sábado, 22 de noviembre de 2008

El lector de novelas, un autorretrato de El Ente y noticias sobre nuestro Quijote.



Fernando Portillo, en su comentario a la entrada del jueves pasado, suscitó un tema -el placer erótico del lector al leer la descripción de Dorotea-, que nos pone sobre la pista de algo de lo que quizá no somos muy conscientes, por tan habitual en nuestro gesto al tomar un libro.

La novela, en el formato en el que apareció a finales de la Edad Media y se desarrolló en los siglos XV y XVI gracias a la imprenta, configuró un nuevo tipo de lector. Aunque sabemos -y se da testimonio de ello en el mismo Quijote-, que había lecturas en voz alta para un público más o menos amplio, la novela nació para ser devorada en la intimidad y en la soledad y, como mucho, compartir después las emociones con otro lector, como hacemos en este mismo blog.

El lector, por lo tanto, ya no está frente a otros: es libre para abandonar la lectura, para seguirla, hacer una pausa o doblar la esquina superior derecha de la hoja. Muchas de las condenas morales que sufrió el género novelístico hasta el siglo XIX venían precisamente por ese lado: nadie controlaba al lector solitario, encerrado en su casa y que soñaba aventuras o revoluciones y sonreía inteligente ante una alusión crítica que el autor dejaba caer aquí o allá.

Por eso, los novelistas comenzaron a ser conscientes del potencial del género de forma inmediata y alimentaban las ensoñaciones, los deseos, la inteligencia o simplemente las ganas de diversión del tipo de lector al que se dirigían. O todo junto, como en el Quijote.

En efecto, los lectores de aquellos años iniciales del XVII no debieron ser indiferentes ante la descripción de Dorotea, llena de alusiones eróticas y referencias plásticas y teatrales que recreaban un tipo de mujer muy atractivo. Muchos se deleitarían soñando con esa joven andaluza. Y Cervantes sabe dar la pausa suficiente al relato para ello.

Un autorretrato quijotesco de El Ente




El Ente, bloguero con garra, participante activo en muchas redes sociales y autor de varios espacios recomendables, amén de buen escritor, ha querido sumarse a la iniciativa de los autorretratos. Y aquí está el suyo, ¿en espejo con las letras al revés?

Recordad que todos podéis haceros uno en el que se os reconozca o no. La única condición es que aparezca un volumen de la obra o estéis en actitud quijotesca. Mandádmelo por correo electrónico para publicarlo.

Noticias de nuestro Quijote


Cornelivs nos hace un gran regalo en su entrada Un pequeño regalo para La Acequia, a todos los seguidores de nuestra locura: dos videos en los que Borges habla de Cervantes y el Quijote. No puedo decir más que lo leáis, que son testimonios imprescindibles. ¡Gracias, amigo!

Antonio Aguilera redacta un buen resumen del capítulo en su entrada y señala con acierto, el interés sexual de Fernando, que desaparece de forma inmediata tras satisfacerse...

El Sr. de la Vega, que tanto ama la palabra y la poesía -su blog es un excelente ejemplo de sonido caudaloso de la buena literatura-, nos regala un ovillejo a todos los que participamos en esta lectura colectiva. Os ruego que lo leáis con calma: Sahara que me ovillas.

Manuel ha buscado esta vez un punto de vista muy interesante a su comentario. A partir de una alusión de Cervantes, en el inicio del capítulo, a la necesidad de entretenimiento en aquellos tiempos, acierta situando en el contexto histórico la novela: una España que ya estaba a la deriva y que agradeció, sin duda, que la distrajeran. Todo un acierto más de Manuel: El Quijote y "sus tiempos".

Javier, en su comentario en imágenes del Quijote, nos propone esta semana una secuencia de imágenes que reflejan la belleza absoluta de Dorotea. No os perdáis esos pies y esas manos.

Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook, aquí. (Este grupo no sustituye a nuestra lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada, aquí.

Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré.
Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.

Vale.

26 comentarios:

El Ente dijo...

jejje no no habia espejo Pedro jejejeje. Una experiencia quijotesca esta del autorretrato jajaja.

GRACIAS AMIGO UN ABRAZO!!!

Fernando Portillo dijo...

Sí lo había, a menos que utilices las camisas de tu novia; las prendas de caballero se abrochan a la derecha. Pero examina mi autorretrete con lupa (entrada del 8 de noviembre) ¿lo había o no lo habia? interesante juego quijotesco el de los espejos, pardiéz.

Fernando P. Holmes

Merche Pallarés dijo...

Como dije en mi comentario, me encantaron los análisis de FERNANDO PORTILLO, el SR. DE LA VEGA y del ENTE (no me puedo olvidar de nuestro querido PANCHO). Cada uno ha aportado una visión diferente y muy interesante de este capítulo. Voy a leer al SR. DE LA VEGA ipso facto y al resto que tu citas. Besotes, M.

DianNa_ dijo...

Voy a ver que han escrito el sr.Zorro y Cornelivs que seguro es muy interesante :)

Vi las fotos de Javier, como siempre genial y tambien la buenísima de Manuel, comparando épocas que me encantó, luego intentaré leer a los demás pero no sé cuando, me voy de ronda dominguera .

Se me ha añadido un blog a seguir el mío y entré a curiosear y de verdad que es interesante, creo yo, para nuestra lectura, pero mejor juzga tú, te dejo el link.

pierremenardescribeelquijote.blogspot.com/


Besos y feliz domingo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

EL ENTE: o sea, con truco. Un abrazo y gracias por el autorretrato.

