lunes, 18 de agosto de 2008

Te vendo un hueso.


Si los artistas se han endiosado tanto que muchos de ellos se han convertido en guías espirituales que tienen el secreto de nuestra cultura y los nuevos templos son los grandes museos, a los que peregrinan miles de devotos que reverencian un arte que no comprenden y sobre el que ejercen su culto sacerdotes que pronuncian mensajes enigmáticos mientras calculan su valor económico, ¿por qué no disputarnos las partes de sus cuerpos como reliquias de santos?

Este es el irónico punto de partida de la instalación de Mateo Maté (Madrid, 1964), Reliquias de artista, que se exhibe, hasta el 21 de septiembre, en el Patio Herreriano de Valladolid. Maté parece haberse especializado en sus instalaciones en una visión desmitificadora del arte y de muchos de los principios que algunos quieren sagrados de nuestra cultura.

La instalación consiste en la exposición de las radiografías del cuerpo del artista y los correspondientes contratos de compra-venta de sus huesos, debidamente formalizados y preparados para su firma tras alcanzar un acuerdo entre el artista y el comprador. Se adjuntan todos los documentos oportunos.

Es una tomadura de pelo irreverente sobre otras tomaduras de pelo a las que habitualmente asistimos en los grandes espacios artísticos. No sé si Maté se gana la vida con esto, pero me parecería bien: otros lo hacen con menos.

Al salir, pregunté si se había formalizado ya alguna compra. Me dijeron que no, así que el visitante aun tiene a su disposición todos y cada uno de los huesos de Mateo Maté, que le serán entregados tras cumplir la normativa correspondiente sobre salud pública y, por supuesto, después de la muerte del artista y debidamente descarnados. Luego, podrá exponerlos en un reliquiario en el salón de su casa.

Cosas más extrañas se han visto. Yo salí con una sonrisa del Museo, pero no volvería a ver esta instalación. Efímera, como casi todo lo que hacemos ahora.

36 comentarios:

Dargor dijo...

El cuerpo no vale demasiado

El alma vale una vida

Algunas mas valiosas que otras

CARMEN--- dijo...

JAJAJAJA, lo siento Pedro, no te lo tomes a mal, pero después de leer ésto lo primero que me ha salido es una gran carcajada, me cachis, a dónde vamos a llegar!!

Saluditos

DianNa_ dijo...

Yo vendo el hueso de mis aceitunas!!

Desde luego hay que ser capullo!!

Besitos, nocturnos y alevosos ;)

Magui dijo...

Tem razão.Eles já são deuses deles mesmos.

Merche Pallarés dijo...

Sí, original y... efímero. Besotes, M.

XuanRata dijo...

¿Reliquias de artista post mortem o reliquias de arte fenecido?
Reliquias son al fin y al cabo lo que compran los inversores en arte. Curioso destino el del artista que come gracias a los que desean por encima de todo su muerte.

Euphorbia dijo...

¡Qué bueno! Claro que este hombre, después de tanta radiografía, debe brillar en la oscuridad, es decir, una obra de arte en sí mismo.

Anteayer fuimos al MNAC (Museu Nacional d'Art de Catalunya), muy recomendable, especialmente su colección de arte románico y la de arte moderno proveniente de otro museo que se cerró en la Ciudadela (ahora me estoy enrollando). A lo que iba, entre todo lo que llega a haber, hay una tela de Tapies monocroma en color marrón que se titula "negro marronoso", o "marrón negruzco", ahora no recuerdo, seguro que los huesitos de Tapias se venderían muy bien en el mercado artístico.

Un besito

cuentosbrujos dijo...

artista Vs gurú???
uhmmm no se, no se.
¿A cuanto el hueso?
De iberico va cojonudo pal cocido..
(perdon por la frivolidad)
saludos brujos mozo.

Juan Luis dijo...

Hola Pedro.

Hombre, los huesos no están mal; te visten una repisa o un centro de mesa. Lo que sí estaría bien sería disecarlo a cuerpo completo, así lo podrías sentar a la mesa en las cenas con amigos, montarlo de copiloto en el coche o llevarlo a ver exposiciones y presentaciones de libros.

