viernes, 10 de marzo de 2017

Después de los almendros


Después de los almendros florecerán los prunos
y limpiarán los valles torrentes de cerezos.
Reventarán los parques sutiles formas de alegría
y llevaremos sures en los ojos
hacia la luz, muy juntos
 -¡qué cielo cal y añil sobre las cosas!-,
como si nos besara
el sol cuando te abrazo.
Todas las primaveras merecen descubrimiento:
flor de azahar tu rostro, lavanda la sonrisa,
rosa roja la casa, blanca como el naranjo,
Guadalquivir azul turquesa y al fin todo esmeralda:
risa, naranjo y rostro.
 © Pedro Ojeda Escudero, 2017

9 comentarios:

Marina dijo...

Yo quiero florecer después de los almendros, robarles su olor y su apariencia.
Peinarían tirabuzones blancos sobre los hombros desnudos y ¿quién sabe? quizá florecería.

;)

Lo sé, no tengo arreglo jajajajaja

Abejita de la Vega dijo...

Perfumes y amores

mojadopapel dijo...

Olé Marina....qué bonito requisito!

mojadopapel dijo...

requiebro

mojadopapel dijo...

Odio estos correctores incultos.

Amapola Azzul dijo...

Precioso estallido primaveral.

Myriam dijo...

Después de los almendros,
la Primavera en pleno.

Un beso

Edurne dijo...

Es que es lo que tiene la primavera, ¡que arrebata!

Besos primaverales.
;)

LA ZARZAMORA dijo...

Un bello canto a la estación de los sentires.
Una joyita, Pedro.

Besos.