lunes, 31 de marzo de 2008

La movida monegasca

El tradicional Baile de la rosa que se celebra en Mónaco, se ha dedicado, en el presente año, a la movida madrileña y así lo reflejan con fruición y glamour diversos los medios de comunicación españoles. Comprenderán los asiduos lectores de La Acequia que yo no tenga fotos propias del evento: la crónica ya la ha hecho un entusiasmado Boris Izaguirre para el Hola, así que no hay que desesperarse.
Yo no soy de los que restan méritos a este movimiento cultural de la España de la transición ni a sus protagonistas, sino todo lo contrario: como siempre, algunos de ellos me gustan más que otros; algunos han demostrado que tenían cosas que decir y sabían cómo y otros se han desinflado, como en todo hecho cultural en el que se suman la oportunidad del momento y la calidad del producto. Al impulso de aquellos años debemos muchas cosas del presente y, sobre todo, el poner al país en el mapa de las grandes manifestaciones artísticas de la segunda mitad del siglo XX. Aquellos tiempos, en las provincias de nuestra Castilla se vivieron con cierta envidia mezclada con desdén. Yo compraba Madriz me mata, La Luna de Madrid y otras revistas y fanzines y veía en ellos cosas diferentes a las habituales.
La movida, madrileña, gallega o de otros sitios, fue la explosión de libertad creadora que se necesitaba en un país gris, achatado y acomplejado. De claro sentido progresista y transgersor, su mezcla de desinhibición experimental y festiva celebración de la vida en todos los aspectos, no sólo en el arte, no gustó a la izquierda apergaminada que dominaba los cuadros oficiales de los partidos: aquello, en efecto, estaba lejos del realismo socialista y la literatura de tesis. Ni qué decir que fue anatematizada por la derecha y perseguida por el postfranquismo, que siempre intentó ridiculizarla como un fenómeno exclusivo de mariquitas, yonquis y bohemios.
Con el poso del tiempo, la movida madrileña debe explicarse como la liberación de unas fuerzas contenidas que permitieron la evolución sin complejos de los años siguientes. Sin embargo, tampoco debe magnificarse su originalidad. Este movimiento es la condensación en un tiempo muy concreto de una evolución cultural que se venía dando en Occidente desde los años cincuenta -en la misma España franquista tenemos ejemplos tan precursores como el postismo-, que se inició con el arte pop y terminaría dando lugar a lo que los teóricos llaman el postmodernismo (uno de los primeros autores claramente postmodernos fue Vázquez Montalbán con sus Escritos subnormales cuyo Manifiesto se publicó en 1970 o la primera entrega de la serie Carvalho, Yo maté a Kennedy, publicada en 1972, de tan recomendable lectura). Lo que sucedió es que en España se vivió como explosión por todo lo que desencadenó la Transición. Además, como en toda época de cambio, se está más atento a magnificar -para bien o para mal- lo diferente. Y el mundo miraba con especial atención lo que pasaba en España.
Pues bien, los protagonistas de la movida que aun quedan en el círculo de Pedro Almodóvar -que, en aquellos tiempos, era uno más aunque ahora su éxito parezca dar nombre a todos- han hecho bailar a la aristocracia de Mónaco. La dinastía que reina allí siempre ha tenido una tendencia al espectáculo, así que no debe temerse, en este caso, una utilización de los artistas españoles como meros bufones como quizá alguna lengua viperina ya esté diciendo. Lo que me ha sorprendido no es eso, sino el entusiasmo casi juvenil de la troupe de Almodóvar y unas declaraciones de Alaska en las que la cantante manifestaba su orgullo de que la cultura no oficial llegara a los grandes salones. Yo no sé muy bién dónde ha estado Alaska en estas décadas, pero o no se ha enterado o no ha querido enterarse de que ahora ella y Almodóvar son parte de esa cultura oficial que parece no gustarle, según sus declaraciones aun ancladas en una definición de artista contracultural de hace tantos años. Incluso he podido explicar varios conceptos de esta entrada con enlaces a la Wikipedia y al Diccionario de la Real Academia Española. Si es que el sistema tiene estas cosas.

28 comentarios:

amelche dijo...

¿Cómo que no tienes fotos propias del evento? ¡Por Dios!, ¿no te invitaron? Ya le diré yo unas palabras a Carolina. ¡Ja,ja!

