miércoles, 15 de marzo de 2017

De Aranda de Duero a Sevilla pasando por el Pisuerga


Salgo de viaje. Mañana jueves día 16 de marzo me encontraré en la librería Bayo de Aranda de Duero (Burgos) a las 20 hs. junto a Ape Rotoma. Ape ha nacido y vive en Aranda. Es autor de dos libros que tienen su merecida posición en la poesía española de carácter urbano que afronta la vida y la experiencia artística desde la realidad más cotidiana. Acaba de reeditarse su primer poemario, 149 PCE y Mensajes de texto y otros mensajes es un libro que va teniendo aire de clásico dentro de esa línea poética. A Ape Rotoma lo conocí personalmente en Olmillos de Sasamón hace un par de años, en las jornadas poéticas que allí se celebran todos los veranos y en la que los asistentes somos tratados con tanto cariño que repetimos siempre que nos es posible, y nos volvemos a ver ahora. Es evidente que la poética de ambos es diferente pero por eso me resulta más interesante este encuentro porque la poesía debe buscar el diálogo y ofrecer un ábanico múltiple de posibilidades. No soy de los que encierran lo poético en una voz única y en normas. Como dice el cartel que anuncia el acto, Poesía entre amigos. El tercer amigo es Tinín Bayo, el librero, lo que ya define a este hombre inquieto, impulsor de la cultura en Aranda y tantas otras cosas. El acto termina con la posibilidad de recitar por quien desee hacerlo.

En la librería Bayo presenté el 29 de junio de 2013 Esguevas, en compañía de mi querido amigo y autor de las fotografías de ese libro, Javier García Riobó, y ante un público atento que llenó el local. El trato de Tinín Bayo fue tan cariñoso que siempre he querido volver por allí, pero no pude hacerlo ni con Echo al fuego los restos del naufragio ni con piel, que llevo ahora. Ser librero -librero de verdad- en una localidad pequeña se asemeja mucho a ser una institución que debe protegerse y alentarse. En tiempos de grandes superficies y librerías virtuales entrar en uno de estos espacios culturales en una localidad del tamaño de Aranda es encontrar el sosiego suficiente para detener durante unos minutos la velocidad de la vida.

Después de Aranda bajaré a Salamanca y a Béjar, para encontrarme con amigos y con la sierra. Allí daré un abrazo muy fuerte a Luis Felipe Comendador, que está mimoso. No sé si me dejará ver las pruebas de imprenta de la antología de su poesía que se publicará en las próximas semanas y que era tan necesaria como justa. De todas las formas, hablaremos de poesía y del mundo, no importa el orden.

Y la próxima semana en Valladolid en el magnífico ciclo organizado por Javier Dámaso sobre Poesía en Vallladolid. Presento y modero la mesa de las 19:30 del miércoles 22, con Belén Artuñedo, Angélica Tanarro y Mario Pérez Antolín.


No terminan ahí mis quilómetros de estos días. El miércoles 23 estaré en la presentación oficial de los actos que conmemoran en Sevilla el bicentenario del nacimiento de José Zorrilla a través del convenio firmado entre la Casa Zorrilla del Ayuntamiento de Valladolid y el Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla, del que soy coordinador académico.

Os pido disculpas si no tengo el suficiente sosiego para actualizar el blog durante estos días.

10 comentarios:

mojadopapel dijo...

Estás más liado que la pata de un romano.

Emilio Manuel dijo...

¡¡Menudo problema!!. Éxito.

virgi dijo...

Bieeeeeeennn!!!
Eso indica lo profesional que eres, lo bien que escribes, entre otras cosas.
Abrazo y enhorabuena.

Abejita de la Vega dijo...

Ya me contara Luz
Todo saldrá perfecto.

luis felipe comendador dijo...

Te dejaré, piraña.

Fackel dijo...

Que cunda favorable el periplo.

Myriam dijo...

Buen circuito, Pedrocorrecaminos, ya me imagino como
están de gastadas las suelas de tus zapatos :-)

Que el encuentro poético y moderación del miércoles 22
sea muy lindo y que el Jueves 23, Sevilla te espere
con Zorrilla y alegría.

Besos

Ele Bergón dijo...

Espero sigas disfrutando de todas tus actividades literarias, tanto o más como lo fue en Aranda. Lo pasamos realmente bien tanto en la presentación de "piel" como en el después.

Besos y ya nos irás contando.


LA ZARZAMORA dijo...

Cuánto me alegro, Pedro.
Eso es vida ;)

Besos.

JL Ríos dijo...

Ya vi que tenías unos días muy ajetreados. Está bien, si no es lo normal, que no lo es. Y la poesía, siempre la poesía.

Un abrazo