domingo, 21 de septiembre de 2008

Pensar el mundo a principios de siglo (2). Notas sobre la herramienta colectiva.


Hasta hace unas décadas, si un científico encontraba una teoría con la que no estaba de acuerdo o en la que detectaba algún error, el proceso para dar a conocer a la comunidad científica su opinión era lento: podía escribir cartas a otros científicos o a las principales asociaciones, dar conferencias, escribir un artículo o un libro. En definitiva, desde que la teoría que pretendía refutar se divulgaba hasta que lo hacía la suya propia pasaban meses o años. Esto, independientemente de que consiguiera hacer oír su voz, bien por el cauce elegido para dar a conocer sus opiniones, por el idioma o porque algo impidiera que se difundiera suficientemente. Quizá tuviera éxito, pero si su crítica a la teoría primera también estuviera equivocada, otro científico iniciaría de nuevo el ciclo para rebatirla.

Toda teoría científica es cuestionable: en sus principios, en su definición o en sus aplicaciones. Esto salvaguarda un principio en el que se basa la ciencia: nada es intocable, ni una teoría ni una autoridad.

Hoy disponemos de una herramienta que reduce considerablemente el tiempo del proceso. Una teoría puede ser refutada en cuestión de segundos a través de Internet. Por supuesto, para poderlo hacer en un tiempo tan breve, debemos tener los conocimientos previos sobre la materia tratada. Es decir, que la divulgación de la teoría contra la que reaccionamos, nos pille trabajando. Por supuesto, tendremos parte de las mismas circunstancias que sucedían antes: debemos encontrar el cauce adecuado para divulgarla y puede ser rebatida con la misma rapidez con la que hemos actuado contra la teoría inicial.

Por ahora, el miedo de muchos a la fragilidad de Internet y al archivo virtual de los documentos, no se ha concretado. Todo lo contrario: hoy es más fácil y rápido encontrar y encargar una copia de lo que buscamos con la suficiente solvencia en la red que en una biblioteca, por muy grande y bien organizada que esté. Por supuesto, es necesario la conservación, gestión y divulgación en papel: ni a todos los lugares llega Internet, ni el reposo de muchas lecturas se ajusta bien con la pantalla del ordenador. Por no hablar, del calor del libro.

Hay más factores que avalan el uso de Internet y sus múltiples posibilidades (desde las bibliotecas virtuales hasta el blog). Hoy es posible pensar en una gran enciclopedia virtual, en continuo proceso de elaboración, debate y corrección. Una aproximación es la popular Wikipedia. En ella encontraremos entradas atrasadas, poco fiables o poco relevantes, como en cualquier enciclopedia en papel. Pero puedo abrir un debate en línea sobre ellas, corregirlas o ampliarlas en muy poco tiempo. Ha tenido éxito porque es un producto que se adapta a la perfección a los momentos que vivimos y por eso, comienza a ser imitada. Esto mismo ya sucede con otros ámbitos del conocimiento y en la ciencia más avanzada. El caos de Internet es sólo aparente: en poco tiempo puedo hallar las direcciones que más se ajustan a mi búsqueda.

El conocimiento cada vez es menos individual. El exceso de información, la multiplicación de los procesos para cualquier acción humana relacionada con él (desde construir un automóvil hasta investigar un período histórico) nos lleva hacia el trabajo en equipo. En el fondo, siempre ha sido así. Los filósofos no pensaban en el vacío, sino sobre las ideas de los que les precedieron y contrastaban sus ideas paseando con sus alumnos o con otros filósofos, impartiendo conferencias o escribiendo libros y leyendo las reseñas o los libros que los refutaban (no hay nada peor para un filósofo que el éxito y la adulación).

El esfuerzo de pensar -no es tan natural en el hombre como se piensa-, debe ser hoy colectivo. Yo no sé qué ha sucedido realmente en Georgia porque nunca he estado allí y sólo conozco el problema por los medios de comunicación, que tienen sus propios intereses. Pero puedo reflexionar, a través de Internet, con otras personas que sí conozcan esos acontecimientos, asesorarme con las fuentes que me inspiren más confianza y usar sus aportaciones para elaborar mi opinión. Todo ello en muy poco tiempo: mucho menos que antes. Y con un caudal de fuentes más abundante y de rápido y fácil acceso.

