martes, 10 de enero de 2017

Me gustan los murales con palomas


Me gustan los murales con palomas
que abren el hormigón a pinceladas
como si todo fuera verdadero.
¡Alta libertad, vuelo de esperanza!

© Pedro Ojeda Escudero, 2017

7 comentarios:

Marcelo Pt dijo...

Una paloma no es nada, pero dos palomas son los amores bajo el sol. Un abrazo Pedro.

Emilio Manuel dijo...

No es la paloma mi mejor ave.

Luis Antonio dijo...

Las palomas en algunas ciudades se han convertido en plagas. Carecen del encanto poético que se les atribuye. Hasta las cuestiono como símbolos arbitrarios de la paz... Prefiero, para estos menesteres, a los jilgueros, los ruiseñores...

XuanRata dijo...

Los murales tienen la curiosa virtud de abolir los muros que les sirven de soporte y sin embargo seguir existiendo.

Ele Bergón dijo...

Me gustan estos cuatro endecasílabos y aún los sigo degustando, en especial ese " como si todo fuera verdadero"

Besos

São dijo...

A mim também, mas gostei mais ainda das tuas palavras, amigo mio.

Besos

Myriam dijo...

Alto vuela la esperanza,
me gusta.

y lo bueno de esas palomas es que no
chorrean el paredón como lo hacen
en las estatuas :-)

Besos