La ironía es un arte y como bien dices, otros se ganan la vida con menos.

Saludos.

begoyrafa dijo...

Supongo que al autor alguien le habría dicho eso de " me muero por tus huesos" y decidió que en vez de morirse por ellos, mejor venderlos.
Un abrazo
Rafa

Cecilia Alameda Sol dijo...

Lo macabro tiene seguidores. En Madrid hubo una exposición de cuerpos disecados, costaba una pasta entrar a verla, y tuvo un éxito bárbaro.

Sr.K dijo...

La idea del artista me parece muy apropiada para los tiempos de comercialización de la vida en general en los que vivimos.

Por otro lado, me parece también importante llamar la atención sobre las exposiciones "de segunda" de artistas de renombre. Exposiciones que tienen tirón y que contienen – más que exponen – obras de ínfima calidad y bocetos que el artista celebérrimo había tirado a la basura. No todos los grandes fueron grandes siempre. Siempre, para acertar hay que fallar y el criterio mercantilista ya no diferencia entre fallo y acierto. Muchos grandes autores ven expuestas sus vergüenzas a plena luz del día sin compasión y como están muertos no se pueden quejar, los pobres.

Desde que los dadaístas exploraron "la poética del accidente", se ha pervertido la idea de lo espontáneo, lo accidental, la acción artística, lo éfimero. La gran mayoría de las veces sólo es falta de habilidad técnica y/o la voluntad de hacer el mínimo esfuerzo con el máximo beneficio. Pero, a pesar de todas estas nubes borrascosas, aún hay esperanza para occidente con artistas como el que nos presenta Pedro.

Como siempre, un placer descubrir nuevas visiones.

Cuspedepita dijo...

Igual lo suyo es la genialidad, y yo muy obtusa, no sé, pero aparte de la dosis de ironía y crítica que supone esta exposición, que no podemos negarle, no le veo la gracia.
¿Dónde está el genio creativo? ¿Dónde la obra original del artista?

DianNa_ dijo...

Me he acordado ahora de un post que hice hace unos meses tocando este tema, el artista vendía mierda en botes (caca) , la cosa es que se vendieron todos, aún están en algún museo, los que no han explotado, algunos lo hicieron, a causa de los gases contenidos en las heces.

Voy a ver si encuentro el link y te lo pego, pero es que no sé como lo etiqueté y hay creo , casi 700 entradas psss.

Tengo la cabeza aturullada, venden algo para dejar de pensar un ratito?

Besos, guapo

DianNa_ dijo...

No encuentro mi entrada, lo busqué en google.

http://www.ciudad.com.ar/nota.aspx?id=01363005

es la historia de una lata de heces del artista italiano Piero Manzoni, por la cual se pagaron 124 mil euros.

Entra con la nariz tapada jajaja

Más besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DARGOR: si la encontramos a tiempo...

CARMEN: me alegro de tu risa. Saludos.

DIANNA: ¡¡huesos de aceitunas, a las salas de los museos ya!!

MAGUI: en efecto.

MERCHE: ...y rentable. Besos.

XUANRATA: en el fondo, ¿no ha sido siempre así?

EUPHORBIA: ésa es una buena forma de verlo. Estoy seguro de que Tapies ya ha pensado en eso. Un beso.

CUENTOSBRUJOS: ¡cocido de artista!, ¡qué idea!

JUAN LUIS: otra magnífica idea. Saludos.

RAFA: más rentable, sin duda. Un abrazo.

CECILIA: la vi. Me parecieron más muertos los vivos.

SR.K.: ya sabes que se comercializa todo, hasta el último garabato de un genio. Un placer leerte por aquí.

CUSPEDEPITA: así es gran parte del arte actual. Quizá el que más representa nuestra época.

DIANNA: se han enlatado cosas peores. Besos.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Isabel Huete dijo...