Ahora bien, para esto, debemos basarnos en algo que sí es general en los procesos técnicos pero no tanto en los grandes pensadores: la humildad de reconocer que el otro puede aportarme algo. Y que el otro, aunque no tenga el título de Doctor, puede ser un conocedor perfecto de lo que yo sólo conozco a medias. Nunca como hoy ha habido en la historia de la Humanidad, tanta gente con tantos conocimientos, diversos, heterogéneos y pertinentes. Quizá muchos no sepan estructurar de la mejor manera lo que saben, pero facilitan el testimonio, su reflexión y primer balance. El conocimiento y la tarea de pensar es más que nunca algo colectivo. En el fondo, es recuperar en un modelo mejorado, el foro público de debate de la Antigüedad grecolatina. En esta tarea no todas las piezas deben tener el mismo color y algunas pueden ser imperfectas. Esta imperfección es parte del avance del conocimiento: algo que no encaja pero es necesario, hace repensar cualquier sistema e incluso puede subvertirlo.

Comenzar a pensar en el mundo de hoy es aceptar que las conclusiones se construyen entre muchos: unos tenderán las líneas generales, otros sabrán hallar el hilo que desenrede una madeja concreta y otros aportarán chispazos aclaratorios o anécdotas personales que ilustren el discurso o lo contradigan. Y supone también que no habrá unas conclusiones aceptables para todos en todos sus aspectos porque ahora los que pueden pensar, divulgar sus ideas y mostrar sus divergencias es un número muy superior al que representaba la comunidad científica hasta mediados del siglo XX. Sin embargo, debemos saber en qué lugar de este pensamiento se conserva y afirma la individualidad, tan esencial para cada uno y para los logros finales y tan amenazada: a esto dedicaremos más de un texto en el futuro.

49 comentarios:

Capazorros dijo...

Reconozco las ventajas de las nuevas tecnologías, pero sigo prefiriendo el cuaderno de notas, el boligrafo y el intercambio personal de información con una cañita en las manos. Creo que el peligro esta en la deshumanización que las nuevas tecnologias pueden traer si no se usan bien.
Pasaba por aquí.

Anónimo dijo...

Sólo una pequeña salvedad: Internet tendrá éxito en la divulgación científica del tipo que sea si, previamente, el investigador ya ha sido recompensado por el ingente trabajo que comporta cualquier tipo de investigación. El esfuerzo no recompensado tiene un límite. pancho

lichazul...elisa dijo...

pedro

bienvenido otoño por ese lado del mapa
acá estrenando primavera con un atuendo de antiestamínicos para mis alergias jajajaja

interesante tema hoy nos convoca
ventajas de acercamiento pero también de cierta distorción de los hechos
hoy la comunicación es muy muy rápida en términos técnológicos
pero no siempre las fuentes son del todo confiables (suelen ser algo subjetivas en su forma pero en el fondo tienen su asidero acertado)

Mi padre, un señor del siglo pasado , se maravilla de lo fácil que puedo entablar diálogos con personas desde otros puntos , así como de las imagenes que se muestran...y de los adelantos científicos a los que se llega .(él tiene 78)

Pero también se apena cosa que comparto, que a pesar de tanta parafernalia de medios , el hombre sigue comportándose tan primitivamente con sus congéneres y con el planeta que lo alberga.

quizá evolucionamos al siglo XXI en destrezas tecnológicas y nuevos tratados de comercio
pero aún estamos muy atrasados en cuanto a tratados de conductas y de conciencia ambiental.

desde este apartado punto meridional
le saluda su lectora

elisa:-)
un muakismuakis pa'usted

Merche Pallarés dijo...

Es alucinante qué rápidamente ha evolucionado todo desde mediados del S. XX. En los años 50 aún los cambios eran lentos, se vivía mas o menos igual que en años anteriores pero a raiz de los 60 todo se disparó con una velocidad de vértigo. Ahora internet es un arma imprescindible para la comunicación, investigación y conocimientos de toda índole como tu bien apuntas. Ahora referente a la Wikipedia, aún no he consultado nada porque tengo mi flamante "Encyclopedia Britannica" que adoro. Me encanta el tacto de los volúmenes, las páginas de papel de cebolla, pasarlas lentamente, regodearme con las informaciones tan detalladas. Es mi pasión. Besotes, M.

María dijo...

