jueves, 20 de abril de 2017

El balance de la vida de cinco mujeres en Media vida de Care Santos, noticias de nuestras lecturas y anuncio del encuentro con la autora de los clus de lectura de Burgos


La parte central de Media vida de Care Santos la ocupan los capítulos titulados con los nombres de las cinco amigas. En cada uno, desde el presente de 1981, se informa al lector de cómo les ha ido desde aquel lejano 1950 en el que arranca la narración. Sus biografías han trascurrido entre el final de la dictadura y la transición a la democracia, unos meses después del intento de golpe de estado de Tejero. La historia no tiene parte central en el argumento aunque una de ellas sea diputada pero sí explica la posibilidad de cambios que sufren: la nueva posición de la mujer, por ejemplo, y la reciente aprobación de la primera Ley de Divorcio de esa nueva etapa de España.

Sus vidas son muy diferentes y también sus resultados pero todas, en el fondo, encuentran que, por unas razones o por otras, su vida no les satisface y, ante esa realidad, cada una adopta una posición diferente. Han llegado a los cuarenta y cinco años -la media vida del título- y la reunión de las antiguas compañeras de internado concertada por Olga desencadena el momento de hacer balance. Todos sus triunfos familiares o profesionales esconden la realidad interior, fragilidades emocionales que estallarán en la noche de la cena como esa tormenta que cae en Barcelona, la ciudad en la que se sitúa la acción, y que es todo un símbolo. Pero algo ha cambiado en esa noche a pesar de todo. La reunión consigue que pasen de la soledad a la conversación, del aislamiento provocado por las circunstancias de la vida, a la comunicación de sus sentimentos. En la cena lo que prevalece es la confesión íntima no exenta de algún encontronazo -que será siempre superado por cierta empatía que mantienen unas con otras gracias a la madurez-, la conversación sobre sus emociones y sobre sus vidas. Care Santos sienta a la mesa a cinco personalidades diferentes bien diseñadas para que se establezca precisamente esa confrontación de situaciones. El lector se da cuenta del fracaso sentimental que arrastra cada una de ellas pero también de las diferentes formas de afrontarlo. La violenta tormenta de verano que estalla sobre Barcelona en el momento de la reunión es también una tormenta de sentimientos y confidencias.

Care Santos ha escrito estos capítulos, como el resto de la novela, de una forma que no supone ninguna dificultad al lector, que puede seguir sin problemas los saltos en el tiempo producidos por los recuerdos de cinco personas y en los que los misterios y sorpresas que esconde la trama no son tan importantes como la misma narración de las vidas. De hecho, algunos son fáciles de averiguar mucho antes de que la narración los desvele, pero eso no resta interés. La autora no ha escrito una novela de misterios dramáticos ni grandes giros que desconcierten al lector sino una narración de cinco vidas de mujeres con nexos comunes que se sientan a hablar. Esos misterios que esconden la vida de cada una de ellas podría haber hecho caer la novela en el melodrama o en la fácil novela sentimental trufada de trucos argumentales, riesgo que se evita precisamente por eso, porque se los trata como unas circunstancias más de esas cinco vidas de amigas que se sientan a la mesa y de las que se nos va dando cuenta a través de la voz narradora pegada a cada una de ellas y a través del diálogo realista, que fluye de una forma verosímil. Por eso y porque la novela está bien escrita, claro.


Noticias de nuestras lecturas

Mª Ángeles Merino llena de personajes su entrada con el comentario de Mediva vida: ¿Qué sucedería si en el Espolón aparecieran hoy, de repente, las amigas que protagonizan la novela de Care Santos. ¿Cómo habrían cambiado y qué sería de ellas hoy? Pues la respuesta la tiene Mª Ángeles en su blog, junto a su amiga Austri. Más que recomendable su ejercicio literario.

Luz del Olmo escribió un emotivo relato que se me pasó incluir en mi entrada de la semana pasada, Las internitas, tras la lectura de la novela de Care Santos. Una magnífica forma de recrear parte de la trama esencial de esta obra. Os recomiendo su lectura.



Es tal la fuerza de recuperación minuciosa de nuestra lectura de La saga / fgua de J.B. que lleva a cabo Pancho, que hasta Mª Ángeles Merino está dispuesta a volver a ella... casi nada. En esta entrega hay obispos, científicos, migración de almas y un montón de J.B. que hacen honor a la cita con la que arranca...

Reunión de clubs de lectura de Burgos
 con la autora Care Santos

Care Santos. Fotografía de nuestro amigo y admirado Asís G. Ayerbe, uno de los mejores retratistas de escritores que tenemos en España hoy, tomada de la página oficial de la autora.
Como vengo anunciando, nos encontraremos con Care Santos para comentar su novela. Esta reunión se ha organizado entre el Club de lectura de la Acequia y de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de Burgos, los clubs de lectura de la Biblioteca pública de Burgos y el de la Biblioteca pública de Belorado -sus integrantes se trasladan a Burgos para este acto-. Contamos con el apoyo inestimable de la Librería Luz y Vida.

El acto se celebrará en el Museo de la Evolución Humana de Burgos el próximo martes 25 de abril. Los miembros de los clubs de lectura participantes, que hemos leído en conjunto Media vida, nos reuniremos a las 19:00 hs. para hacer balance de nuestras actividades. El público en general tendrá acceso, a las plazas que queden libres, a partir de las 20:15 hs., hora a la que comienza la presentación de la novela. Entrada libre hasta completar el aforo.

Este acto supone el segundo encuentro de clubs de lectura celebrado en Burgos, supone un esfuerzo de coordinación entre los responsables y los lectores y no será la última actividad conjunta que celebremos.

2 comentarios:

Myriam dijo...

Ya tengo hasta el tema de mi contribución, falta sólo que me llegue el libro.

¡Ah! cuántas actividades hay por allá estos días a las que quisiera y no puedo
asistir :-(

Besos

Abejita de la Vega dijo...

Las mujeres suelen compartir sus sentimientos con otras mujeres. A los hombres les cuesta mucho más. ¿Os imagináis una novela como Media vida protagonizada por cinco hombres? Sería algo completamente distinto. ¿O no?

Tras la tormenta de agua y de sentimientos, un accidente y un parto. Acudirá el dios que pone en marcha la máquina de los desenlaces.

Será interesante escuchar a Care Santos. Ya me las he apañado para estar a las siete y no perderme el encuentro de la autora con los clubes de lectura.

Las cinco de Media Vida me esperan, ya ancianitas, en el Espolón. A ver qué nos cuentan. A Austri y a mí. ¡Cuánto personaje! Los de Care Santos...y los que yo añado. La literatura es un juego.

Besos, Pedro.