lunes, 25 de agosto de 2008

Generación 2008 y la promoción del arte.


Son varias las reflexiones que tuve cuando fui a ver por primera vez la exposición Generación 2008 a mediados de julio. Se repiten ahora, que he vuelto a verla cuando está a punto de cerrar su estancia en Valladolid.
En primer lugar, sobre las mismas obras expuestas, que cubren gran parte de los formatos y estilos más al uso hoy, desde la videoinstalación hasta la pintura al óleo. Estos autores (me niego a llamarlos jóvenes artistas) van desde el que repite un modelo visto sin ni siquiera una aportación personal hasta el que demuestra que sabe definirse a sí mismo y actuar con el doble paisaje con el que se encuentra todo artista: el del mismo arte anterior a él y el del mundo en el que vive. La técnica por la que opta vendrá después y debe, si quiere significar de verdad algo, ajustarse a la propuesta. Por eso, en esta exposición hay mucho que ver: para disfrutar como espectador, para pensar sobre el artista hoy.
Hay cosas excelentes. Podemos acercarnos al micrófono dispuesto por Ernesto Paniagua (Marta soplando un diente de león) para que soplemos en él y, gracias al arte digital, recuperemos la sensación infantil de hacerlo sobre un diente de león. Apenas nada, más que unos breves segundos de emoción y de ligereza necesaria en un mundo saturado de teorías. Podemos dedicar unos minutos a cotemplar la trama de líneas, colores y texturas del cuadro de Ángeles Cutillas (Sin título [serie "Interferencias"]) para comprender que no todo está dicho con la misma propuesta de las últimas décadas. O la revelación de lo maravilloso en lo cotidiano, como en esa guía teléfonica convertida en objeto artístico por Hisae Ikenaga (Aislado 7).
Pero me quedo con dos propuestas extremadamente diferentes: la primera, de Juan Linares (¿Pero cómo puede esta obra no pensar en nada?), reflejada en un video (que sólo es la muestra final de la propuesta) que recoge el hinchado de una gran pelota de plástico que será empujada, calle abajo, por unos niños de Cali (Colombia) y que deja unas horas de felicidad en un mundo sobrecogido por la dureza, interviniendo mejor que muchas denuncias en la vida de los que participan; la segunda, de Carlos Aires (Cataracts), un video borroso en el que adivinamos guerras y catástrofes y unas voces en off que son secuencias de emociones y que nos sobrecoge porque no necesitamos ver mejor para comprenderlo.
En segundo lugar, sobre la necesidad de apoyo y divulgación al arte nuevo por parte de las instituciones. Y la fragilidad de no cruzar la frontera entre la anulación del espíritu individual y el apoyo respetuoso. Pienso que éste que comento es un buen ejemplo de aliento.
Excelente propuesta ésta anual de Caja Madrid a través de su Obra social. Aun está abierta la convocatoria de 2009 para aquellos que quieran hacernos pensar más, de forma necesaria, sobre el arte y el mundo actual.

20 comentarios:

BIPOLAR dijo...

¿Cómo puede ser indifirente una pelota? Acaso ¿no tiene corazón?

Extensus dijo...

Un blog guapo, el tuyo. Felicidades.

Pedro Carcedo dijo...

No te había contado que yo fui pintor en mi juventud. Condiscípulo en la antigua Escuela de la calle de Fernán González, , de Luis Sáez, Jesús del Olmo, Eugenio Rincón y Felipe de Abajo. Nuestro maestro era Don Rigoberto González Arce. De esto hace más de sesenta años.Pinté muchos cuadros, sobre todo paisajes de la provincia de Burgos. Luego las circunstancias me obligaron a dejarlo. Tengo que volver a pintar. Nunca es tarde.
Te he mandado por correo electrónico la noticia del Diario de Buros Digital sobre el Pregón que dí en las Fiestas de Castrillo de la Vega, el pasado 24 de Julio.
Como verá soy, casi, como un hombre del Renacimiento. Je, je.

Pedro Carcedo dijo...

Puedes ver un cuadro mío en el blog.
http://pedrocarcedo.blogspot.com/

tertulias para perogrullos dijo...

No tenía ni idea de esta exposición, no había oído hablar de ella. Saludos

Merche Pallarés dijo...

Interesante exposición. Me encanta cómo has descrito a los diferentes "autores". Besotes, M.

Juan Luis dijo...