Creo que todo tiene sus ventajas e inconvenientes, ahora todo es mucho más rápido y cómodo con la tecnología, antes todo era mucho más lento y trabajoso, pero el paso tan agigantado que hemos dado, a pesar de todo, yo no lo cambiaría por nada.

En cuanto a la wikipedia, es una herramienta muy eficaz, se suele consultar bastante, viene muy bien, yo por ejemplo la tengo enlazada en mi blog.

Feliz tarde y un beso.

Aldabra dijo...

es bonita la idea de pensar que lo poco que sé yo puede servir de ayuda a otra persona que, o bien sabe menos o bien justo no sabía lo que estoy yo diciento... es como un gran equipo sin que por ello cada uno pierda su individualidad.

defiendo por aquí que la red no es totalmente fría, al menos desde mi punto de vista... de algún modo a mi las personas con las que hablo en la red (no todas, claro está) me llegan al corazón, aunque no sea como tomar una caña, como comenta capazorros, una cosa no quita la otra.

a mí internet me ha abierto un mundo nuevo muy interesante al que no me gustaría renunciar.

acepto sus ventajas y sus inconvenientes.

¿recuerdas lo que decía al principio acerca de tus post tan aglomeradaos? ¿recuerdas lo que me contestaste tú?... bueno, pues quiero decirte que ya me he acostumbrado a ellos y que si me faltaran los echaría de menos. Eres un hombre con unas ideas muy profundas de las que aprendo mucho.

Gracias, Pedrol
y bicos, como siempre.

manuel-tuccitano dijo...

Tengo que confesar que desde la llegada a mi caa de la banda ancha, he ahorrado bastante en cuanto a textos enciclopédicos... los libros de ocio por supuesto en papel...no aguanto los digitales...para mi, internet es una fuente muy rica de información, pero a la vez tan numerosa que puede equivocarte...

Buena reflexió y texto preciso. Enhorabuena. Saludos

Esther dijo...

Tienes razón internet es una gran ventaja en busquedas de informacion y comunicación como lo que has descrito de presentar ideas científicas y rebatirlas.. Pero no sé por qué yo cuando escribo siempre lo hago primero en papel a la antigua y luego lo paso al ordenador cuando es algo para el blog y a la hora de leer también prefiero libro en mano que cara al ordenador,quitado de los blogs claro.. jaja.

Eso sí me ahorro el sitio en la estanterías para las enciclopedias ¡y el dinero que cuestan!

besos

Abejita de la Vega dijo...

Internet ha cambiado mi forma de acceder al conocimiento, por supuesto.Tienes a tu alcance inmediatamente lo que antes hubiera supuesto horas y horas de rastrear bibliotecas o librerías.Y no se solía tener tiempo para tanto...
La lectura en pantalla, en mi caso,siempre es más superficial, más de picoteo aquí y allá.Por eso, para leer leer...los libros. Son dos maneras de aprender que se complementan.
En cuanto a los blogs, empecé gracias a mi amiga Luz, la de "El acorde azul". Estoy encantada de participar con mis comentarios y de compartir "La arañita campeña" con dos buenos compañeros. Aunque...yo tuve un disgusto morrocotudo a causa de algunos comentarios maliciosamente interpretados. Aún así ¡vivan los blogs!
Un saludo para Pedro y todos los blogueros que pasan por aquí.

Salondesol dijo...

La información se difunde a la velocidad del rayo y las fuentes son casi infinitas, llenas de variantes, matices, colores... jeje..!! Si es que solo le faltan olores.

A los que dicen que internet es fría y poco humana, les digo que detrás de cada bit hay un hijo, una madre o un abuelo. Nunca antes la información fue tan rápidamente difundida, comentada, ampliada... es mucho más rica, y me resulta incluso más humana.

Es un trabajo en equipo como bien dices, como antes, como el de toda la vida... pero con un equipo mucho mayor, ¡global!

Leía esta mañana un árticulo en El País de Javier Sampedro sobre la lógica borrosa, es aplicable a una gran cantidad de datos, como internet (por ejemplo). Para poder ser interpretados por robots y llegar a unos resultados intermedios entre lo verdadero y lo falso, y que además se ajusten continuamente en función de los datos recibidos. ¿No es fantástico?

¡Ups! disculpa la extensión, será que tengo desajustada mi lógica borrosa...

