martes, 29 de enero de 2008

Mutantes. Las conclusiones (V). El ciberperiodismo.



José María Perceval, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, intervino en las III Jornadas sobre lenguaje y periodismo con una excelente conferencia sobre La inclusión curriculular del ciberperiodismo: Enseñar y aprender periodismo on-line. En sus palabras se aunaron la contundencia de los datos, que demostraban la escasa o nula presencia de esta materia en los planes de estudio de las diversas ramas de las titulaciones en las antiguas Ciencias de la Información frente a la necesidad de dar respuesta a una realidad creciente, con la amenidad en el análisis del fenómeno del ciberperiodismo. En efecto, Perceval no era pesimista sobre cómo va a afectar al periodismo la aparición de Internet, sino todo lo contrario. Por ejemplo, frente a las quejas de intrusismo, él veía mayores posibilidades laborales. Pero de sus datos surgía la exigencia de que los planes de estudio acogieran decididamente esta nueva forma de comunicación y no sólo en sus variables técnico-informáticas.

En efecto, llama la atención la reticencia de la Universidad para ver las nuevas realidades en algunas carreras académicas. La actualización debe ser necesaria, sobre todo ante la reforma de los planes de estudio para encajarlos en el nuevo sistema universitario que pide el Espacio Europeo de Educación Superior. En él no sólo se exige ya la formación académica tradicional sino la vinculación a la realidad inmediata del mundo laboral al que van los titulados. Si esto va a ser una necesidad para todos los Grados, se hace más patente en unos estudios que directamente trabajan con la comunicación y la información.

De estos estudios deberán salir bien formados los futuros profesionales encargados de gestionar los contenidos de la comunicación en Internet. Si a alguien compete la capacidad para tratar, jerarquizar y difundir lo que encontramos en este nuevo formato es a ellos. El mundo de Internet, por otra parte, es muy competitivo y será necesario que estos profesionales estén dotados de rapidez sensata en la toma de las decisiones, en la redacción y en la discriminación de los datos -como nunca hasta ahora-, capacidad de trabajar en equipo y un alto grado de conocimientos técnicos, además de una cultura general sólida a la vez que algún tipo de especialización. Si no, la nueva realidad de Internet está generando gente que, sin un título afín al periodismo -o sin título alguno- son capaces de hacerlo superando en nivel de impacto y calidad a los profesionales.

Un futuro exigente pero, a la vez, apasionante.

10 comentarios:

mafaldia dijo...

El hábito no hace al monje, el título universitario no convierte a una persona en abogado, médico, periodista... es el punto de partida para ser en un futuro un buen profesional, a base de trabajo, experiencia... y en este caso internet es un medio excepcional para todos, y también para los periodistas.

manzacosas dijo...

Vaya. Pues estoy de acuerdo, y pienso también que se precisa una sólida formación, incluso de tipo clásico, para poder internarse en un mundo nuevo lleno de posibilidades que está siendo aprovechado más bien para dar rienda suelta a cuestiones periféricas, sin importancia. Y no es que se haga con ninguna intención rara, es simplemente que ese fenómeno existe, y estimo debiera ser encauzado de forma adecuada. Por quién es ya otro cantar. Un saludo. Manzacosas

Dargor dijo...

Muy interesantes estas jornadas.

La realidad es que cada vez mas entidades hacen uso de este recurso para difundir sus nuevas expectativas o actualizar antiguas.

Hay un dicho en la informática: Cuando la lógica matemática y la creatividad se alían, la mente es el único límite.

Caelio dijo...

...y en la discriminación de los datos -como nunca hasta ahora-.

El exceso de información que aporta internet, pasa a ser un problema y no una ventaja. Ahora hay que saber escoger la información veraz y limpia.

fernando dijo...

El periodismo de internet todavía carece hoy en día de la misma credibilidad que la prensa escrita o audiovisual. Ese será el gran reto de los próximos años.

un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MAFALDIA: en efecto, y es un mundo muy competitivo en el que no valen los títulos sino lo que haces.

