lunes, 10 de julio de 2017

Un caracol encerrado en una copa


Solo es un caracol en una copa. Somos, exactamente, la espiral de su concha.

4 comentarios:

María Perlada dijo...

Me dejas pensando con esta entrada, Pedro.

Besos.

Emilio Manuel dijo...

No se ni lo que somos, en el universo, puede que seamos menos que eso.

SAU dijo...

pobresullomesta como en una carrcel mirando lo que ocurre afuera...
besines pedro

Myriam dijo...

Algunos también babosa, otros mochila. Lo bueno de ser espiral es que si es de Fuyi, espanta a los mosquitos.

:-)

Besos (sin baba, aunque dicen que es buena
para mantener joven la piel)