sábado, 2 de agosto de 2008

Cuestión de gustos (sobre las historias intercaladas) y noticias de nuestro Quijote


Un comentario de Rafa en la entrada del jueves nos acerca una vieja cuestión sobre las historias intercaladas en el Quijote.

Ya hemos dicho, en otras entradas, que hay una gran diferencia entre la forma en las que se introducen en las dos partes. En la primera, de 1605, Cervantes quiso dejar un muestrario de las modalidades narrativas más importantes de su época, por lo que, así como la historia central nos lleva a la novela de caballerías, tendremos también pastoril, picaresca, bizantina, novela a la italiana, folklórica. Todas ellas tratadas de tal forma que se parodian, tensando las características esenciales de cada una para trasformarlas, sobre todo a partir de su inserción en la trama central y en el realismo predominante.

En el fondo, lo mismo que hizo con las Novelas ejemplares pero sin una historia que las vertebrara. En la segunda parte, de 1615, esto ya no tenía sentido porque ya lo había hecho, porque ya era consciente del éxito y de los logros de la primera (hay que desechar lo que se ha repetido tantas veces de que Cervantes no confiaba en sus personajes protagonistas en la primera parte como seres capaces de soportar por sí mismos toda la historia) y porque había conseguido la creación de un género nuevo que no necesitaba más. Cabría pensar que, como a todos los grandes escritores, no le gustaba repetir la fórmula. Pero esto no quiere decir que en la Segunda parte no haya historias intercaladas: las hay, y muchas, pero no detienen la acción principal, sino que se insertan en ellas de tal manera que no las percibimos. Cervantes ha dado el paso de la suma de acciones una detrás de otra a la inclusión de unas en otras: todo un cambio en la concepción de la novela como género.

Desde el principio, como sugería el comentario de Rafa, hubo partidarios de una u otra fórmula: aquellos que odiaban las historias intercaladas porque les alejaba de la trama principal y aquellos que las amaban como pequeñas joyas independientes. También quienes en unos momentos de su vida prefieren una u otra.

Cervantes compuso la primera parte, con esos relatos intercalados, a la manera de una forma narrativa que era muy conocida y gustada en su época y que venía de siglos atrás: una trama que permitía engarzar historias, pero le dio tanta fuerza a la trama inicial que constituyó una novela en sí misma. Diez años después nos presenta una novela que ha superado esa estructura para presentársenos con la fuerza de quien sabe que ha dejado abierto un camino hacia el futuro.

Pero, según el gusto de cada uno, según su estado anímico circunstancial, los lectores seguirán amando o detestando estas historias intercaladas.


Noticias de nuestro Quijote


Antònia, en su entrada Cualquier tiempo pasado fue mejor, comenta algunas situaciones del capítulo IX de una forma muy acertada. Sobre el temor a compartir una mesa y no estar a la altura, como parece sucederle a Sancho, trae con acierto situaciones similares que podrían explicar en parte la actitud de éste ante el ofrecimiento de don Quijote. También comenta el discurso de la Edad dorada analizando la clave de nostalgia de un tiempo pasado mejor que el actual y termina con la vinculación de estas situaciones al Sáhara y unas fotos que ilustran magníficamente lo que quiere decir.


Antònia dedicó su siguiente entrada a La gastronomía en el Quijote, tema que veo interesa a muchos de los que seguís esta lectura colectiva. Además de unas fotos llenas de interés, nos da la receta de cómo preparar un buen tasajo. Es una curiosa e interesante entrada.

Y también Antònia dedica una tercera entrada al comentario del capítulo XII, con una lectura entre líneas de algunos de los términos más en desuso de este capítulo. Se fija, con especial atención e inteligencia, en algunos que hacen referencia a la situación relativa al género. Os la recomiendo.

Euphorbia, en su entrada El romero, además de hacer un más que oportuno resumen del capítulo, se centra en las propiedades curativas de esta planta aromática, tan típica de nuestro Mediterráneo y que un cabrero aplica en la oreja de don Quijote para curarla.