Besos.

cuentosbrujos dijo...

El pasado, por malo que fuera genera nostalgia, Yo me subí a este trepidante mundo por pura pasion y me gusta su velocidad su vértigo, pero a veces si, deseas apearte
no lo se de momento todo son ventajas. La Red es un mundo paralelo que si de algo peca es de informacion
saludos brujos

Haideé Iglesias dijo...

Escuchar, dentro y fuera.
Un abrazo

jg riobò dijo...

Yo chico raro, busco cosas raras y esas no circulan por la red.
La red esta super saturada de tonterías.
Foto excelente.

SELMA dijo...

Confieso que leo la prensa online ( algunos diarios me llegan por mails)por la mañana mientras desayuno, pero los libros prefiero leerlos confortablemente sentada en una butaca... y pasar las páginas a mano no con un ratoncito...

Un beso Pedro.

Isabel Huete dijo...

Las nuevas tecnología me parecen una herramienta fantástica tanto para difundir el conocimiento como para acceder a él, pero creo que en determinados aspecto el exceso de rapidez, la necesidad de que en la red las cosas estén al segundo, desvirtúa su propio valor y, a veces, no resulta del todo fiable. En todo caso yo ya no sabría prescindir de ellas en mi vida diaria porque ahorro mucho tiempo y esfuerzo.
Aún así, todavía no ha llegado el día en el que me sienta cómoda leyendo algo interesante en pantalla: necesito imprimirlo y leerlo en papel. Me gusta leer las cosas reposadamente, en mi postura favorita, con la luz que yo elija, y la luz de la pantalla es como si me metiera prisa, como si me estuviera diciendo que esto no es para entretenerse, que todo es inmediato, que rápidamente debo pasar a otra cosa.
No es algo racional sino pura sensación. Por eso creo que no debemos abandonar ni menospreciar la forma en la que antes hacíamos las cosas. Debiéramos dejarnos seducir por lo nuevo en su justa medida.
Un besazo.

BIPOLAR dijo...

Cómo habría disfrutado en un debate filosófico, ético, moral, con los grandes pensadores....(me conformo con uno de los elegidos aunque apenas intervenga) plop

En el mundo de hoy en día, no se habla de cosas serias.

Antón de Muros dijo...

Es cierto - como dice jg riobó - que la red está saturada de tonterías, pero, por suerte se cuelan cosas buenas.
Iniciativas como este blog (que nos permite comunicar nuestras inquietudes desde distintas latitudes), son posibles gracias a la red...

Destaco dos elementos que citó Pedro: "trabajo en equipo" y "humildad" ¡qué ingredientes interesantes para hacer algo bueno en este siglo XXI que transitamos! ¿verdad? ;-)

Saludos.

Antón.

Marcelo dijo...

La construcción grupal del conocimiento es un arma formidable, y más intensa gracias a Internet. Quedaría por resolver temas como derechos de autor y egos inflamables de algunos miembros dela comunidad científica.
Un abrazo

Vampi666 dijo...

Holaaaaa
Cuanto tiempo sin poder pararme a comentar, pero hoy puedo.
La verdad es que accedemos mucho más rápido a resolver dudas, pero yo sigo necesitando los libros en mi vida, no la entendería sin ellos.
Un besito desde mi mundo.

Mafaldia dijo...

Internet es una bomba de información casi fiable en un porcentaje muy elevado (tener en cuenta que la velocidad de transmisión de una noticia es directamente proporcional a la transmisión de un bulo, por ej) pero para recoger buena información se requiere mucho tiempo, y lo que ha supuesto un hito es el ahorro económico y el ahorro de espacio. Hay mucho más positivo que negativo.

DianNa_ dijo...

Basura y manipulación la hay en todos los medios, nos queda discernir entre lo válido y lo que no lo es, ahí es dónde empieza el verdadero interés por este medio, en poder consultar diferentes fuentes y contrastar la opiniones, como por ejemplo en los blogs y ser parte activa de este "futuro", nosotros, todos, hacemos internet.

Besos, niño y buen día

Juan Luis dijo...

Hola Pedro.

Creo que Internet ha supuesto un cambio tan grande y tan extendido que aún nos cuesta asumir todo el poder que ha puesto a nuestro alcance.

saludos

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola! Aquí poniéndome al día en tus actualizaciones.