Yo, que elaboro cosas "raras" o poco comunes y me "ajunto" con gente que las hace más "raras" aún que yo, siempre he pensado que la creación es libre y por incomprensible que nos parezca merece respeto. No siempre lo que el creador quiere expresar va paralelo a lo que al observador le gustaría entender. Romper los cánones establecidos también es un arte porque quienes establecen esos cánones suelen marginar a los intrusos, a los que se saltan la línea. Eso sí, no discuto que haya mucho caradura buscando una gloria que no se merece, pero también los hay entre los que ya la han obtenido. Si el arte no se hubiese convertido en un trapicheo, si no fuese una mercancía más, quizá las cosas irían por otros derroteros.
Besotes.

R. A. Riveiro dijo...

Extraña manera de vender el arte. seguro que si los huesos fueran de otro, mas conocido, un friki o algo así, se vendían todos. La sociedad espera a ser sorprendidos en este mundo, que no nos da ya frutos imaginativos suficientes para saciar nuestra hambre. Genial entrada, un saludo.

CARLOS dijo...

ja,ja Los caracteres hueso se venden al peso y valen más? Je Enhorabuena por tu blog! Blogrolled!

manuel-tuccitano dijo...

Es que hoy el arte está a mano del que inventa la estupidez más estrafalaria, cualquier día se subastan las deposiciones de cualquier famosete de la farándula... un abrazo

Grupo UNETE dijo...

Hola Pedro:
La verdad que visité el patio herrerino hace un mes y tengo que decir que cuando pasé por la exposición que mencionas, me pareció tan extravangante que pasé de largo sin entenderla.
¡Gracias por la explicación!
Aunque creo que ahora tampoco me detendría mucho... upss.
Un abrazo,
Borja

tertulias para perogrullos dijo...

En fin, sin comentarios jajaja hay que ver lo que llegamos a hacer. Saludos

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Como bien dices cosas más extrañas se han visto pero esto es el colmo de la rareza (por lo menos para mí). ¿Vender sus huesos? ¡Y con contrato y todo! Vamos, para que vea el cliente que todo es legal.
Ainsss, que cosas, que cosas. Hasta escalofríos me dan, que "yuyu"...
Besos

Francisco O. Campillo dijo...

Cita la anécdota de memoria y sin rigor, lo siento.

El caso es que en cierta instalación "artística" había leche. Sí, de la de beber, posiblemente en un cubo. Pasados unos meses, el hedor era insoportable y uno de los responsables del museo, avisado por algún empleado, decidió tirar aquel líquido putrefacto a la basura.
Meses después, el "artista" demandaba al museo por haber dañado su obra de manera irreparable. Sic.

Y otra.

Hace unos veinte años, visité el Reina Sofía por primera vez, junto a un compañero de piso. En un descuido de los celadores, colocamos unas monedas sobre una de las "esculturas". Pocos días más tarde, volvimos al museo. Nos costó aguantar la risa ante los comentarios de algunos "listillos" interpretando el mensaje encriptado de crítica al capitalismo de aquellas monedas que... ¡seguían donde las habíamos dejado!

São dijo...

A ideia é criativa, sem dúvida.
Mas , francamente, eu continuo a preferir arte mais convencional!
Besos, Pedro.

jg riobò dijo...

Las reliquias tienen valor si hacen milagros.
Al menos lo intenta pues si vende un hueso es un milagro.

CARLOS dijo...

ra mí, particularmente,no hay nada más atractivo en arte que lo transgresor,lo inédito, inaudito e inesperado... y confieso que ante la visión atónita de ciertos tipos de obras de arte, me derrito, porque nohay nada como sentirse engañado plásticamente... Incluso esa posible decepciónpor no ver el Arte, en una obra, es artística... Me pasa como enlos libros, que aprendo muchísimo de los que considero malos...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ISABEL: más razón que un santo tienes. El artista hace bien hoy en burlarse de aquellos que han querido domesticarlo con los ceros de los contratos. Incluso en los timos descarados el artista manifiesta que lo es: se lo explico a mis alumnos ante su incomprensión. El valor económico y la presencia en las salas de los museos lo ponen los que lo comercializan porque hoy en día, esa comercialización también es parte sustancial del arte. Cuando pase este vendaval -que pasará-, quedará lo que nuestros descendientes estimen como lo más representativo de nuestra época. Somos lo que somos.
Un beso.

