miércoles, 6 de septiembre de 2017

Una ninfa se me ha posado en el hombro


Hoy iba a hablar de la situación en Cataluña y la deplorable imagen que han dado, una vez más, nuestros políticos. Incapaces de llegar a acuerdos previos, utilizando estrategias de actuación demagógicas y electoralistas que han llevado la situación a un choque de intereses alejado de la cordura, envolviéndose en banderas para que no se vean sus carencias. Hasta aquí nos han traído. Los reyes, en efecto, están desnudos y como siempre buscan ocultarlo con palabrería que seduce a los súbditos, perdón, ciudadanos, que ven estimulados emociones y sueños. Han convertido los parlamentos en puro espectáculo de sofismas y consignas. Absurdas, juegos de artificio con las leyes y con el sentido común. Estamos en el camino del desencuentro y la utilización de los sentimientos. Iba a hablar de todo eso pero una ninfa se me ha posado en el hombro y me adoptó durante un tiempo, hasta que el ruido le hizo salir volando. Qué será esta noche de esta ninfa, escapada de alguna casa, desorientada y sin saber defenderse de sus depredadores.


9 comentarios:

impersonem dijo...

Estoy total y absolutamente de acuerdo con lo que dices en tu entrada... ¡vamos a ver cómo acaba este tremendo despropósito!

Espero que la ninfa que dices esté bien y que sepa sobrevivir entre los peligros que la acechen...

Abrazo

Fackel dijo...

Como poco esa ninfa estará más feliz en su escapada. ¿Deberíamos de escaparnos todos ante esta incapacidad colectiva de entendernos? Es el precio por delegar en incompetentes. Y ahora a última hora quieren inventarse fórmulas ridículas los de aquí mientras los de allá, muy sagaces pero no más justos ni democráticos, pretenden llevarse el gato al agua.

São dijo...

Os políticos estão, desgraçadamente, como a ninfa: em desorientação e fuga...

Amigo mio, besos e que tudo se resolva pelo .

ruanacher dijo...


Estamos totalmente de acuerdo, pero que satisfacción mas grande sería, que en este pais que se llama moderno, hubiera tan solo respeto por las leyes, las normas y la convivencia. Y al final, recibir a una ninfa con la sonrisa en los labios y las manos abiertas........... disfrutar del Sur, vale la pena. Abrazos amigo.

Abejita de la Vega dijo...

No sabía que una ninfa era una pequeña cacatúa.
Que no se desorienten con tanto sofisma y consigna. Y lorazos que siempre dicen lo mismo.
Un abrazo

Andandos dijo...

Lo imprevisto, si es importante, primero, sin duda.

Un abrazo

Myriam dijo...

Si una νύμφα tomó forma de cacatuidae,
y se posó en tu hombro (la ninfa) o va a llover mucho
o todo puede cacarear, digo pasar, en Catalunia.

:-)

Besos

Marina dijo...

Lo mismo que de nosotros, desorientados y sin nadie que nos guíe.

Que buen gusto el de la ninfa.
:)

LA ZARZAMORA dijo...

Esta ninfa eligió bien, y se posó en los hombros de quien sabía la ayudaría a retomar su vuelo.
Lo demás, ya es como el cuento de nunca acabar.

Besos, Pedro.