Javier ha publicado el viernes -como hace de forma habitual- su comentario semanal en imágenes del Quijote. Encontramos en él las imágenes de Grisóstomo y Marcela en el acertado marco del idealismo de belleza que corresponde a la literatura pastoril. Espero, con ganas, cómo nos llevará al entierro del primero... Todo un reto.


Manuel, que ya ha vuelto de sus vacaciones y publica sus entradas "en directo" y sin programar, nos regala con una titulada El Quijote y las Novelas ejemplares que toca, en parte, lo que he dicho al inicio de esta entrada sobre las relaciones entre las historias intercaladas y las novelas ejemplares. Os pido que lo leáis: comentaré mi opinión allí. Lo acompaña con otro divertido dibujo de su hija Inés con Don Quijote leyendo: lo que es una mirada muy cervantina.


Como siempre, os invito a participar de forma activa en esta lectura: con vuestros comentarios en este blog, con dibujos o textos que me enviéis por correo electrónico o que publiquéis en los vuestros. Os pido que lo enlacéis con La Acequia para poder encontrar vuestras entradas. Si se me pasa alguna en estas noticias, os ruego que me lo advirtáis para subsanarlo.

Vale.

20 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

El único que me faltaba de la lista de los que han comentado sobre este capítulo era Riobó (¿qué le pasa que no me contesta nunca? Bueno, le debo caer fatal...) Ahora, qué guapo el tal Grisóstomo y solo faltó que le hubiese puesto a Irina como Marcela... (aunque la que ha puesto tambien es muy guapa). Besotes, M.

tertulias para perogrullos dijo...

Pues que interesante, cuantas noticas del Quijote, visitaré algunas de ellas. Saludos

Antònia P. dijo...

Pedro, las historias intercaladas son deliciosas. La primera vez que leí el Quijote era demasiado joven para captar todo el genio de Cervantes. Ahora, que he vivido mucho más puedo "comprender" todo lo que dice a pesar de las palabras en desuso.
Hoy he empezado con el capítulo siguiente.
Muy interesante la entrada de Tucci y el dibujo de Inés encantador, como siempre. No puedo resistirme a los dibujos infantiles.
Las fotos de Jgriobó me causan envidia. Ya me gustaría tener una mirada como la suya.
A Inés le sugeriría explorar otras técnicas: collage, ceras o incluso gouache.
¿Y qué decir de Euphorbia? Tengo en el patio varias matas de romero que utilizo en la cocina y también como ornamento. Me gustan las plantas auctóctonas mucho más que el césped aunque no sé nada de sus propiedades curativas. Con Gemma aprendemos mucho sobre botánica.
Un abrazo para todos.

Isabel Huete dijo...

Admiro tu fuerza de voluntad y tu amor al Quijote. Espero que no sea tu único acompañante en vacaciones... Jejeje
Un besote.

Magui dijo...

Só posso ler o que vocês escrevem pois não domino o livro.O que eu acho que histórias intercaladas fazem parte da literatura em geral e um livro não pode ter só uma história linear.

tertulias para perogrullos dijo...

Ya he visitado algunos de los enlaces y hay textos e información muy interesante. Saludos

Euphorbia dijo...

A mí me gustan las historias intercaladas, son decisión del autor y hay que respetarlas. La lectura es como la vida, yo intento vivir el presente y luchar contra la manía de ir un paso por delante. Si la trama principal queda interrumpida por otra historia, disfrutemos la historia y ya llegará la continuación de la trama cuando el autor lo decida.
Eso es como el odio que tienen algunos a las largas descripciones y sólo buscan la continuación de la acción, si el libro es de calidad, esas descripciones son impagables.

Gracias por la mención, todavía no he podido visitar algunos de los enlaces, pero tarde o temprano acabaré haciéndolo: Euphorbia viviendo el presente veraniego.
Un beso.

DianNa_ dijo...