MANZACOSAS: el caso es que ya en Internet está no sólo lo periférico sino lo esencial tanto de los datos como de la opinión o la creación cultural. El problema es la orientación y la canalización de la información. De ahí la necesidad de los buenos profesionales.

DARGOR: en efecto, y hay que dejar que nos lleve hacia adelante, en el fondo, esto es el espíritu humano.

CAELIO: ese es el trabajo a realizar, querido celtíbero.

FERNANDO: es el gran reto presente, no ya futuro. El problema es que los medios tradicionales han perdido credibilidad a marchas forzadas. Así que estos tiempos se presentan muy interesantes para los comunicadores.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

pancho dijo...

La llegada de las TICs ha supuesto, y está suponiendo, pues ésta es una de esas obras que nunca se acaban, un esfuerzo añadido para muchos profesionales de muy diversos sectores, no sólo periodistas. A un periodista la informática y el inglés se le suponen, (como nos ponían en “la blanca” referido al valor). No saber inglés es reducir la capacidad de Internet a su mínima expresión, lo que nos puede dar una idea de su magnitud, teniendo en cuenta que el 50% de las Webs están en esa lengua y en algunas disciplinas la hegemonía es casi total. A parte, claro, de toda la formación tradicional que, supongo, incluirá un dominio profundo de la lengua vernácula, diferentes aspectos de teoría de la comunicación, imagen etc. La verdad es que pensando en ello, un buen periodista tendría que tener en su mochila un buen compendio de conocimientos que sólo se consiguen con los años y con la experiencia.
Halaga a uno el ascenso en el escalafón, viniendo de donde viene. Encantado de tomar ese café. El mérito de La Acequia es que sabe administrar con maestría el tempo cibernético. Combina perfectamente la imagen con una gran calidad literaria. Diseño atractivo en constante mejora, aquí se descubre el entusiamo del autor por esta herramienta, que es capaz de transmitir al entorno. Otra nota destacada se merece la gran selección de enlaces que propone: auténticas joyas escondidas en el ciberespacio. Bueno, vamos a dejarlo por hoy que esto va a parecer la sociedad de bombos mutuos.
Acabo de mandar el comentario y no ha aparecido lo de siempre. Lo vuelvo a mandar. Si llegó lo eliminas y en paz.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

PANCHO: Gracias por tus palabras y tu acertado comentario sobre los cada vez más exigentes conocimientos que debe tener un periodista. Escríbeme un correo para ver cómo andamos de agendas y tomar ese café si es posible.
El comentario llegó. Dejo este segundo.
Saludos.

BIPOLAR dijo...

Sin ánimo de ofender pues es sólo mi opinión:

RIP: “Profesión de periodista”
RIP: Trabajo de investigación, información objetiva y denuncia social.
Al Sr. Empresario le importa un pepino el altruismo y utiliza su medio de difusión para intentar manipular al resto. Le ampara el poder, el capital y el patrocinio de una tendencia política.
Y como es el que paga a fin de mes, y desgraciadamente hay que comer y esto no es gratis, el ilusionado licenciado, espabila y comulga y se acaba publicando en el Diario de Patricia, el terrible suceso del ladrón que robó un par de playeros que llevaba puestos.

Hace tiempo que no me creo nada de nada, se engorda y se pinta del color a convenir.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

el problema es que el periodismo tradicional se está adaptando muy mal a los nuevos tiempos entre otras cosas porque cada exige más esfuerzo inversor y más esfuerzo inversor supone también una mayor dependencia del dueño de la caja de caudales
una de las pocas cosas que tengo claro es que las fuentes de información deben ser siempre varias y de acceso rápido y libre y que Internet favorece esto mejor que otros formatos con los que no debe entrar en guerra como pretenden algunos, sino que los complementa