sábado, 6 de enero de 2018

El año que viene


Todos afanándose hoy en los regalos. Y yo lo único que deseo este año es que el próximo pueda... El año que viene, qué despropósito cuando el año que viene es este. Deseemos, sin embargo. El año que viene quiero poder contemplar la hierba más sencilla del campo, la más humilde, esa que está al borde del camino de tierra, en la cuneta, después de una noche helada, cuando comienza a calentar el sol de enero. Contemplarla, digo, admirar su hermosura, su sencillez, su desnudo ofrecimiento a la vista, saber que reverdecerá en la primavera. Cuántos deseos tengo en uno solo.

6 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Que puedas, que podamos.

Mavi dijo...

Unos preciosos deseos tan sencillos como hermosos.
Creo que las cosas pequeñas son las más válidas.
Un beso.
Mavi

Emilio Manuel dijo...

Puestos a pedir, quiero ver una magnífica nevada como la que ayer calló sobre Granada.

XuanRata dijo...

Y cuántos regalos por desenvolver. No hay que tener prisa.

Myriam dijo...

¡Amén!

Besos 😘 😘

Andandos dijo...

Lo dicho: lo sencillo, lo simple, lo, ahora lo sabemos, rural de antes. Y lo eterno también.

Un abrazo