sábado, 27 de octubre de 2007

Volvemos a cambiar.

Parece que no satisfizo el cambio de ayer a muchos de los que me seguís. Como bien decía Luis Felipe en su divertido comentario perdíamos calidad favoreciendo la vista. Antonio señaló muy bien que las fotos se perdían. Añado que las entradas cortas parecían nadar en un océano. Blogófago me advirtió de que los que tengan una resolución baja de pantalla podían tener problemas para ver toda La Acequia. Además, comprobé ciertos problemillas para imprimir a la primera la pantalla.

Así que vuelvo a una plantilla más pequeña y más neutra que la que tenía desde hace un año, con lo que la lectura es más cómoda. Procuraré ir mejorando el tipo de letra para que se lea sin problemas y alguna cosilla más, como una imagen en la cabecera.

Por ahora, con este formato me encuentro más a gusto, las entradas antiguas encajan mejor y creo que es menos oscuro que antes. Y, sobre todo, dejo de experimentar y me dedico a escribir.

Gracias por vuestra paciencia, pero "estamos mejorando".

13 comentarios:

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Pedro, me alegro de que lo hayas vuelto a cambiar, el otro formato me parecía horrible.
¿Qué tal el congreso?
Un abrazo,
Álvaro

J.R.Justo dijo...

Ay, Pedro que te estas metiendo en un "jardín" en el que lo más fácil es que salgas con los pies fríos y la cabeza caliente.

No nos hagas caso, a ninguno, pon el diseño con el que más a gusto te encuentres. No pienses en nuestra comodidad [fondo, colores, tipografías] quien dijo que leer era un ejercicio "cómodo".

De todas formas y para "calentarte mas la cabeza, me quedo con tu primer diseño, tenia un aire pausado y tranquilo de casino de ciudad pequeña y ligaba muy bien con tu pipa, tu jersey y tu músculo poético

Pero repito, tu, ni caso

de todas formas y para "calentarte mas la cabeza, me quedo con tu primer diseño, tenia un aire pausado y tranquilo de casino de ciudad pequeña y ligaba muy bien con tu pipa, tu jersey y tu musculo poetico

Pero, repito, tu ni caso

Pilar dijo...

Efecto sorpresa?? Lo digo por los cambios, están bien, los cambios siempre son buenos, nos espabilan, nos hacen no morir, no conformarmos, así aprehendemos.
Yo, a veces, cuando voy a lugares que tengo que ir todos los días, por ejemplo, a mi trabajo, que voy en coche (a veces, en bici, o andando, pero últimamente estoy muy vaga)me gusta cambiar los itinerarios, no hacer siempre lo mismo. Sobre todo, porque alguna vez me ha pasado que he llegado al trabajo y he dicho "¡j...si estoy aquí! y he pensado si el coche me había traido a mi o era yo quien había llevado al coche. Me he sentido tan robotizada, enrutinada (no sé ahora mismo si existe esta palabra,pero no voy a ir a wikipedia,Pedro)achorrada (¡con perdón, tampoco sé si existe este palabro y si es correcto)que me he dicho "nunca más", y entonces hay lunes que voy por la luna, los martes por marte....
Me gustan los cambios. Lo hacen todos no? los hacen los supermercados, cuando vas a comprar a uno de ellos y por lo que sea llevas un tiempo sin ir, pues que te lo han cambiado todo, donde estaban los pepinos ahoran está la leche, por ejemplo.
Lo hacen los periódicos, introduciendo una tilde (El País).
Buen fin de semana, que esté tiene una horita más.
PIlar.-

Blogofago dijo...

Estamos en el buen camino...

jg riobò dijo...

Rectificar es de sabios.
A mí me gustaba como estaba. Era un espacio con sabor antiguo, muy otoñal. No me gustaba nada ese no-lugar al que te mudaste. Ahora estas en un intermedio que no me desagrada mucho. Tal vez personaliza colores en letras y será más tuyo.
Me gustaba más antes, con pequeñas variaciones en color y en tipografía hubiera bastado.
¿Afectará al intarior?.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Como ayer no tuve tiempo de entrar en internet, me he perdido el anterior cambio de imagen. Como diría Figo, es bueno cambiar para mejor.
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Gracias por vuestras palabras.
Salgo del jardín.
Y Blogófago queda comprometido a realizar conmigo una asesoría informática para ayudarme, que quiero mejorar esto, por supuesto.

os parecerá tonto, pero lo estoy dando vueltas desde el jueves hasta el punto de quedarme bloqueado para otras cosas. Si es que...

Pilar dijo...

Si sirve de algo, acabo de entrar y me gusta más así,sin lugar a dudas.
saludos
Pilar

nerea dijo...

Como te dije ayer, yo mientras no cambies la esencia de La acequia el aspecto me da más igual... Estoy con J.R. Justo, tiene que gustarte a tí pq siempre encontraras gente que le guste más o menos... así que el te guste más a ti para nosotros sera perfecto.

Besicos!

Francisco O. Campillo dijo...

A mi me gusta más esta Acequía. Me siento más cómodo, casi como en casa.
Sin embargo, creo que es necesario cambiar constantemente. Sobre todo, para que las aguas no se estanquen y se corrompan.
Te pediría, Pedro, que ese cambio fuese pausado, casi imperceptible. Como el fluir del agua por la cequía.

Sr.K dijo...

Aportar a todo lo dicho que conservar el tono cálido es un acierto (aunque estos estampados de batín nunca me han convencido) y que cambiar los tipos a sans-serif ayudará a que tus palabras se "oigan" mejor.

Quizá, ya que estás metido en cambios, podrías limitar el número de entradas que se muestran según entras, para hacer más rápida la carga.

Cuidado con las obras, que como siemrpe se sabe cuando empiezan pero no cuando acaban.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Veo que J.R. Justo va teniendo razón.
Gracias, PILAR, NEREA (¡besicos!): creo que tenéis razón y me gusta más la que elegí hace meses, pero, como sugiere FRAN acertadamente, iré introduciendo cambios lentamente. Y por eso me gusta la aportación del SR. K. Voy en busca de un tipo de letra más clara, bajar el tono de los márgenes sin perderlos del todo y llevar hacia el blanco -sin caer en él- del fondo de escritura. No sé si sabré hacerlo. Por ahora, y con el cambio de letra que me parece más claro que el anterior, me tomo un respiro de obras, por si acaso, Sr. K.

Antonio dijo...

Coincido con la mayoría en que este nuevo cambio ha sido a mejor, con la estructura sencilla y la tipografía más nítida. No obstante, lo importante es que el contenido no varíe. ¡Saludos, y gracias por la alusión!