miércoles, 30 de enero de 2008

Campaña electoral y cultura.


Uno de los grandes problemas de las ofertas políticas cercanas a las campañas electorales es que suelen elaborarse para dar cobertura mediática a las cuestiones de última hora. Los asesores se estrujan las mentes pensando soluciones llamativas para lo que estalla esos días de precampaña y campaña y el discurso suele girar en espiral ascendente hacia la nada, puesto que todo acaba un día antes de las votaciones. A veces, se oculta la profundidad y el esfuerzo en la elaboración de los programas con las noticias estrella. Dicen los que saben de esto que todas estas cartas de prestidigitador de estas semanas no alteran sustancialmente el voto. No lo sé, aunque en una cita electoral reñida, como parece ser la que se nos avecina, cada voto ganado, aun en el impulso irracional de la última noche, cuenta. Es significativo que, en toda esta chatarrería labrada para ser publicitada, no suela ocupar un primer plano la cultura. ¿Llegará un momento en el que la oferta estrella de un candidato no sea la reducción de impuestos o un cheque regalo sino la extensión de una red cultural permanente, sólida y accesible para todos los ciudadanos? Sé que la responsabilidad no es sólo de los diseñadores de las campañas ni de los políticos, sino de una sociedad que no exige una fortaleza de programa en esto también, además de la economía, las obras públicas y la sanidad o la educación. Visto lo visto, en estos últimos días lo que ha hecho más por la cultura de este país parece ser la supresión de la parrilla televisiva de la salsa de tomate. Por ahora -hasta saber la verdadera intención-, los directivos que han decidido esto tienen mi voto. Espero que, en las semanas que viene, tanto la sociedad como los políticos se dejen de cultura de trampantojo y puertas como la de la foto puedan abrirse.

6 comentarios:

maggi-paracontarlavida.blogspot.com dijo...

En las campañas electorales llega cantidad de promesas vacías y siendo ciudadano de una nación se sabe que no se va a cumplir ni la mitad. No sé, en España será igual que en Suecia. Yo cada año electoral voto al mismo partido, aúnque creo que la gran mayoría de los políticos han llegado al poder pisando a los demás. Pero yo opino que el bloque rojo tiene ideas que nos favorece a la sociedad mientras los azules no consideran a los de la capa baja, y por eso tienen mi voto. La entrada ha sido buena, (como no...) y veo que piensas en la sanidad, en los mayores y en la educación- como lo debemos hacer todo el mundo pero la triste realidad es que no todos consideramos el bienestar de nuestros paisanos.

Buena reflexión! Un abrazo

BIPOLAR dijo...

Manifestación pro hospital público en Burgos... ¿manifestación?

Tenemos el país que nos merecemos.
Spain is different¡
No hay repuesta social frente a las tijeras y a la privatización.
Les tocará a nuestros hijos reivindicar la estructura social que consiguieron nuestros padres, porque ahora todos vivimos muy bien, estamos desunidos, miramos hacia otro lado y se nos va la fuerza con el insulto fácil, dirimiendo sobre las tonalidades de los colores.

Y nos van a dar zurracapote.

Merche Pallarés dijo...

Estoy viendo en estos últimos años una tendencia de embrutecer a las masas. A los gobiernos mundiales les interesa tener a sus subditos ignorantes para así manejarlos mejor y lo están logrando a través de los programas basura, la mediocridad premiada (en general) en vez del esfuerzo inteligente, la inanidad de nuestros líderes (Sarkozy es el mejor ejemplo) y ya no digamos de la ignorancia supina del lider mundial: Bush. En fin, como no hagamos lo que siempre digo una revolución ciudadana a nivel mundial, nos irán comiendo el terreno. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MGGI: Veo que el mal electoralismo es universal. Y la buena gente, como tú, está también en todos los sitios. Esa es nuestra esperanza. Saludos, Maggi.

BIPOLAR: En efecto, hacemos dejación de nuestras obligaciones como ciudadanos. Y nos dan zurracapote, merecido. ¡¡Y qué sorpresa el perfil!! El siguiente paso, inevitable, tu propio blog.

MERCHE: la pena es que esto ha sucedido siempre, pero ahora ocurre cuando la sociedad está mejor preparada que nunca para evitarlo. Somos así de contradictorios. Nos van comiendo el terreno que ha costado ganar, en efecto. Besos.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

manuel-tuccitano dijo...

a estos animales que tenemos como mandamases...no se les ocurrira "tamaña" hazaña sobre la cultura...
En cuanto a las campañas electorales..no se si sirven de algo..pero entre las idioteces de los 400 euros y lo del primo científico...poco dicen de ellos...
Salud

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

MANUEL: En verdad, qué pena dan, qué pena damos. Van tan deprisa cuesta abajo que ya me había olvidado del primo...
Saludos, amigo.