martes, 31 de enero de 2017

Hoja de árbol sobre chapa con gotas de lluvia


¿Qué me llamó tanto la atención de esta hoja caída sobre una chapa metálica el último día de lluvia como para fotografiarla? El contraste, quizá. Entre lo natural y lo articial. O las diferentes texturas: la dureza fría de la chapa, el agua líquida, la flexible condición de la hoja. El azulado etéreo y el marrón exacto y concreto. Quizá solo la belleza, el momento frágil en el que esta se presenta cuando miras mientras vas a tus cosas y ya no puedes quitarte de la cabeza.

7 comentarios:

Ele Bergón dijo...

Quizás hayan sido todo y creo que en especial ese momento, instante, en el que sales de tus pensamientos y hay algo especial que te hace salir del propio ensimismamiento

Besos

Kety dijo...


Mirada de poeta. Un abrazo, Pedro

JL Ríos dijo...

Y la potencia de la imagen por sí misma sin la cual todo lo posterior debe ser explicado mucho más. Muy buena mirada la tuya, sin duda, me gusta mucho.

Un abrazo

Angel de San Martin dijo...

LOS POETAS SOIS ASÍ. VUESTRA IMAGINACIÓN VE LO QUE PARA EL RESTO DE LOS MORTALES ES ALGO SIN IMPORTANCIA. "TORRES DE DIOS, POETAS" OS LLAMÓ MACHADO. ESO OS HACE DISFRUTAR A CADA PASO, AH, Y TAMBIÉN SUFRIR. PERO NO IMPORTA. EL GOZO SIEMPRE ES SUPERIOR AL LLANTO. ESTA VEZ HA SIDO UNA SIMPLE HOJA CAÍDA DE UN ÁRBOL Y UNAS GOTAS DE AGUA, PERO EL GOZO DE LA IMAGEN QUE TRANSMITES MERECE LA PENA.

XuanRata dijo...

En ocasiones como esta la belleza se impone por encima de cualquier consideración en torno a ella. Cuánto tiene la belleza de cultural y cuánto de instinto nunca llegaremos a saberlo.

Edurne dijo...

Es una imagen potentísima. El contraste se te queda en la retina durante mucho rato. Preciosa. Muy buena vista/mirada/reflexión, la tuya.

Un beso.
;)

São dijo...

A tua sensibilidade é de uma ternura e de uma atenção tocantes.

Besos y buen finde, querido amigo mio