Pues está muy bien eso de que nos hagan pensar de vez en cuando, aunque cada vez nos dé más pereza.

Isabel Huete dijo...

Me encantan las muestras de arte actual porque nunca dejan de sorprenderme. Lo malo es que tengo la impresión de que somos minoría los que nos interesamos por él... Estoy un poco harta de discutir si, según qué cosas, son arte o no, y no estoy hablando de aquello más incomprensible o más revolucionario. El arte conceptual, que es de lo más normalito, por ejemplo, suele verse como una memez. ¡Qué pena!
Un besazo.

lichazul...elisa dijo...

el arte está presente en cada vuelta de esquina!!!

sólo es cosa de despegar un poco la mirada del suelo:-)

en otoño o en primavera
cada latitud nos trae su horabuena!!!

muakismuakis optimistas
desde el fin del mundo
desde los australis pixeles navegados

Esther dijo...

Me alegro qeu disfrutaras tanto de la exposición a mi no me pilla cerca para ir a verla, ojalá en valencia la hicieran.A mi me encanta también ir alguna vez a museos y exposiciones,pero no voy todas las veces que quiero por falta de tiempo..

besos

CORNELIVS dijo...

Muy lamentablemente, la gran distancia de aquí a Valladolid me impide asistir a esta exposición.

Tambien me gusta la pintura. He estado en el Museo del Prado varias veces, y es tanto aun lo que me queda por ver!

Saludo al arte, y a todo aquel que trate de propagar o difundir el amor al arte.

Un cordial saludo.

Euphorbia dijo...

Mucho del arte actual, contemporáneo o nuevo, no sé como hay que llamarlo, me resulta incomprensible, no sé si por falta de neuronas (muy posible) o porque quizá no haya tanto que entender. Muchas veces no puedo evitar pensar que existe cierta intención de tomadura de pelo...
Besos

DianNa_ dijo...

Buena iniciativa llevar el arete a la gente de la calle :)

Besitos, niño

manuel-tuccitano dijo...

Bueno yo de los artístas de hoy soy muy selectivo, hoy cualquiera se autoproclama como tal... hoy artista y periodista se llama cualquiera...aunque he de reconocer que eso del diente de león me llama mucho la atención. Nos vemos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: y grande, en este caso.

EXTENSUS: gracias. Bienvenido a La Acequia, en donde espero encontrate en próximas ocasiones.

PEDRO C.: ¡eres una caja de sorpresas, querido amigo! Qué maravilla.

TERTULIAS: saludos, espero haber sido útil difundiéndola.

JUAN LUIS: es que pensar, cansa...

ISABEL H.: no. No somos tan minoría como parece: ahora todo el arte se atomiza en la recepción y para todo hay público. De hecho, aunque no lo parezca, es al contrario: lo que más se vende, se usa, se ve, es el arte contemporáneo. Sucede que lo que la gente rechaza en un museo o en una exposición, lo acepta en su casa, en su ropa, en sus utensilios. Es una situación que merece análisis.

LICHAZUL: en efecto: el arte es la mirada. Besos.

ESTHER: en el enlace del texto puedes verla en imágenes. No es lo mismo, pero puedes hacerte una idea. ¡Nos cargamos tanto de obligaciones que nos falta tiempo para todo! Besos.

CORNELIVS: es un esfuerzo que merece la pena, en efecto. Saludos.

EUPHORBIA: es curioso, la tomadura de pelo es parte esencial de un arte que parodia, juega y quiere sacarnos de los carriles fijos. A veces, sí, es simple aprovechamiento de una moda. Besos.

DIANNA: siempre es oportuno hacerlo. Besos.

MANUEL: A veces sólo hay que dejarse llevar.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Merche Pallarés dijo...

Estoy entre Tertulias y Juan Luis... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Hola, MERCHE: ¡otra vez! Intento ponerme al día de vuesros comentarios, a toda prisa, y supongo que de alguno más me olvidaré. Lo siento. He estado indispuesto y fuera de juego. Te escribo. Besos.

DianNa_ dijo...

No te agobies, vale? es que te esperamos con ganas jajajaj

Espero que lo que sea, se te pase pronto.

Besos y mimos, niño

Merche Pallarés dijo...

Querido Pedro, no me hagas caso cuando te haga ver que no me has contestado... soy bastante puñetera... lo reconozco. Perdona. Besotes, M.

jg riobò dijo...

El futuro artístico lo veo negro, la inspiración no existe, sólo fuegos de artificio.