Comprende a Alaska, es difícil asumir que lo que a los 20 es transgresor, a los 50 es lo más normal del mundo. C'est la vie..

Serendipity dijo...

Me encanta tu entrada de hoy como la de casi todos los dias y te la agradezco porque me traes el dia a dia Iberico que me falta aqui. En tu ultima reflexion sobre Alaska, solo agnadir que es mi impresion que ella ha buscado siempre estar al limite o fuera de lo que es aceptable socialmente. Ella esta siempre colindando con lo marginal pero desde dentro, con contratos y sueldo. Como dices tu, cultura oficial. Interante. Imagino que los hay que no quieren admitir que sucumben ahunque lo hagan... Un abrazo

blogochentaburgos dijo...

si, por supuesto, todo el valor a la movida madrileña y lo que nos dejó y significó. Pero el final de fiesta con todos ellos en el escenario y, debajo, de traje y chaqué malbailoteando,toda la aristocracia monegasca... ronda, sino está un pie más allá de la línea...: de lo más cutre y lamentable.

Reggis FraPe dijo...

pero igual no dejes de postear fotos...y poner un comentario tuyo debajo de ellas...
Suena muy interesante, y como no ando de blog en blog me gustaria verlas por acá.
un beso

Merche Pallarés dijo...

Gracias a todos los dioses que me perdí esa "Movida" ya que en los 70 tuve la inmensa suerte de vivir en un oasis de la España de la época--Ibiza. Aquí sí que se respiraba una España diferente. Nada que ver con la gris y mediocre de la península. Hasta me atrevería a decir que la verdadera libertad y transición empezó en Ibiza. Besotes, M.

Pilar dijo...

Lo siento, he visto las fotos del Hola, me voy a atrever a ser crítica.
Me parecen una panda de horteras.
Una de las fotos no puede ser más empalagosa, rosas y rosas, yrosas.
La Bibí o bibi o como se diga, tiene el careto superarreglado, Alaska tiene una imagen que no me gusta nada, su marido o lo que sea, patético. Y almodovar con gafas de sol.
Y todo esto metido en un coctel de principado, donde todos están pirados, montan pollos allá donde van.
FRI-VO-LI-DAD.
soy de los 80, en su día me gustó la música de Alaska, y alguna película de almodovar.
Pero, hoy me atrevo (y digo esto porque parece que no se puede criticar a Almodovar) a criticar a esta panda de interesados, que han perdido el culo por participar en una de las fiestas más frívolas.
ahí queda eso.

Noventera dijo...

Si, a mi también me pareció muy fuerte que estos que son tan izquierdosos y modernos se subieran al carro del baile de más rancio abolengo para los niños pobres del Principado (que yo me pregunto, ¿Quienes son? ¿Los que no tienen moto de agua?).
Además, a esto de la movida se apunta cualquiera, empezando por Mario Vaquerizo, el original esposo de Alaska, que en los 80 tenía 7 años y terminando con Sabina, que en aquella época era un desconocido, ya que los propios protagonistas de la movida snobaban a los cantautores.
Quisiera mencionar a dos personas que también formaron parte de este renacimiento cultural y que no son tan famosos como Bibiana fernandez, uno es el poeta Haro Ibars, hijo del periodista que murió jovencísimo de SIDA y otro es el fotógrafo " de la movida", García- Alix. Ambos nos dejaron los mayores testimonios gráficos y escritos de aquella época.
Una vez escuché decir a Almodovar que el se gastaba su sueldo en hacer canciones que le costaban 5.000 pesetas, me pregunto con que resupuesto contará ahora para hacer una peli...en fin..."Gran ganga,Gran ganga, yo soy de Teherán, calamares por aqui, boquerones por allá" sigue siendo genial!

manzacosas dijo...

Hola. Creo que explicas muy bien lo que pasó en una época en que la gente intentaba ser más libre tras la eterna dictadura a que fuimos sometidos. Creo que fue una explosión de libertad, pero no de arte ni de creación, simplemente de libertad. Personalmente la respeté, pero no me convenció. Debió haber ido más allá. Esperaba un mayo 68 francés y quedé decepcionado, aunque tampoco me importó. Gracias por tan bonito artículo y un saludo

mi despertar dijo...

Tu texto me ha instruido. Es diferente, un tópico ameno bueno interesante te dejo vuelvo pronto
Abrazos

Anónimo dijo...