De todo lo negativo siempre hay algo positivo (hay que buscarlo...) de la mala prensa y de la información negativa sirve para valorar el medio que lo publique y para ver hasta donde podemos llegar.

Te dejo un abrazoo !

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Este es el inicio de la serie, como sabéis y en él quería meditar sobre la herramienta con la que os invito a participar, el cauce que nos va a llevar a la reflexión. Como varios decís, Internet tiene cosas buenas y cosas malas. Como todo. Nosotros somos de las últimas generaciones que usarán el formato del libro tal y como se perfeccionó a principios del siglo XIX -antes era otra cosa-: un medio de divulgación de todo tipo de cosas a gran escala.
A partir de ya mismo, el libro irá reduciendo su uso hacia el ocio, el coleccionismo, lo que se pueda vender de forma masiva y el lujo -incluyo como tal también el pequeño trabajo artesanal o artístico que hace de algunas tiradas de volúmenes objetos artísticos-.
Esto ya es así, para bien o para mal. Como comenzamos la serie, no voy a juzgar, sólo a describir: el presente es esto. Las enciclopedias actualizadas sólo están en Internet, la consulta del dato más anecdótico y extraño o de cosas de la mayor actualidad, la hacemos a través de Internet. Así mismo, gran parte de nuestras compras, encargos y cosas del día a día. Incluso cuando no lo hacemos nosotros directamente, realiza esta tarea por nosotros el librero, el bibliotecario, la persona que nos atiende en una central de datos, etc.
Pensaremos en la serie sobre la bondad y maldad del formato.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

CAPAZORROS: en efecto. Yo también, pero no puedo hacerlo con una persona que está en Japón y que me ayuda a pensar en algo, o a fabricar algo o que me da un consejo sobre cómo hacer mejor la receta de una sopa de aleta de tiburón. Una de las próximas entradas irá sobre esta paradoja de lo lejano-cercano, en la que se tratará de esta dehumanización que mencionas. Me gusta que pases por aquí.

PANCHO: hay unos cauces de circulación de ideas en Internet no tan accesibles ni tan gratuitos. Las publicaciones académicas cada vez más renuncian a la versión en papel y difunden los artículos de investigación puntera en revistas electrónicas, previa subscripción. Asimismo, hay foros especializados de debate, muchas intranet, etc. Se comienzan a dar los Congresos virtuales, las video-conferencias, etc. Esto, lo veremos, irá en aumento: abarata costes, acelera la trasmisión y permite la difusión generalizada.

LICHAZUL: para combatir la poca fiabilidad, hay que ir a los sitios seguros. Pasa igual con los libros, los informativos de televisión o radio, los periódicos, etc.
En cuanto al comportamiento del ser humano, me temo que será igual en la cibersociedad que fuera de ella. Somos así.
Feliz primavera, desde el otoño.

MERCHE: en efecto, como señalas, la aceleración del tiempo histórico es cada vez mayor. Por eso, las zonas del mundo o de la sociedad que quedan fuera, tienen más problemas que antes. A mí también me encanta tener un libro en la mano, pero cada vez lo restrinjo más para el "ocio". Veremos algunas de las consecuencias -¿negativas?, ¿positivas?- de la aceleración en esta serie. Besos.

MARÍA: en efecto. Esta nueva herramienta ha abierto el mundo, no lo ha limitado. Por eso, es bueno.

ALDABRA: recuerdo lo que te dije, y me alegro de lo que ha pasado. Esta serie, en concreto, es un riesgo que he tomado gracias a vosotros.
Como dices, la red ha generado un contacto con gente y fuentes de información que antes no teníamos.

MANUEL: y, el caso, es que llegaremos a ver -incluso, nosotros, los que tanto amamos al libro a la antigua- cómo entran en casa los libros electrónicos.

ESTHER: costumbres que cada uno adquiere. El gesto de escribir en un papel nos reconcilia con muchas cosas de nuestro interior y por eso es insustituible.

ABEJITA: las pantallas irán mejorando y cada vez será más cómodo leer en ellas. Es más, permiten a muchas personas con dificultades visuales poner caracteres más grandes.
Una de las desventajas es la que citas, lo de los comentarios maliciosos.

SALONDESOL: ...no te extrañe que pongan olores a los ordenadores dentro de poco. Leí el artículo y es muy bueno y útil para esta serie. Lo usaremos.
No te disculpes por la extensión: esta serie la pide.

