lunes, 6 de febrero de 2017

Está el jardín a la espera


Está el jardín a la espera
-aún invierno-
y solo eso
ya hace feliz la certeza:
la blancura del almendro
abrirá la primavera.

© Pedro Ojeda Escudero, 2017

8 comentarios:

María Perlada dijo...

Que no espere mucho el jardín para que aparezca pronto la primavera.

Un beso.

mojadopapel dijo...

Para ti....siempre se adelanta si vienes al Sur.

Emilio Manuel dijo...

Triste el jardín sin niños, sin madres viéndolos jugar, un jardín sin niños pasa a convertirse en un espacio que no existe.

Ele Bergón dijo...

Hay inviernos que se hacen esperar en esa flor del almendro.
Pronto vendrá, antes de que acabe febrero.
Besos

Auroratris dijo...

Bonita manera de invocarla.

Mil besitos.

SAU dijo...

holi pedro no queria perderme de comentar este poema...cortito ..pero dice tanto...creo que los jardines y los parques son un mundo diferente como si seria irreal..todo es maravillosos como un cuento donde viven y reinana las sonrisas....por eso yo digo que las sonrisas vivien en los parques... aqui pronto llegaremos al otoño...y ustedes pronto llegaran a la primavera...que cosas...

besines pedro..
sau

JL Ríos dijo...

Un mes, eso falta para que florezcan los almendros.

Un abrazo

Myriam dijo...

Un jardín a la espera
es una muy sugestiva invitación.