Quizá se utilice mal la palabra "contracultura" (horrorosa, por cierto)como alternativa a la "cultura oficial".
Creo que no deberían existir ninguno de los dos términos si no CULTURA como tal, con toda su riqueza de matices.

Tendemos a ensalzar o desdeñar un movimiento cultural sólo por el entorno sociopolítico en el que se fragua, sin tener en cuenta la calidad artística. Así de simples somos.

Personalmente de la movida madrileña me quedo con la música (pero no con la de Almodovar y MacNamara), pero no la considero una revolución como tal. Aunque fuera transgresora no era mal vista y tampoco creo que aportara mucho más de lo que aportaron otros grupos en otros lugares de la geografía española.
Un abrazo.
Concha.

DianNa_ dijo...

A mi lo que se me ocurre , es que si ya les crecieron los enanos del circo a los monegascos y ahora van a seguir el espectáculo con los payasos.
Estos chicos están anclados en los 80, viejas glorias que han perdido los papeles...
Soy excesivamente dura?
Bueno es que yo sentí admiración por ellos en su momnento... ahora ya no.
Saludos^^

XuanRata dijo...

Lo que yo quería decir ya lo ha dicho Concha. Fueron transgresores respecto a una estética mojigata y su ética correspondiente, y no creo que pretendieran ir más allá.
Pero ¿dónde están hoy los transgresores, aunque sean de medio pelo? Tal vez existan, pero están bastante ocultos. El mayor mérito de la "movida" fue su visibilidad.

São dijo...

Essa senhora recorda-me a canção de Brel sobre os burgueses.
Pena ela não a conhecer...
A Movida espanhola parece-me bem interessante, mas preocupa-me os problemas com a bebida que trouxe aos jovens.
Um grande abraço, caro Pedro.

Mafaldia dijo...

Pues siguiendo la tónica general pienso que son una panda de horteras, al único que respeto es a Almodóvar porque su estética, los diálogos en sus últimas películas desde mujeres al borde de una ataque de nervios (las anteriores no) me hacen reir, creo que sí que roza la genialidad, el resto... quieren seguir viviendo del cuento sin pegar ni sello, agarrándose donde pueden (SGAE..)

Anónimo dijo...

Las gracias hay que dártelas a ti por la lección de cultura que hoy nos das con esta entrada. No sabía yo que la “movida” había tenido tanta trascendencia en la cultura española. Siempre había identificado a “la movida” con un tipo de música ñoña, comercial e insulsa a la que “los chicos duros” de aquella época no le prestábamos la menor atención. Después, con más calma, ya hemos ido considerando algunos de los valores que encerraba.

Recuerdo que en aquellos años la movida vino a sustituir del primer plano musical a los cantautores que uno solía escuchar: P. Ibáñez, L. Llach, Luis Pastor, P. Guerrero, los sudamericanos con V. Jara, V. Parra y Quilapayún a la cabeza, además de los cubanos S. Rodríguez y P. Milanés. Contemporáneos a estos estaban Asfalto, C. E. Dharma, Rosendo, M. Ríos y por supuesto los grupos extranjeros como Led Zeppelín, Deep Purple, Dire Straits, Police etc de los cuales sobreviven los líderes y que seguimos escuchando. No había tiempo que perder escuchando música de “tono menor”. La entrada merece una lectura más reposada, volveremos sobre ella, ahora tengo que marchar a otros asuntos. pancho

Tareixa dijo...

"Iremos por la Vasca
a la corte monegasca,
pap� Rainiero
no me quiere de heredero.
Soy demasiado cheli
para el hijo de la Kelly,
demasiado rockero
para el facha de Rainiero.."

Lo que me produjo tristeza fue ver a Luz Casal entre tan indescriptible pandilla..

El Deme dijo...

La Movida ,independientemente de lo que gustara o quienes se apuntaran, fue un escaparate de cara al exterior que puso Madrid (y España en general) de moda y de actualidad. Sólo por eso, quienes se fotografiaran entonces y también ahora, tienen todos nuestros olés. Alaska es una chica que se ha mantenido en el candelero treinta años, popular y que ha evolucionado a su modo através de la música y de la tele, es correcta, educada, habla bien y creo que es una embajadora inteligente...

Isaac González Toribio dijo...

