lunes, 12 de mayo de 2008

¿Qué sabemos de nuestros fantasmas?

¿Qué sabemos de nuestros fantasmas? Esos que nos persiguen desde hace tiempo, que son nuestros más fieles compañeros porque son nuestros espejos. Hubo un tiempo en el que quisimos encerrarlos o emparedarlos o destruirlos con el olvido. Pero, en un paseo por las calles del atardecer, nos esperan, a pie firme, en portales oscuros, para seguirnos con insistencia y perseverancia de sombra porque su compañía es inevitable: somos nosotros en estado puro.

38 comentarios:

manuel-tuccitano dijo...

Que dificil es dejarlos, atarlos... siempre al final te atrapan, te aprisionan. Hacen que al final te muestres tal como eres...ya lo dijo Ortega "yo soy yo y mis circunstacias" yo añadiría y mi historia pasada...buenas noches

Pd: tengo poco tiempo diario...pero cuando paso no me gustaría ser pesado..

São dijo...

Os nossos fantasmas são os habitantes das nossas longas noites de insónia.
Besos, Pedro.

fernando dijo...

me temo que nos acompañarán toda la vida. Y algunos fantasmas llevan cadenas ;)

un abrazo.

BIPOLAR dijo...

Algunos se sentirán así, impregnados de edificios y de personas a las que utilizaron, de las que se sirvieron, a las que poseyeron. Ahora abandonan el mundo de los vivos pero se niegan a dejar sus posesiones.

jg riobò dijo...

Las sombras resaltan a nuestro lado y nosotros sin querer, intentamos escondernos de ellas; vano intento pues emanan de nosotros mismo.

Mafaldia dijo...

Pues yo se que siempre son los mismos, que ahí están y los muy plastas no se piran jamás, aunque algunas veces se van de vacaciones siempre vuelven, estarán agusto. :)

Aldabra dijo...

es una lucha constante, siempre manteníendolos a raya para que no nos ataquen de nueve y bloqueen nuestras puertas de entrada... ¡que facil sería la vida sin ellos!

bicos,
Aldabra

BIPOLAR dijo...

Dicho hace poco por él:
"habrá sorpresa como la que me pides en esta serie de "deseo". Atenta a la pantalla"

Eh, jefe, que siguiendo sus instrucciones, sigo atenta a la pantalla y casi me da un calambre. Que si puedo pestañear y volver en otro momento, que veo que lo del deseo no me llega y se me pasa la motivación.

El Deme dijo...

Todos tenemos fantasmas que nos acompañan en nuestros paseos cotidianos y lo mejor que puedes hacer es llevarte bien con ellos, más que nada porque luego hay que batallar con los fantasmas de los demás y eso sí que es una guerra horrorosa. Así que, lo mejor, es saber vivir con nuestras contradicciones, perdón, fantasmas.

Cecilia Alameda dijo...

Si se van, los añoraremos. Si se despistan, reclamaremos su atención. Si se diluyen en el silencio, los azuzaremos. Tienen que cumplir sus funciones, porque son parte de nuestra historia.

Serendipity dijo...

Ahi estan, para que nunca nos sintamos solos, al menos ellos estan siempre con nosotros!

Euphorbia dijo...

qué me vas a decir de fantasmas... de un tiempo a esta parte parece que hay días en que quieren coger las riendas.

Merche Pallarés dijo...

Hijo, yo seré muy rara porque no tengo fantasmas. Lo siento. Ves, ésto de ser primaria tiene sus ventajas... Besotes, M.

Anónimo dijo...

Tenemos que aprender a convivir con ellos, pues irán y vendrán pero nunca se alejaran del todo. Si no puedes con el enemigo, alíate a el. Besos Isabel.

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

Desgraciadamente tenemos que vivir con nuestros temores.
Es imposible superarlos por mucho que uno quiera.
Saludos desde el Sur.

JESUS dijo...

imposible alejarlos ni escapar de ellos, a medida que van pasando los años se van pegando mas y mas a uno , hasta que asumes que tienes que convivir con ellos, que no son mas que otra parte de ti mismo. Es lo que hi ha!!
Petons
Encarna

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con Manuel Tuccitano.
Ortega dijo: Yo soy yo, y mis circunstancias.
Rosa dice: Cada uno es cada uno y tenemos nuestras propias "CADAUNADAS".

Rosa C.

brujaroja dijo...

A veces son compañía, a veces son angustia. Cuando esto último sucede, lo mejor es llamarlos por su nombre, convocarlos, negociar.
Y cuando estén despistados, en su apariencia de sábana blanca, agarrarlos, fuerte, a la lavadora y centrifugarlos al máximo posible...
Se quedan como nuevos, oye, y se les quitan las ganas de incordiar...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: saben soltar todos los nudos. No tengas miedo, no eres pesado.

SAO: y de nuestros largos días sin horizonte...

FERNANDO: y nos las echan al cuello.

BIPOLAR: los verdaderamente peligrosos son los fantasmas que creamos nosotros mismos.

JAVIER: y están unidas a nosotros por siempre.

MAFALDIA: siempre vuelven... les debe gustar la compañía.

ALDABRA: y no basta con cerrar los ojos... Besos.

