martes, 21 de marzo de 2017

El día internacional de la poesía


Dicen que hoy era el día internacional de la poesía. No lo he celebrado. He ido a mis cosas, una detrás de otra. Escribí algo, tomé café, comí con un amigo. Por la tarde di clase, de literatura escrita por mujeres y de la voz femenina en la Edad Media, hablé de las jarchas y me detuve en la número 8, la que habla de la negativa de la mujer ante la violencia ejercida contra ella: no quiero al que hace daño, le dice al hombre, ¡Basta! A todo me niego. Está escrita en el siglo XII y por mucho que algunos la consideren un mero juego amoroso es explícita: no quiero al que me hace daño, al que no respeta cuando digo no. Paseé un rato junto al río. Al salir de clase atravesé el Parral. Mis cosas, digo. Algunos piensan que la poesía es algo que existe fuera, como una fuerza o una ley física. Eso, como Bécquer. Siempre existirá la poesía. La poesía no existe, la creamos los seres humanos, no siempre es buena y no tiene ninguna existencia más allá de nosotros. A veces decimos demasiados tópicos cuando nos ponemos sublimes.

6 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Cuando las palabras enmudecen

Myriam dijo...

Me gusta esa 8. Y mucho.
¡Qué importante lo que señalas:
el NO de la mujer! en el Siglo XII,
con testimonio irrefutable.
(y muy probablemente, desde mucho
tiempo atrás)

Un abrazo

La seña Carmen dijo...

¡Cómo te cunden los días! Incluso en días como el de ayer.

Ele Bergón dijo...

Te imagino atravesando el Parral y pensando en todas estas cosas que nos escribes por aquí y te imagino poeta en ese momento con tu propia existencia y lo que va pasando a tu alrededor.

" No le toques ya más, que así es la rosa"

Besos

LA ZARZAMORA dijo...

Ya Platón en su "Banquete" la definía como el paso de algo que convertimos en ser a partir de un no-ser... y de ahí ya a cada uno su magia, luego su aprendizaje.

Besos, Pedro.

JL Ríos dijo...

Bueno, la poesía parece algo serio. Quizás sabiendo algo más sobre cómo se crea no lo parezca tanto, pero ahora para mí me parece algo serio. Importante también, muy importante.

Un abrazo