CUENTOSBRUJOS: si bien lo pensamos, ya va dejando de ser un mundo paralelo para ser parte del mundo. Veremos el problema del exceso de información.

HAIDEÉ: en efecto. Así es la única forma de respetar al otro y avanzar. Después, opinar.

JAVIER: ya no, querido amigo, cualquier cosa que busques está allí. Hasta las más raras.

SELMA: en efecto, el libro irá restringiendo su uso.

ISABEL: el mundo ya es así, querida amiga: tan veloz que da vértigo. Como dices, el contacto con el libro es algo propio de las sensaciones. Y somos de las últimas generaciones que tendrán algunas de las que han protagonizado la cultura de los últimos siglos.

BIPOLAR: imaginemos a los grandes filósofos pensando juntos en una intranet... Hablemos, aquí, de todo. Serio o no.

ANTÓN: sigamos pensando juntos, entonces. Saludos.

MARCELO: ay, el derecho de autor individual ya no va a ser lo que era. Al tiempo. Lo de los egos será más difícil cambiarlo...

VAMPI666: me alegro de que hayas sacado tiempo y te animes a participar en esta serie.

MAFALDIA: ya no tanto como hace dos años. Y dentro de dos, la búsqueda de lo que uno necesita se habrá refinado. Y más en las cosas de alta especialización: yo, ahora, tengo en segundos en mi ordenador un artículo que antes tardaba dos meses en coseguir. E irá en aumento.

DIANNA: en efecto: ese nosotros que citas es clave en este futuro. Participemos de él.

JUAN LUIS: pues hagamos la digestión rápida, porque esto no ha hecho más que comenzar.

Gracias a todos por participar en esta serie. Es todo un lujo teneros por aquí.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BEATRIZ: perdona, tu comentario llegó cuando respondía a los demás. Gracias también por participar.

Euphorbia dijo...

Siempre he tenido la costumbre de escribir en libretas, el otro día me preguntaba si dentro de unos años será fácil leer la letra manuscrita, quizá ocurrirá con los documentos antiguos de hace 100 años, que sólo los entienden los estudiosos.

Como se ha dicho, la red tiene mucho de bueno y mucho de malo, hay que saber utilizarlo, como todo.

Lo del e-book se me resiste, me parece inconcebible ir por el mundo leyendo en una pantallita: al final se nos van a caer los ojos. Yo aguantaré con el papel hasta que las editoriales dejen de imprimir.

Besos

XuanRata dijo...

Todas las opiniones y todas las teorías son sociales. Hasta las ideas más descabelladas que pueda dar a luz el genio individual son el fruto de un embarazo con muchos padres y madres. ¿Qué aporta entonces la herramienta de la red? Multiplica los intercambios y disminuye el tiempo necesario para que se produzcan. Es decir, aumenta la cantidad del intercambio y con ello, suponemos, las posibilidades de alcanzar mejores conclusiones. Pero este salto de la cantidad a la calidad no me parece que se produzca de forma automática. Acortamos los procesos, pero ¿no es precisamente en el transcurso del proceso cuando tienen lugar los verdaderos avances? Se me dirá que el proceso ahora es colectivo, y es cierto, pero el que piensa en última instancia siempre es el individuo, aunque creo que con esto estoy contradiciendo lo que dije al principio. Tal vez debía haberme tomado más tiempo para reflexionar.

Anónimo dijo...

Tal vez debía haberme tomado más tiempo para reflexionar
Si mal no te entendí la intervención del individuo se produce en un contexto de debate social. Sin este debate social, es posible que el individuo no progresara por donde lo hizo. No me parece equivocado atribuir, incluso en la ciencia, una influencia de la sociedad sobre los descubrimientos individuales, ni me parece una contradicción,
aecagh

SAUVIGNONA dijo...

hola pedro diculpame que me he ausentado un poco ...prblermas de salud ya sabes ....pero aqui estoy...son la tecnologia capaz que hoy no lo estoy contando...por asi decirlo...ya que estamos...
y bueno por otro lado...supongo que de cierto modo me he quedado en la prehistoria..yo tb..escribo en libretas que las llevoa cuestas..prefiero ir al cine en balnco y negro....prefiero las fotos en blanco y negro y con con rollo de maquin a eh?
y los negativos me encantan...
pero bueno....asi estamos hoy.....
te dejo besines hermoso!
adios!
:)
p/d: felicidades por el premio y por las palabras

Antònia P. dijo...

