lunes, 30 de abril de 2018

El turista no ama, acumula


Es extraño este mundo, en el que debemos encerrar la belleza para evitar su destrucción.

He visto en las noticias que han puesto tornos a la entrada de algunas de las zonas más visitadas de Venecia para evitar que el turismo masivo termine afectándolas irremediablemente. Recuerdo que hubo de construirse una réplica de las cuevas de Altamira por lo mismo. El turista no ama, acumula.

12 comentarios:

Ele Bergón dijo...

Sí, yo también he oído las noticias.

He estado dos veces en Venencia, las dos en el verano. Los vaporettos cargados de turistas iban y venían por las calles del agua.¡ Es tan bella esta ciudad que de alguna forma tendrán que protegerla ! Espero que no pase como en Altamira y no hagan una réplica, sería una pena.

Besos

Fackel dijo...

Pero el debate está presente porque precisamente muchas ciudades, pueblos y zonas de costa viven del turismo masificado. Mal dilema si hay que elegir. ¿Qué hacer?

casilda garcía archilla dijo...

Y además, todos somos turistas.

Emilio Manuel dijo...

A mi no me sorprende, en Granada, sin tanto revuelo, se viene haciendo desde hace algunos años.
En esta ocasión con comparto plenamente el título y el final de tu entrada, aunque si que es verdad que hay desarmados que destruyen el patrimonio mundial, un patrimonio que tenemos que cuidar para dejarlo tal cual a nuestros hijos y nietos y estos a los que vengan detrás. Los viajeros románticos de finales del siglo XIX se han transformado en turistas.

juan de mairena dijo...

Hace bien en pasear y sentir los jardines o espacios de recreo de su ciudad. Muchos ya no pueden hacerlo con tranquilidad y menos persiguiendo la terapia natural del callejeo.

Alicia Montero dijo...

He tenido la suerte de poder viajar y sentirme "ciudadana del mundo". Es una especial sensación y única, y la localizo en el pecho. Amo y valoro el momento, el lugar y agradezco el poder hacerlo.
Me pasó en Londres. Pensé sería diferente para mi por el idioma principalmente, sin embargo me movilizaba como pez en el agua! no sabes cuánto disfruté el Támesis, entre otras cosas. Gocé cada metro de esa ciudad y más aún cuando estuve en Liverpool!, demás las razones, jajajaja!
Hoy estoy conociendo Suecia, y todo, todo lo que he visto es maravilloso, cómo no cuidarlo?? EStá todo dispuesto para mi, para todos, para nuestro goce y plenitud...
Ser extranjero no siempre te hace turista...;)
Un abrazo Pedro,

Ali

Abejita de la Vega dijo...

¡Y llenaremos el mundo de "centros de interpretación"!

Doctor Krapp dijo...

Qué gran frase me la apropio, esa es la clave: la acumulación de vivencias que luego no dejan huellas.

Myriam dijo...

Por eso yo soy ciudana del mundo :-)

Besos

Myriam dijo...

Por eso a Venecia fui en invierno...

Andandos dijo...

Es complicado, porque muchos pueblos del interior, en España, sólo pueden vivir, ahora, del turismo. En cierta manera las malas comunicaciones y el mal tiempo les protegen del turismo masificado. No creo que vaya nunca a Venecia, ahora ya.

Un abrazo

São dijo...

Compreendo que tenham que proteger determinados sítios, mas prefiro que limitem as vistas do que façam réplicas.

O turismo de massas é invasivo, sem dúvida, mas por vezes é a única maneira possível de viajar.

Besos, querido amigo