martes, 6 de diciembre de 2016

Luis Felipe Comendador en los cerros del Alto Trujillo


Actualizo esta entrada al día siguiente de su publicación para advertir que desde Facebook no se puede acceder a ella. Alguien ha decidido denunciarla y se ha bloqueado su contenido, acceso y difusión en esa red social. No logro entenderlo. Juzguen ustedes por su cuenta.

A Luis Felipe Comendador


A veces, la fatiga de las cosas.
Nada sirve de nada, seguirán
muriendo a centenares en los cerros
sin nombres registrados, como pájaros
que no pueden saltar en los jardines.
Pero hay que estar,
hay que estar siempre
para levantar acta
de los que no figuran en los libros
ni como números
porque nadie anotó sus nombres
y dar fe de su vida
antes de que los mate
la burlona sonrisa de la historia.
Se te acercan los niños a las manos
con todo lo que tienen: nada y ojos,
unos ojos enormes que te miran
con su inocencia antigua. Estos niños
solo tienen presente
y un carro,
un carro enorme,
que empujan
ladera arriba.
A media cuesta
hacen un alto,
se secan el sudor
y siguen.

© Pedro Ojeda Escudero, 2016

9 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Me has traído a la memoria otros asentamientos humanos no muy lejos de ese lugar, era en la capital Lima, donde estuve trabajando hace algunos años; como muestra la imagen, el numero de chavaleria que pululaba alrededor de uno era ingente, niños y niñas con historias desgarradoras y que salian adelante en la capital, jugándose la vida entre los coches, vendiendo fruslerias, cuando no era la prostitución.

Saludos

Abraham Cuesta dijo...

Hay gente que no entiende las palabras y piensa que les ofende o les ataca.....no hagas caso Pedro. ...la ignorancia es atrevida... salud!

JOSÉ LUIS MORANTE dijo...

Tienes razón, Pedro, no se puede compartir en facebook, pero eso demuestra que algo falla en los filtros culturales de la red; o que hay gente que no quiere a un poeta que hace de cada gota de agua un vaso para beber. Abrazos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Gracias por vuestro apoyo.
ABRAHAM: Seguiré adelante, por supuesto.
JOSÉ LUIS: Se manejan con un alogoritmo, pero estos son decididos por personas. Si alguien puede denunciar una entrada como esta y que sea vetada, fallan muchas cosas, desde luego. Un abrazo.

Gelu dijo...

Buenas tardes, profesor Ojeda:

Alguien -poderoso y muy ignorante-, leyendo un escrito de Antonio José -el músico burgalés-, sobre las coplas sefardíes, llegó a la conclusión de que el artículo estaba “¡escrito con clave!”.
Habrá que volver a leer y releer y analizar sus versos dedicados al amigo poeta, para descubrir dónde se encuentra el misterio.
Quizá a estas horas, esa persona anónima que se ha sentido molesta, haya resuelto ya la situación de las gentes a las que Luis Felipe Comendador les ha dado generosamente su tiempo, su aprecio sincero y su saber.
Entonces, lo celebraríamos sinceramente todos.

Abrazos.

Gelu dijo...

Buenas tardes, profesor Ojeda:

Alguien -poderoso y muy ignorante-, leyendo un escrito de Antonio José -el músico burgalés-, sobre las coplas sefardíes, llegó a la conclusión de que el artículo estaba “¡escrito con clave!”.
Habrá que volver a leer y releer y analizar sus versos dedicados al amigo poeta, para descubrir dónde se encuentra el misterio.
Quizá a estas horas, esa persona anónima que se ha sentido molesta, haya resuelto ya la situación de las gentes a las que Luis Felipe Comendador les ha dado generosamente su tiempo, su aprecio sincero y su saber.
Entonces, lo celebraríamos sinceramente todos.

Abrazos.

JL Ríos dijo...

Yo tampoco lo entiendo y sí, fallan muchas cosas.

Un abrazo

pancho dijo...

Ya hasta les molesta que haya gente solidaria con los que padecen necesidad. Por lo que vengo observando, las redes sociales son un altavoz extraordinario para denunciar situaciones de injusticia, pero también para establecer vigilancias sobre los usuarios. Nunca falta el Gran Galeoto, el centinela tercero, el que quiere imponer su moral única y exclusiva. La independencia no gusta a los sectarios. Bien hecho al denunciarlo, porque un grano no hace granero, pero ayuda al compañero.
Lo que provocan es lo contrario de lo que pretendían, ahora se conoce mucho más el formidable poema.
Un abrazo.

Emilio Manuel dijo...

No estoy en ninguna red social salvo mi humilde blog, no entiendo la causa de ese bloqueo, lo que se decías y se veía en la imagen yo lo puedo testimoniar porque lo he vivido, de todos modos que se puede esperar de una red que ya ha sido denunciada por bloquear imágenes de madres dando el pecho a sus hijos.

Un saludo