BIPOLAR: sigue a la espera, pronto tendrás recompensa. Eso sí: puedes pestañear.

DEME: eso es verdad: guerra de fantasmas.

CECILIA: son parte de lo que nos define, en efecto.

SERENDIPITY: eso es verdad, son compañía fiel.

EUPHORBIA: no les dejes, ya molestan bastante.

MERCHE: me va gustando eso de que seas primaria. Besos.

ISABEL: es verdad, pero no dejes que gobiernen. Besos.

DESPLAZADOS: al menos, deberíamos compensarlos.

JESÚS/ENCARNA: a veces son la parte más esencial de uno mismo.

ROSA C.: Ya, pero hay cadaunadas difíciles de llevar...

BRUJAROJA: buena receta, me la apunto.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

DianNa_ dijo...

No tengo fantasmas... lo exorticé a todos y llegó la calma.
Besosssss^^

Antònia P. dijo...

¿Qué sería de nosotros sin nuestros fantasmas?

trupitomanias dijo...

yo llevo toa la vida persiguiendo mis fantasmas... si alguien sabe como cogerles....

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIANNA: ¿Has mirado bien debajo de la cama?

ANTÒNIA: Poca cosa seríamos, en efecto.

TRUPOTOMANIAS: por la cola, siempre por la cola...

Tareixa dijo...

Si los tememos e intentamos huir de ellos cada vez se harán más grandes y fuertes. Debemos aprender a hacerles frente, o aceptarlos y convivir con ellos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

TAREIXA: aceptarlos es aceptarse, pero poco gente lo hace.

JESUS dijo...

Buenas tardes Pedro.
He visto que mi compañera Encarna te escribio su vision sobre tu escrito.
Te dire... Aqui y ahora, el unico fantasma soy yo.
Cuando era jovenzuelo, no hacia mas que ver fantasmas por todos lados,
de un tiempo a esta parte, comprendi que cada uno carga con su fantasma particular.
Otra cosa.... Siempre me he exasperado un poco, cuando oigo la frase:
-Eres un Fantasma-
Hablas mucho y haces poco...
Como si los fantasmas pudieran hacer algo, ¿?.
Saludos
Jesus

XuanRata dijo...

Como niños bien educados, procuramos cerrar las puertas cuando abandonamos una estancia. Sin embargo a veces, por descuido o por las prisas, nos dejamos alguna entreabierta. Y ya no es posible volver atrás porque las estancias se suceden una tras otra. Por esas puertas mal cerradas, por esos capítulos inconclusos, regresan nuestros fantasmas, que son varios y de humores diferentes, y sobre todo ¡unos auténticos pelmazos! Pero gracias a ess rendijas circula un poco el aire por este caserón, que se va llenando de habitaciones construidas con materiales a veces de desecho y que ya no lograremos vender hasta que pase esta maldita crisis.

Dargor dijo...

Somos la esencia incorpórea de nuestros miedos y fobias, somos aire contaminado, somos pedazos de cielo muerto, acenchando, a nosotros mismos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JESÚS/JESÚS: en efecto. El problema es que hay gente con muchos fantasmas encima. En cuanto a la frase, tienes razón, porque los fantasmas no pasan de tocar las narices... Saludos.

XUANRATA: esta maldita crisis acabará con nosotros y ya no tendremos nada que vender: seremos fantasmas de otros.

DARGOR: somos nada.

DianNa_ dijo...

Pedro, debajo la cama solo hay pelusa jajaja.
Besos de buenas noches^^

Euphorbia dijo...

Pedro, si no la conoces, te recomiendo esta canción de Silvio Rodríguez, aunque estos fantasmas son los de peor calaña.

http://www.goear.com/listen.php?v=b463c89

Un beso.

Pilar dijo...

Convivo día a día, con mis fantasmas, me acompañan en mis sueños y en mi vida más puramente ordinaria.
con ellos ando
con ellos trabajo
lo peor es cuando entre ellos hay bronca, y tengo que ser yo quien los calme.
Me acompañan y también a veces son siameses de mi propio yo, cuando consigo separarlos para que vivan conmigo pero siendo otros, no me importa, los acepto y los quiero.
al fin y al cabo, viven conmigo y me conocen muy bien.
Fantasmas míos, os quiero.

BIPOLAR dijo...

Pedro veo que no captaste la simbología de mi comentario
Es difícil ser claro

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

DIANNA: seguro que si limpias, aparece alguno en un rincón... Besos.

EUPHORBIA: la conozco, buena recomendación. Un beso.

PILAR: eso es reconciliarse consigo misma, sí señor. Besos.

BIPOLAR: jo, estoy espeso...

Juan Luis dijo...

A los fantasmas nunca hay que rechazarlos. Quieren reivindicar su memoria y debemos saber convivir con ellos, aunque a veces no sean agradables; los fantasmas no saben ser políticamente correctos.

Saludos y enhorabuena por tu blog.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

JUAN LUIS: debemos aprender a convivir con ellos, aunque no nos gusten. Bienvenido a La Acequia, espero verte más por aquí.

Metis dijo...

soy toda un experta en ellos. de echo son el aire de mi blog.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

METIS: por aquí andan también los míos.