lunes, 19 de diciembre de 2016

Estación de Chamartín



Al bajar del tren he recordado la curva que traza la carretera más allá de Santa Ana. Camino ya de nuestro café en el Murallón después de subir hasta la Fuente del lobo y bajar por la Centena. He cerrado los ojos para escuchar el otoño de la sierra, los árboles ya desnudos y tus ojos. Mira, dices, el reflejo de las cosas en la alberca. Y de pronto, todo se resume en unos pocos metros cuadrados.

6 comentarios:

DORCA´S LIBRARY dijo...

¿Cúantos metros cuadrados tiene una mirada?
Saludos.

mojadopapel dijo...

Me gusta como te quedas con las cosas sencillas.

mojadopapel dijo...

infinitos....si se mira con profundidad.

JL Ríos dijo...

Tienes razón, a veces todo cuadra y se resume.

Un abrazo

Myriam dijo...

Mejor resumen, imposible.

Besos

Myriam dijo...

(Esta es una estación, te cuento, de la que guardo gratos recuerdos)