Internet es una ventana abierta al mundo.Creo que junto con la penicilina el mejor invento del siglo XX.
Un abrazo.

María dijo...

Saludos desde internet esperando un nuevo post.

Un beso.

El Deme dijo...

Las noticias vuelan que es una barbaridad...Toda la información del mundo está aquí, pero como individuos que somos tenemos la capacidad de elegir, juzgar o valorar todo aquello que leemos y buscar lo que nos sirva. La verdad y la mentira la tendremos que separar según nuestos criterios, y sólo lo contrastado finalmente nos servirá. Por fin el conocimiento al servicio del pueblo.

Dargor dijo...

El mundo de internet es muy complejo y no tan sencillo en ese aspecto, mientras que una enciclopedia virtual como wikipedia tiende a acercarse a la verdad, evidentemente no esta completamente revisada en todos los articulos.

El probléma de internet es que TODA la información tiene un cauce. Y ese TODA es la raiz del problema

Y esto ya lo decían Larry Page y Sergey Brin.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

EUPHORBIA: hay estudios sobre eso: ¿podrá el ser humano abandonar la escritura con la mano? ¿Qué cambios se operarán en nuestra mente? ¿Y en las emociones? Buen tema para meditar.

XUANRATA: no, no es automático el salto, como dices: pero ahora somos más "interaccionando", como se suele decir. Pero el peso abrumador de lo colectivo -que irá en aumento- deja un margen estrecho al individuo y, en especial, al individuo cuando crea. ¿Cómo armonizaremos eso? Habrá que darle algunas vueltas.

AECAGH ANÓNIMO: todo avance es un logro colectivo, en efecto, en manos de un individuo o de un grupo. Y cada vez lo será más. (¿Puedo pedirte que te pongas un nombre o un pseudónimo para seguir tus próximas intervenciones -es un ruego que siempre hago a todos mis comunicadores anónimos-?). Saludos.

SAUVIGNONA: no tienes que disculparte. Espero que estés mejor: los cambios de estación no son muy saludables.
Una cosa es nuestros gustos individuales, los terrenos en donde nos sentimos mejores o más cómodos, y otras este progreso del pensamiento. Besos.

ANTÒNIA: y aun estamos en sus comienzos. Un abrazo.

MARÍA: esta noche, hacia las diez.

DEME: En efecto, ésta es una de las cosas que quería señalar en mi texto: al fin se ha democratizado el acceso a la cultura y la interacción con los otros. Veremos dónde nos lleva.

DARGOR: superado el miedo a la fragilidad de Internet, ahora hay dos problemas: su extensión para hacerlo general y barato en todo el mundo y la jerarquización de la información. Se van solucionando. Sólo hay que pensar lo que sucedía hace cuatro o cinco años. Pero aun hay mucho terreno que andar.

Anónimo dijo...

(¿Puedo pedirte que te pongas un nombre o un pseudónimo para seguir tus próximas intervenciones -es un ruego que siempre hago a todos mis comunicadores anónimos-?)

Es verdad. Realmente aecagh no es una expresión aleatoria y, de hecho, me trae siempre resonancias particularmente queridas. Por esa razón la escogí como mascarón para entrar en esta tu casa,
aecagh
Un saludo

Jmsg dijo...

En efecto, esta herramienta colectiva está convirtiendo el conocimiento en una película, en algo en constante (y desconcertante) dinamismo. Antes era "estático", instantáneas de una realidad de ensayos, de resultados de la experimentación... sobre el papel.
En cuanto al trabajo en equipo, no sé por qué, pero me recuerda a una frase de Jovellanos, reproducida en una plaza de Gijón que dice: Por ventura no es la sociedad otra cosa que una gran compañía, en la que cada uno pone su fuerza y sus luces y las consagra al bien de los demás.
Como ves, la idea no es nueva.

