martes, 6 de febrero de 2018

mientras fuera anochece



A veces, en el tren
el paisaje se vuelve
interior y borroso.
Ya estás en soledad
y no sabes qué hacer
mientras se hace de noche
y vaho
y no te duermes.

© Pedro Ojeda Escudero, 2018

8 comentarios:

Mavi dijo...

El tren es como la vida misma
que muchas veces nos lleva a ninguna parte.
un beso
Mavi

Edurne dijo...

Cada vez es más difícil saber qué hacer con uno mismo, mientras fuera anochece...

Besos ;)

Rita Turza dijo...

Simplemente maravilloso.
Me encantan tus retratos de interior.

Un abrazo.

Emilio Manuel dijo...

Y hace un frío helador.

Myriam dijo...

Mientras afuera anochece
-para muchos y lo siento-
de lumbre mi hogar se llena:
puro sol y firmamento estelado
-sonrisas de 4 nietas-
hija, yerno y más familiares
confluyen de Norte y Sur
a celebrar mi cumpleaños
por todo lo alto y ancho
que cabe en los corazones.

LA ZARZAMORA dijo...

En esos casos, vas pensándote, y mientras tanto, ni existes.
;)

Besos, Pedro.

Ele Bergón dijo...

La duda, esa eterna compañera.

Besos

María Perlada dijo...

Y ni siquiera hace falta ir en tren para sentirse así algunas veces.

Besos.