Yo tuve la oportunidad de vivir un poco la época de la "movida", en la Malasaña madrileña de final de los setenta. Y tengo un recuerdo muy agradable. En la calle Velarde, en la calle Palma, en Malasaña pasabas en apenas unos segundos del más puro ambiente punk, al jazz selecto, a la nostalgia de Silvio y compañía, al rockeros de El Mago y a los modernos de Vía Láctea. En la Plaza Dos de Mayo la resaca te transportaba al Café des Fleurs de Saint Germaint des Près. Cada época hay que vivirla en su tiempo. Cuando ellos empezaban, yo tenía 20 años y me abieron tantas puertas que aún vivo que aquél aire fresco que algún día identifiqué con la felicidad. Hoy ni yo ni ellos somos los mismos, por suerte. Pero yo, si tuviera 20 años, quisiera vivirlos en Malañana, con Gabinete Galigari, con KK de Luxe, con Silvio, con Charly Parker, en El Mago, en el Mateo 8, en Manuela Malasaña y pasar la resaca en mi Café des Fleurs de la Plaza Dos de Mayo. Saludos

Isabel Huete dijo...

Pues yo paso de críticas porque no me atrevo a poner la mano en el fuego sobre lo que hubiese hecho yo en su situación. La movida fueron muchas más cosas que unos nombres que, unos más y otro menos, luego dejaron, y alguno sigue dejando, su impronta. El contexto social y político era el que era y ayudó a que surgiera este movimiento que, en muchos casos, ha sido contemplado con una mirada un excesivamente frívola, sobre todo desde nuestro tiempo que no es ni más ni menos que casi 30 años después. Como país hemos evolucionado tanto que nos olvidamos de lo que significaron muchas cosas entonces. La salida de la feroz represión llevó a muchos, y a mí también, a despojarnos de todo ropaje hipócrita, a un desnudo vital completo, al mayor desmadre cultural que yo he vivido. No todo fue bueno, ni mucho menos, pero tampoco todo malo. Fue, sencillamente.
Si algunos/as ahora se fotografían con la corte monegasca, pues mejor para ellos. Lo único diferente es que ahora lucen más arrugas en el cuerpo y quizá también en el alma.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Cosas de la cultura, pero bueno, es cultura al fin, peor es nada...peor es el silencio de la ignorancia

fernando dijo...

los del Mónaco se aburre mucho, visto lo visto ........


un abrazo.

jg riobò dijo...

Yo participé en una parte pequeña de la movida, en el videoarte.
El aire que se respiraba era luminoso.
Hoy los trangresores somos los blogeros.

BIPOLAR dijo...

Hoy toca una de los Hermanos Marx.
Me he reído bastante con las opiniones blogueras, bloguerianas, bloguerienses, de los blogueros.

Y aunque Almodóvar guta nena, ya se sabe, no hay peor piojo, que el resucitao'.

Dargor dijo...

La movida impregnó parte de mi anacronismo de vida, le debo respeto en parte. Más incluso a los poetas Malditos ¡¡Vivan Baudelaire, Rimbau y Mallarme!!

Blogofago dijo...

Ultimamente siempre llego tarde....

Voy a proponer un paralelismo entre dos fenomenos o situaciones que he vivido: La movida y los blogs.

En los 80 yo ya estaba creando (fanzines y musica) y, sorprendente e inesperadamente, casi treinta años despues he vuelto a exhibir en publico mis "cositas".

En los 80 de repente nos dimos cuenta que CREAR y EXPONER lo creado no era tan dificil. Fue esencial la influencia punk, no habia que ser, en principio, un virtuoso de ningun instrumento para poder formar un grupo y comenzar a componer ni a tocar en publico, solo se necesitaba mucha ILUSION, ENERGIA y seis..o tres SENCILLOS acordes; Editar un fanZine era ademas algo que uno podia tramar de forma INDIVIDUAL, con unas tijeras, pegamento y una maquina de escribir se podian CREAR y TRANSMITIR mensajes RAPIDAMENTE.

Ahora seguimos haciendo lo mismo: Crear un blog es sencillo, lo puede hacer cualquiera, es rapido, notas que leen lo que cuentas o expones y tambien es un placer que se puede disfrutar es soledad, en definitiva tampoco hay grandes exigencias para comenzar a CREAR y EXPONER.