FERNANDO PORTILLO: fino observador, Sr. Holmes. Vaya, juego de espejos. Miraremos con lupa, ¿o no llevabas prenda masculina?

MERCHE: espero que te guste. Besos.

DIANNA: te gustará. Que te diviertas en tu salida de domingo. Voy a ver con más calma este blog, que ya vi y creo recordar habernos comentado.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

SELMA dijo...

Enlaces para visitar, cada uno de ellos, ya leí uno ... iré a por los otros siguiendo tus consejos...Sin prisas pero sin pausa..

Feliz domingo, Pedro, un beso.

manuel de la rosa dijo...

Esto va viento en popa, cada vez más.. creo que la gente se va enganchando, pasaremos por locos...pero el que lo deice es que no lo ha probado...nadie es profesta en su tierra ...o si??? saludos

Euphorbia dijo...

No soporto que se doblen las esquinas superiores de las páginas, con los marcalibros tan chulos que hay, caramba.

Cara de pillo de El Ente... buena idea ésta de los autorretratos.

Un beso dominguero

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

SELMA: sin prisas, para disfrutar de todos ellos. ¿Te animas al autorretrato?

MANUEL: cada vez más, en efecto. Deberíamos seguir pensando en algo. ¿Un encuentro al final de la primera parte?

EUPHORBIA: yo tampoco, era sólo un ejemplo el que di en el texto. Hay marcalibros bien hermosos.
El Ente, cara de pillo inteligente, sí señor. Besos.

SELMA dijo...

Pedro, tienes el mío en privado, pero NO PUEDO aparecer , te expliqué los motivos... ;-)

Un beso por tu comprensión....

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

SELMA: Dale vueltas a la imaginación: no hace falta que se te vea: ¿turbante y sólo ojos, con un ejemplar del Quijote, por ejemplo? Me encantaría...

Gabiprog dijo...

Las grandes novelas hacen desempolvan las imaginaciones de sus lectores.

Saludos.

SELMA dijo...

Pedroooooooooooo!
A ver... Justamente "esos"... me delatarían...

Re-beso(jo)s

Aldabra dijo...

a ver si encuentro un hueco y me hago mi autoretrato...

biquiños.

Cornelivs dijo...

Ignoraba ese dato, Pedro: cuando la novela dejó la lecturas publicas y se encerró particularmente en todas las casas. Me refiero al potencial del genero novelistico, del que tan bien hablas.

Gracias por la información. Muy interesante.

Un abrazo.

PEPE dijo...

Soy incapaz de descuidar un consejo de Dianna, por lo que si no os importa, os echaré un vistazo de vez en cuando.

Un saludo a todos los que amais a Don Quijote

pepe

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

GABIPROG: qué acertado pensamiento. Nos empujan para mejorarnos.

SELMA: pues con los ojos cerrados...

ALDABRA: estoy esperándolo con ilusión. Mándamelo cuanto antes.

CORNELIVS: fue un paso muy interesante y de enorme importancia tanto para la literatura como para la recepción de ella.

PEPE: encantado. Y, además, viniendo de Dianna, son inmejorables tus referencias. Aquí te aguardo para que comentes y aportes lo que quieras.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Haciendo cuentas....vamos por el 28, y acaba esta primera parte en el 52...esdecir dentro de 24 semanas estaremos allá por el puente de mayo...no estaría mal....muy bucólica y pastoril la fecha...primavera

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: buen momento, en efecto. Habrá que pensar algo.

Anónimo dijo...

Me parece interesante lo de las lecturas públicas, necesarias en aquel tiempo por el alto porcentaje de gente que no sabía leer. ¿Se sabe algo sobre el ritmo de lectura o los lugares donde se hacía? pancho

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PANCHO: pocos, pero hay documentos. Evidentemente, no estamos hablando de lecturas organizadas, sino de algo más improvisado.
Los descendientes de los juglares -hubo un tiempo que ocuparon ese lugar los ciegos- relataban historias en viñetas con aleluyas; también seguían difundiéndose los textos literarios, como los romances, por personajes itinerantes que, además, transmitían noticias de pueblo en pueblo. Pero esto, en efecto, no son lecturas públicas en sentido estricto.
Sabemos -y veremos en el Quijote un ejemplo-, que se hacían lecturas para las familias, para los frailes de conventos -aquí, desde siempre, pero no de novelas-, en pequeñas plazas cuando alguien sabía leer en el entorno. Había, por lo tanto, una difusión real de los textos escritos de forma oral. Como falta poco para llegar a una de esas lecturas en el Quijote, lo dejaremos para entonces.

Merche Pallarés dijo...

PEDRO y PANCHO como lo siguen haciendo en Marruecos... Besotes, M.

Esther dijo...

Hola! me alegro de ponerle cara a El ente y nada más y nada menos que con un libro como el quijote en las manos..Ya he leído lo de cornelivs y me encantó ahora voy a ver lo de Javier a ponerme al día.

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: no sólo en Marruecos: la tradición se conserva en los sitios en los que el analfabetismo es muy alto. Besos.

ESTHER: me alegro de que te guste. Besos.

BIPOLAR dijo...

El placer de escribir y leer es el diálogo privado que se establece entre ambos y lo que descubren juntos. Nunca para todos, las mismas letras significan lo mismo... Es algo tan mágico y envolvente que sólo lo aprecian nuestro "yo". Es un juego erótico, estimulativo, placentero al fin y al cabo.. ¡Qué sugerente lo que aportas!

El autorretrato del Ente... a mi me fascina todo lo paranormal :P

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: la lectura tiene esas condiciones, en efecto. El Ente ha quedado muy bien.