Pedrito, al final acabé la entrada sobre el capítulo, la verdad es que es "bastante a mi bola", pero bueno.

Me ilustré tanto en el "temita" que he acabado medio loca al final, así que he puesto lo que me ha salido... de no sé donde :)

Cada uno interpretamos las cosas según el momento que nos toca vivir y yo ando muy rebotada, eso ya lo sabes, así que estoy tentada al desenfreno :P

Ya me corregirás lo que no sea correcto, valeeee??

Besosss y feliz domingo , guapo!!

São dijo...

Que mais posso fazer do que agradecer-te este teu trabalho fabuloso?!
Feliz domingo, querido amigo!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: Javier nunca contesta a los comentarios en su blog. Es casi una promesa. En efecto, Irina era una buena Marcela... Besos.

TERTULIAS: me alegro de que te gusten. Y suerte con tu nuevo blog. Saludos.

ANTÒNIA: en efecto, de las historias intercaladas gustermos más cuanto más experiencia lectora tengamos. Todos los que me acompañáis en esta locura sois maravillos. Un abrazo.

ISABEL HUETE: disciplina: a veces salva del desastre y la soledad. Un beso.

MAGUI: las historias intercaladas, en efecto, enriquecen un libro.

EUPHORBIA: me gusta eso de leer en presente. Me gusta mucho. Que tu presente veraniego sea bueno. Un beso.

DIANNA: voy a verla y la difundo en las próximas noticias. Rebotada y todo, te agradezco que sigas con esta locura entre playa y playa... Seguro que me gusta. Besos.

SAO: debo agradeceros yo vuestra lectura atenta. Un abrazo y feliz domingo también para ti.

Un abrazo a todos y gracias por vuestras palabras.

Merche Pallarés dijo...

Pero sí hace comentarios en otros blogs... (la verdad es que no me importa...) Besotes, M.

DianNa_ dijo...

Ayyy, que contenta estoy de que te haya gustaaooooo!!!! jaajaja, dios!! se me cae la baba :P

GRACIAS, Pedro, me has animado un montón :)

Besitos y bocaos ^^(..)^^

Pd: hablo de mi entrada, ehh!! jajaajaj

begoyrafa dijo...

Gracias por la referencia, Pedro. Como te decía en el comentario, quizá la magia de este libro que tanto nos gusta es que en cada nueva lectura aprendes cosas nuevas y eso es lo que erstoy haciendo yo ahora.
Un abrazo
Rafa

manuel-tuccitano dijo...

Bueno solo fueron dos casualidades...ciertamente parece una ejemplar...de todas formas sabes que en el mundo hay todo tipo de gente y de estudios...un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MERCHE: bueno, no se lo tomes en cuenta. Besos.

DIANNA: Besos, revoltosa.

RAFA: a mí me pasa lo mismo con el Quijote. Pocas veces con otros libros. Un abrazo.

MANUEL: bueno, vete a saber si dentro de poco no aparece un manuscrito de principios del XVII que lo demuestra... Un abrazo.

BIPOLAR dijo...

Pedro, me planteo si el propósito de Cervantes era transferir las distintas formas narrativas o transmitir un mensaje. Para mi es lo segundo, amén de lo que consideren los eruditos en la materia. El dominio de la escritura lo empleaba para su fin.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

BIPOLAR: pienso que ambas cosas van unidas. Hace tiempo que sabemos que la vieja dualidad fondo/forma va siempre junta.

BIPOLAR dijo...

Aaaahhhhhh

Silvia Camarero dijo...

Hola Pedro. Acabo de leer tu comentario sobre la historia de Grisóstomo y Marcela y, sin quererlo, me he encontrado con el Quijote en la mesa y releyéndolo. Digo releyendo porque ya es la SEGUNDA vez que me incitas a ello. Muchas gracias doblemente.Bs

Pedro Ojeda Escudero dijo...

No sabes cuánto me alegro, Silvia. Gracias por venir a La Acequia. Un beso.