R.A.RIVEIRO: en efecto. Ya pasó: hubo un comercio muy material y económico de los huesos de santos... y eso que no se comían (bueno, sí: hay testimonios de algunos poderosos que se hacían preparar brebajes con el hueso rallado de algunos santos, buscando curaciones milagrosas; todo está inventado).

CARLOS: bueno, se saca más vendiéndolos uno a uno que en sacos... Gracias por tus palabras, espero verte más en La Acequia.

MANUEL: bueno... creo que ya se ha hecho. Eso sí, la generalización de la costumbre, no tardará (me estoy mordiendo la lengua para no calificar como tal ciertos productos artísticos de algunos de nuestros más afamados nombres). Un abrazo.

ÚNETE (Borja): Bienvenido a La Acequia, en la que espero verte en próximas ocasiones. No hace falta detenerse mucho: sólo reflexionar a partir de su propuesta. Un abrazo.

TERTULIAS: y más. Saludos.

DESPLAZADOS: legal y en papel de timbre. Besos.

FRANCISCO: ¡ah, el arte se enriquece con la aportación de los que lo contemplan...! Un abrazo.

SAO: pero éste es el arte más representativo de nuestra época, querida amiga. Besos.

JAVIER: ...sobre todo si la cifra le permite retirarse...

CARLOS: en efecto. Lee mi respuesta al comentario de Isabel Huete, que también puede servir para el tuyo. Insisto, es nuestra época: nuestro mejor reflejo y explicación. El arte siempre ha sido esto.

CARLOS dijo...

eso, Pedro, el arte no ha dejado de ser siempre los mismo, en cualquiera de sus manifestaciones... Los grandes artistas de cualquiera disciplina siempre han encontrado primero la incompresnsión de sus colegas, de la crítica y del público... Se sobrevive a ello muy dura y difícilmente, de ahí que haya tanto por descubrir y tantos que no hayan llegado nunca hasta nosotros. Pero el Arte es quizás lo más indefinido que hay... Lo más abstracto y en lo que cabe todo... Ahora, lo impresionante es que se pague mucho o poco por determinadas obras, las malas o las buenas.. Pero no hay criterio definido en ningún sentido. Si provoca, transmite, representa, comunica, viste, refleja, etc... será Arte... Ya te digo, amí lo que no lo parece a nivel general, me provoca una mayor curiosidad. Adoro el concepto de Arte clásico y sus representaciones más fácilmente recordables, cualesquiera que sean, pero me encanta lo que trangrede, lo que no parece arte, porque también lo es...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

CARLOS: es un magnífico punto de partida. Seguiremos pensando sobre esto, sobre todo frente a los que ponen demasiadas normas a lo que es el arte.

Esther dijo...

Hola Pedro! yo creía que ya lo había visto todo pero por lo visto no.. jaja.Y yo me pregunto si este señor muere por ejemplo y acaban todos sus huesos rotos ¿se le hace un descuento al comprador de dicho hueso? ¿o se arriesga a que ese hueso se rompa? Porque si es así ya puede cuidarlo en vida para que no se le rompa su hueso cotizado.. o vivir más que el para "disfrutarlo" (menudo disfrute contemplar un hueso) jaja

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ESTHER: también lo tiene previsto en la póliza de seguro que acompaña al contrato. Ha pensado en todo. Aun nos quedan muchas cosas por ver.

BIPOLAR dijo...

Es ingenioso, sobre todo el anuncio para atraer clientela.
Cualquiera va a al servicio en un museo... glups

Aunque yo casi prefiero comprarme una estrella.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: pero no podrás ponerla en la repisa de la chimenea...

BIPOLAR dijo...

Pero poseeré un certificate from usa que rece "Esta estrella es Bipolar", digoooo jajaja "Esta estrella es de Bipolar" :)))

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: ¿y por qué no en medio del Espolón? Piénsalo.