viernes, 3 de marzo de 2017

En la ribera del río


En la ribera del río
estaba la tarde en calma.
Solo espejos de los puentes
y dientes en una barca.
¡Los ríos recién lavados
y la sonrisa en tu cara!
Marina tiburonera
del color de la albahaca.
Te quiero porque te quiero,
fresca y dulce, junto al agua,
sobre barquitas con dientes
verde labios tu mirada.
 © Pedro Ojeda Escudero, 2017

12 comentarios:

pancho dijo...

Sabor a romancero gitano, calor de flores del sur en este romance con drama sobre el azul del cielo espejado en el agua.

Kety dijo...

Me gusta, también a mí me ha recordado a Lorca.

Un abrazo.

Con retraso ya tengo Patria.

mojadopapel dijo...

Qué romance sureño más precioso!!!!

Abejita de la Vega dijo...

Las aves que iban volando
se paraban a escuchar.

Gelu dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:
:)
¿Quién se resiste a subir a esa barca, en ese río, y esa tarde en calma?
Enlazo ♪ ♫ ♪ ♩♪ ♫ poema y música ♪ ♫ ♪ ♩♪ ♫
:)
Abrazos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me han hecho despertar una sonrisa los dientes de esa barca jeje y tu poesía, preciosa, romántica melancolía. Buen fin de semana.

Berta Martín de la Parte dijo...

Olé,Ole,Olé...

Edurne dijo...

¡Una delicia!
¡Que viva el 8!

Mis aplausos, profe.
Reconfortan estos versos, ¡y mucho, ya lo creo!
Gracias.

Besos.
;)

JL Ríos dijo...

También a mí me ha provocado una sonrisa.

Un abrazo

impersonem dijo...

Pensamiento cargado de metáforas...

Abrazo

Myriam dijo...

Suscribo a los comentarios que me preceden,

Besos,
(con cara de río lavado).

LA ZARZAMORA dijo...

Y aquí venía uno...

;)

Besos.