domingo, 8 de octubre de 2017

El domingo se resuelve


Y el domingo se resuelve
en la colina más alta.
Hacia su final el río
la vida completa pasa.

Poco sabe quien lo cursa
con banderas en la barca.

© Pedro Ojeda Escudero, 2017

6 comentarios:

José A. García dijo...

Los domingos se han tornado demasiados propensos a la introspección, mientras que, durante el resto de la semana, olvidamos quiénes somos.

Saludos y suerte,

J.

Emilio Manuel dijo...

¿Vela y bandera?, algo sobra ahí.

Saludos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Nada hay como contemplar las aguas de un río para ponerse a pensar sobre la vida y su transcurrir.
Un abrazo. Que tengas una linda semana
=)

São dijo...

Contemplar as águas que deslizam, transmite serenidade...

Quanto a bandeiras, nem comento os dias que vivemos

Besos , amigo mio

Myriam dijo...

Banderas blancas, señor.
Blancas como las nubes del cielo,
Hoy más que nunca,
A flamear con esperanza.

Besos, desde el Cono sur

Campurriana Campu dijo...

Las penas van con nosotros, hasta a los sitios más bellos.