Por último, en tu primer comentario terminas con algo muy inquietante para mí. Ya que depender de algo en la vida, es algo que me desagrada profundamente. Ya sea Internet, la electricidad o el agua. Poco a poco vamos cayendo en las redes de la Web, cada vez que compramos algo, cada vez que leemos el periódico, o, por qué no decirlo, cada vez que seguimos tus entradas.
Y que no falten. Está bien pasar por aquí.
Un saludo.

begoyrafa dijo...

llevaba sin conexión desde por la mañana debidoa un problema del Servidor y me puse nervioso. Esto lo enlazo con el comentario anterior de JM.
En cuanto a Internet yo creo que es una herramienta más que hay que saber utilizarla y eso está en los dedos del que se conecta.
Lo cierto es que abre unas posibilidades tremendas y se ha convertido en una herramienta básica. El tiempo y su perspectiva le dará la dimensión real, pero probablemente suponga un avance similar al de la imprenta de finales del XV, principios del XVI.
Un abrazo
Rafa

Obispa Aguirre dijo...

¿Y para qué pensar tanto?
Duele mucho la cabeza
Es mejor adoctrinar y establecer un criterio único y homogéneo.

Julio dijo...

Las nuevas tecnologías están causando transformaciones no sólo en la forma de hacer ciencia, sino también en el propio contenido de la producción científica. Y no siempre para bien. Échale un ojo a esto y a las referencias que incluye:
http://www.lacoctelera.com/documentacion/post/2008/08/14/patrones-consumo-informacion-cientifica-parte-los
Un abrazo y a ver si coincidimos...
Julio

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

AECAGH: perfecto, aunque me cuesta teclearla. Me alegro de que estés por aquí y espero contar contigo en próximas entradas.

JMSG: en efecto, no es nuevo, pero ahora tenemos una gran herramienta. Me gusta tu idea del conocimiento dinámico frente al estático de antes. Me la apunto, porque explica muchas cosas.
No es bueno depender de nada, tienes razón.
Un placer tenerte por aquí.

RAFA: Tienes razón, es difícil ya vivir sin esto. Es un salto cualitativo y la posibilidad de muchos sueños del ser humano. Y también de muchas pesadillas.

OBISPA AGUIRRE: usted sí que sabe. Bienvenida a La Acequia, en la que espero encontrarla en próximas ocasiones.

JULIO: leo con calma el enlace y te comento. Tienes razón: la herramienta suele derivar en contenido. Y es verdad, a ver si coincidimos, que nos debemos unas buenas charlas.

Nunca hubiera pensado que esta serie pudiera contar con más de 40 comentarios en su segunda entrada. Vosotos sois lo mejor de La Acequia. Sigamos pensando: el próximo domingo, la siguiente entrada.

DianNa_ dijo...

Me admiras, no sé cómo puedes con tanto y tan bien hecho, me dejas pasmá, niño.

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIANNA: tengo secretos...

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas tardes Pedro.
No quisiera que desaparecieran los libros, aunque el futuro pinta tecnologico cien por cien. Me da miedo lo impersonal, aunque busques y rebusques, acabas eligiendo muchas veces por intuicion o afinidad de ideas.
No obstante yo tambien me estoy reciclando a cada momento, de Internet, de sus mundos, escojo lo que creo que une mas, presento mi
Blog y mis Posts, con la ilusion de compartir.
Cosa que agardezco cada vez que vengo al tuyo, pues confio en ti y en tus escritos, los leo y noto que transmites grandes temas y reflexiones.
Lo cual no quiere decir que participo a tope en todos tus escritos, como habras notado.
Saludos cordiales.
Jesus

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JESÚS: yo tampoco quisiera que desaparecieran en el formato al que estamos acostumbrados, pero el futuro parece ir por otro lado. Quién sabe.
Me agrada que no siempre compartas mis opiniones o plantees matices a mis reflexiones. Esa es mi idea: construir algo con el debate de todos.
Un abrazo.

DianNa_ dijo...

Secretos... ¡¡ya, lo sé!! ¡¡eres un alien!! o tienes un gemelo :P

Besos y buenos días :D

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIANNA: ya sabes que duermo poco.

Nome Digas dijo...

Nada, que venga el futuro. Siempre habrá una miaja de inteligencia en el ser humano que acabará filtrando lo que no interesa. Al menos a mí me apetece ser optimista. Me ha parecido muy interesante esta entrada. Volveré en algún momento a leerla con más calma. Un saludo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

NOME DIGAS: el futuro es inevitable, así que no hay mejor forma de afrontarlo. Me alegro de que sigas esta serie. Un saludo.