sábado, 31 de diciembre de 2016

El gesto de despedir un año


El año se despide con cencellada por estas tierras. Esta noche hemos tenido ocho grados bajo cero. Por el Camino viejo de Simancas, la niebla se retiraba lenta y elegante y salía el sol en una hermosa mañana de invierno, blanca y azul.Pasar un año es un gesto, arrancar la hoja del calendario. He respirado fuerte esta mañana para que el aire frío entrara en mis pulmones. Es un gesto y un propósito. Mañana, no, hoy. ¡Día azul y blanco!

6 comentarios:

Edurne dijo...

¡Qué nos vengan mañanas de azul y blanco todo este año!
¡Que los dioses nis acompañen!

¡Besos y al lío, profe!
;)

JL Ríos dijo...

Te he .leído y, en cierta manera, he imaginado esas noches bajo cero en un pueblo a la entrada de Burgos, aunque nosotros solemos pasar por allí en verano. Pero una vez estuvimos en Atapuerca en pleno invierno, con todo el frío. Bueno, lo que quería decir es que llevamos más de veinte días con niebla, sin ver el sol. Nada nuevo, por otra parte, cuando era joven ya era así. Hace falta cierta fortaleza mental, o cierta inconsciencia, para que esta circunstancia te afecte poco negativamente. No es relevante, pero cada uno lo vive de manera diferente.

Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

Tomamos aire, cogemos fuerzas.

Campurriana Campu dijo...

El frío de Año Nuevo hasta lo veo cálido. La calidez de una nueva oportunidad, Pedro. Eso ya es mucho.

Mis mejores deseos para todos.

Ele Bergón dijo...

¡Qué hermosa cencellada! !Qué pena el no haberla podido ver por Pardilla! Cuando oía las noticias de la niebla y el hielo por esas tierras, recordaba las hermosas "caramas" que otros años he visto.

La cencellada con sol en cielo azul es un espectáculo realmente bello. La prueba es esta foto que nos dejas.

Besos

XuanRata dijo...

Esta foto y este texto que son de despedida para mi son de bienvenida, como una puerta abierta y franca : ciertamente llega el frío y nos despierta.