miércoles, 23 de enero de 2013

Daré cuenta de la primavera


Daré cuenta aquí de las primeras noticias de la primavera cuando las ramas de los almendros apunten yemas voceadoras de azahar. Que ya va haciendo falta que se adelante y embellezca tanta fealdad y le dé horizonte.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Las mejores primaveras llegan tras un gran invierno, con sus lluvias, sus nieves, sus heladas. Hemos de tener paciencia para que la primavera pueda florecer y disfrutar lo que podamos de este triste invierno. ¡Lo que ha de llegar llegara!

Lichazul dijo...

...ese muro y esas alambradas me dejan un sabor amargo
candados, rejas, obstáculos, y cortafuego, todo un encierro a la libertad
la primavera llegará entre esta grisácea melancolía... nada servirá para detenerla
ella no tardará será el milagro en los meses que acá el sol se despide de mí


abrazos

mojadopapel dijo...

Recién llegada de una primavera mexicana....pues.. ¡como que tenia ganas de un poquito de invierno!..la vida es un puro contraste.

São dijo...

Não percamos a esperança da chegada da beleza após tanta fealdade, meu querido amigo.

Te abraço.

Jan Puerta dijo...

Yo que estoy inmerso en uno de los veranos más raros que he vivido en estas latitudes, añoro la llegada del invierno por aquello de las sopas, el crepitar de la leña en la chimenea y las tardes cortas leyendo un buen libro.
Aunque siempre pienso en una primavera perpetua...
Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

Por estas tierras no florecen nunca tan pronto y...hay tanta fealdad que tapar.
Besos

Natàlia Tàrraco dijo...

Reguemos nuestra propia primavera por dentro, florecerá, eso espero. Besito.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Suspirar por el futuro, pero vivir el presente, no hay más remedio.

Un abrazo

Aldabra dijo...

espero impaciente el anuncio.

biquiños,

enriquedeburgos dijo...

Hola Pedro. Hacía tiempo que no me pasaba por tu acequia. Te visitaré más a menudo. Esos almendros estarán floridos en menos que canta un mirlo. Para mí, el florecimiento de los almendros es una de las sensaciones del año, junto con el canto del mirlo, que no tardará. Un abrazo y un saludo a tus lectores.
Enrique

José Núñez de Cela dijo...

Ya hay almendros floridos en las montañas de más al sur(http://jancarti.blogspot.com.es/2013/01/montana-en-flor.html), pero no dan para tapar la fealdad que nos envuelve.

Merche Pallarés dijo...

Aún falta mes y medio para que explote la primavera en todo su esplendor... Besotes invernales, M.

Gelu dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

El suelo mullido y verde, agradeciendo lluvias y nieve.
Junto al árbol, contemplándolo en todas las estaciones del año, su amiga de siempre, la vieja pared, abrigándolo ahora de fríos e inclemencias.
Algunas de las ramas del árbol se inclinan ante los corazones enfilados, mientras otras, curiosas, se alzan para mirar lo surgido de tanto ruido trás la tapia.

Un abrazo

Edurne dijo...

Después del invierno, siempre llega esa primavera que todos añoramos en estos momentos.
Aunque, si lo pensamos bien, hay inviernos eternos...
En ese caso, hay que fabricarse una primavera a la medida con lo que tengamos más a mano, que bien pueden ser esas primeras mimosas que no tienen más remedio y florecen muy a su pesar antes de tiempo (en el fondo lo hacen adrede y para alegrarnos la vida)!

Esperaremos esos primeros brotes de esperanza llamada primavera!

Besos!
;)

dafd dijo...

Estos días de invierno, el sol, paradójicamente, tiene una luz fuerte y deslumbrante. El ciclo biológico nos empuja.

XuanRata dijo...

Te tomamos la palabra, Pedro, y la imagen, que ya desde ahora mismo empezamos a poblar con flores blancas.

virgi dijo...

Al menos de ese árbol cuelgan corazones.
Besos

Myriam dijo...

Y yo abriré las ventanas al mejor estilo checo ¡Plin, plan, plung! -el "defenestratis praguense"- porque a los aires primaverales de renovación y cambio, hay que darles... un empujoncito... :-)

m.p.moreno dijo...

La primavera con su fuerza tapará tanta fealdad.
Feliz fin de semana :)

Paco Cuesta dijo...

Buscaremos nuestra propia primavera, tal vez no haya otra.

Lola dijo...

Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa quiero que llegue....