al hilo del comentario del capítulo de esta semana, continúa detallando oportunamente los valores del caballero andante que sostienen el sueño de don Quijote. Acompaña su entrada de la segunda ilustración click-jotiana obra de su hijo, Jesús: El Quijote y los principios de la caballería.

Javier García Riobó, en su excelente propuesta de comentario en imágenes, nos trae esta semana, al gigante Pandafilando, el lunar de don Quijote y una bendición. No os lo perdáis.

El Señor de la Vega, tan amante de la palabra y la estocada con arte y sentido, ha dedicado una relectura a la historia de la princesa Micomicona que merece ser leída con calma. Dorotea es la voz de los que piden ayuda desde hace mucho tiempo a las tierras del Norte y no encuentran caballeros como don Quijote: Cólera de gigantes en reynos africanos. Un soberbio, inteligente y crítico relato.

Antonio Aguilera publica su comentario al capítulo XXX fijándose, sobre todo, en la pendencia entre amo y escudero. Divertidísima la ilustración de cómo Dorotea asiste a la pelea entre don Quijote y Sancho.

Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook, aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada, aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

27 comentarios:

fernando dijo...

ole ole!!!! el Quijote ya nos obsequia con bellas fotos. ESta idea sigo repitiendo ha sido genial ;) Mi más sincera enhorabuena por la difusión de El Quijote. Un abrazo.

DianNa_ dijo...

El lío está servido para goce de todos porque mira que le estamos dando vueltas, es genial, aparece y desaparece el burro, la espada cambia de dueño...

Esas piernas me suenan de algo :)

Gracias por todas tus palabras tan amables hacia mi, pero es que tu te mereces toda la atención que se te de y más, porque tú siempre estás... y mi me encanta colaborar contigo :))

Mil besos, niño.

Pd: me voy a la cama que con tanta siesta he trastocado el sueño y sigo con fiebre.

en Mena dijo...

Quiero decir, que aunque no rebuzno lo intento con la ayuda de estos amigos tan geograficamente alejados de La Mancha.

Erebus dijo...

Lástima que DianNa, pícara y femenil, nos haya hurtado bajo las aguas, no precisamente cristalinas, lo que mi padre describió ayer de manera tan magistral; a saber su empeine y su horcajadura, parajes ambos muy amenos a la vista y a la mano,cálidos, peludos y suaves como Platero, y aun el último, según el saber popular,lleno de propiedades maravillosas para curar los sabañones, las grietas y los diviesos.

Merche Pallarés dijo...

Cervantes con todas sus historias intercaladas no me extraña que se armara un lio entre todos sus personajes, todos los animales, espadas y demás. Lo del rucio es ¡antológico!
Muy bonitas las piernas de nuestra DIANNITA pero ¿dónde está el libro?
Me voy a leer los enlaces. Besotes, M.

esteban lob dijo...

Hola Pedro:

Acá en Chile cuando alguien tiene una actitud que denota nobleza, se le adjudica la condición de quijotesco. Desconozco si el uso del término es igual en todas partes. Pero al leer esta interesante y profusa trama, con tantas ramificaciones, llego a pensar que la palabra tiene desde ahora una acepción mucho más profunda. Todos los que aquí escriben, sí que son quijotescos en el sentido más cabal.

Saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

FERNANDO: Pues ya sabes que puedes animarte. ¿Un autorretrato quijotesco con símbolos rojiblancos? Una brazo.

DIANNA: esas piernas, como digo, las envidiaría la misma Dorotea. Cuídate, descansa, mucho líquido y suda.

EN MENA: estos burros de tu enlace bien podrían ser primos hermanos de los de Sancho, aunque vivan en Burgos.

EREBUS: Tu padre (Fernando Portillo, para los no advertidos), hizo una definición bien académica de este tema. Te veo a ti continuador de sus estudios sobre el tema.

MERCHE: el caso es que todo el lío se produjo al cambiar una cosa de sitio en el último momento y sin tener tiempo para corregirlo todo. A Dianna no le hace falta libro: ya estaba en actitud quijotesca. ¿Cuándo te animas a tu autorretrato quijotesco, querida Merche?

ESTEBAN LOB: en efecto, aquí también: nobleza y buena y sana locura. Saludos.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Abejita de la Vega dijo...