Por ello fueron, son,ambos fenomenos explosivos y de rapida progresion.... ¿ y ocaso ?

PD: TAREIXA Creo que era " Iremos con la basca, a la corte monegasca..

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Perdonad el retraso en contestaros, pero, como sabéis, estos días han sido de demasiado ajetreo para mí.

AMELCHE: Bueno, rechacé la invitación por prurito heterodoxo y contracultural... ;-)
Así es la vida, en efecto.

SERENDIPITY: se dan dos circunstancias en lo que comentas tan bien. En primer lugar, muchos, con la edad, van acomodándose, buscando el reconocimiento; en segundo, el "sistema", sobre todo el de la postmodernidad, integra todo antes o después y lo convierte en mercado.

BLOGOCHENTA: lo malo, quizá, es que ya no hay línea. O por lo menos para los que estaban allí reunidos. Saludos.

REGGIS: una de las condiciones que me marqué como característica de La Acequia es sólo traer cosas originales mías. Por eso pongo los enlaces, aunque comprendo que pueda ser un poco latoso.

MERCHE: todos los que tuvisteis la suerte de vivir en Ibiza en esas décadas coincidís en esa idea. Qué pena los que no pudimos. Besos.

PILAR: El problema, querida Pilar, es que muchos se han quedado -mentalmente- en aquellos años pero con los intereses de su presente.

NOVENTERA: Me gusta que traigas a Haro Ibars y García-Alix. Yo sumo a El Hortelano y Ceesepe. Hay más que no son tan famosos pero tienen obra.

MANZACOSAS: Debió haber ido más alla: totalmente de acuerdo, totalmente de acuerdo.

MI DESPERTAR: Te espero. Gracias por tus palabras.

CONCHA: lo divertido es que sean ellos los que usen el término de contracultura hoy. A mí, más que la música me interesaron otros aspectos artísticos del fenómeno. Un abrazo.

DIANNA: es difícil creerles en la incoherencia actual, en efecto. Saludos.

XUANRATA: en efecto, has dado en la clave: la visibilidad del fenómeno. Es su aspecto más exacto.

SAO: algún día debería tratar yo este tema que sugieres. Un abrazo.

MAFALDIA: Almodóvar, como todos ellos, tienen cosas malas y buenas. El problema es que hay muchos otros que han hecho cosas muy interesantes y la fama de estos les ha tapado.

PANCHO: en música te doy la razón completamente. A mí la música de la movida nunca me llenó. Me interesaron más otros aspectos artísticos.

TAREIXA: ¡pensé lo mismo de Luz Casal! ¿Qué hacía allí esta gran artista?

EL DEME: un escaparate madrileño que ayudó mucho a renovar la imagen de la ciudad y de España. Estoy totalmente de acuerdo. En lo de Alaska también -siempre me ha parecido una trasgersora demasiado bien educada-, aunque no tiene ninguna razón en lo que dice sobre la contracultura. Bienvenido a La Acequia. Espero verte más por aquí.

ISAAC: Gracias por tus recuerdos y por la entrada en tu blog que los amplía. Un abrazo.

ISABEL HUETE: Eso fue lo mejor de aquellos tiempos y gran parte de lo que hemos podido hacer después se debe a esa época. A veces las arrugas en el alma son peores que la del cuerpo. Un saludo.

CLARA Y PEPE: peor es nada, toda la razón.

FERNANDO: es que son un país muy pequeño.

JAVIER: pues a trasgredir, querido amigo.

BIPOLAR: jo, qué bueno. Hay que cambiar de loción.

DARGOR: Esos sí fueron trasgesores.

BLOGÓFAGO: me gusta tu paralelismo, tienes razón en todo, amigo. No te preocupes por tardar, sabes que se te espera.

Un abrazo a todos.

manuel-tuccitano dijo...

Escribes muchos temas:
La incursión de almodovar y sus secuaces...me parece de los más cutre, al igual que la monarquía...pero más que bufones (no niego que lo fueran además) fueron listillos que se embolsarían suculentos euros...

La movida, coincidió con la época que cruzó la vida por mi adolescencia... a mi entender un pasaje de mi vida que me marcó...y además llena de creatividad...saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL. estoy convencido de que si no hubieran sacado tajada de alguna manera, no hubieran ido, entre otras cosas porque su forma de entender la vida, desde el principio está llena de estas contradicciones. Un abrazo.