Enhorabuena a Dianna por convertirse en la nueva Dorotea, aunque el arroyo haya sido sustituido por una bañera llena de espuma.Bella foto.
Cuando escribí "Miémbresele es del verbo miembrar",mi intención era que sonase a profe "muermo",un poco parodia de mí misma que , ay tantas veces, tengo que soltar cosas así de aburridas o más...Parodia: algo muy adecuado para un blog quijotesco.
Gracias por tus comentarios y ...me encanta este curso en el que cada semana descubro cosas nuevas.
Un abrazo

São dijo...

Muito boa a foto.
Besos, guapo.

SELMA dijo...

Lo que necesitaba Cervantes era una buena script como en las pelis donde salen del agua y tienen que seguir mojados.. como lo ha hecho nuestra valiente DianNa...Mojarse...del todo...

Un beso, Pedro...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ABEJITA: así lo entendí, parodia y humor, como debe ser al leer el Quijote. ¿No te animas a un autorretrato? Gracias por pasarte por aquí todas las semanas y participar de forma tan activa en esta locura.

SAO: Muy buena, en efecto. Besos.

SELMA: eso, eso. A mojarse. Un beso.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Pardiez¡¡¡ -como diría Sancho- eso son jamones...y no los de la venta...¡¡¡ Atrevida nuestra friki-ghotic¡¡...menos mal que no lleva el libro - que por cierto me dijo que era digital- se hubiese quedado tiesa... locura de experiencia... saludos

lichazul...elisa dijo...

PEDRO

en esos tiempos la belleza sí que era un Don!!
en estos tiempos la cirugía ,la silicona ayuda mucho así como el botox

felíz domingo:-)

Sor Austringiliana dijo...

Mi almaaaa gemeela se retraaaataráaaa conmiiiiiigo y el biiiiicho volaaaador.Palaaaaabraaa de ectoplaaaaasmaaa.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: no sé dónde terminaremos todos. Espero que celebrándolo con una buena comida. Habría que retomar esta idea para el final de la Primera parte.

LICHAZUL: bueno, no había de eso, pero en los textos de la época ya se hablaba de "afeites" y todo tipo de artimañanas de belleza masculina y femenina. Si es que nada está inventado del todo. Feliz domingo.

SOR AUSTRINGILIANA: pues eso no me lo pierdo, no señor. Necesito testimonio lo antes posible para su publicación.

Merche Pallarés dijo...

Pedro, si haceis una comida ¡avísame con tiempo que yo voy! Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: esta comida, con gente de tantos lugares, habrá que organizarla con tiempo. Habrá que darle vueltas a cuándo y dónde. Besos.

El Ente dijo...

bueno con el debido respeto al Quijote y a la lectura del mismo que es la que nos lleva y nos une en este espacio.... YO ME QUEDO CON DIANNA, CON LA BAÑERA DE ESPUMA Y LA SEMANA QUE VIENE HABLAMOS DE DOROTEA, DEL RUCIO Y DE LO QUE QUERAIS...jajajajajja


BESOS Y ABRAZOS PARA TODOS!!!!!

Merche Pallarés dijo...

Creo que tendría que ser en un lugar céntrico como Madrid. ¿Qué te parece? Besotes, M.

DianNa_ dijo...

... o céntrico como Mallorca... está en el centro del mar, no? y de aquí a agosto... que tenéis vacaciones... psss

:))

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

EL ENTE: tu posición es extremadamente inteligente, sí señor.

MERCHE: tenemos tiempo para proponerlo. ¿Usamos Facebook para un consenso y luego lo pulicamos aquí? Besos.

DIANNA: ¿por qué no?

Merche Pallarés dijo...

Vale, aunque Mallorca o Ibiza sería genial... Besotes, M.

Esther dijo...

Si es que Dianna es genial aunqeu sea solo el pie sale bien en la foto y todo :) besos a los dos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: debemos darle vueltas a este asunto, a ver si lo logramos, sea donde sea. Besos.

ESTHER: aunque sólo enseñara la uña del meñique del pie izquierdo. Besos.

jg riobò dijo...

Lo entrevisto tiene más morbo.
Bien por Dianna.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Tienes razón, JAVIER: cubrámonos todos de espuma.

Myr dijo...

Buenísimo el autorretrato de Dianna! Qué jugado!!!!

Besos.