domingo, 13 de noviembre de 2016

Por la Garganta del oso


Habíamos subido por la Garganta del oso a buen ritmo. Necesitaba sierra y sol, lejos de la niebla de estos días, que dejé en las ciudades de la meseta (Burgos, Valladolid, Salamanca) el día anterior, nada más subir el puerto de Vallejera. Entre pinos, castaños y robles, arriba, a buen paso. En las mochilas, unas empanadas caseras y un rioja que probar en el almuerzo. Con el tinto en los vasos de montaña brindamos por los que se fueron pero siguen en nuestro recuerdo:

- Por nosotros, para que tarden mucho tiempo en ser olvidados.

Allá arriba hay pocas cosas más ciertas, pocas cosas más en las que creer que en esa mesa improvisada sobre una peña, sentados todos los del grupo en el suelo: empanada, una cuña de queso curado de oveja, uvas, tinto y un té moruno que alarga la sobremesa. Quizá alguien nos está soñando en ese momento, pero qué importa, que nos sueñe, si quiere. No hay nada más que este sol que nos da en los rostros mientras almorzamos. Insistimos en el brindis:

- Por nosotros, que nos lo merecemos, para guardar su recuerdo.

Por la calleja, hacia Candelario, una alfombra de hojas de roble y castaño.

6 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Menudo festín, empanadas y buen vino de rioja, joder, en mi mochila solo llevo unas uvas y una pequeña botella de agua aunque ya le he dicho a mi mujer, vamos juntos en las marchas, que en la próxima quiero algo más contundente.

Saludos

SAU dijo...

holi pedro...en buena hora...el aire los arboles el sol el sentir todo cambia al aire libre ..el olor d las hojas el mismo aire te va despejando la mente...

besines
:)
SAU

JL Ríos dijo...

He leído el recorrido en una web. El oso es el río Oso, que se junta allí con otro, creo que el Águila. Probablemente el sonido más fuerte que escuchasteis fue el del agua.

Un abrazo

Myriam dijo...

Un lugar lleno de encanto. Qué bueno que pudiste hacer ese recorrido con amigos.

Besos

LA ZARZAMORA dijo...

Celebrar la vida, sí.

Besos, Pedro.

impersonem dijo...

Larga y buena vida para vosotros y que el recuerdo de lo que queréis recordar no se borre con el tiempo...

Me alegra ver esa comunión con la naturaleza que tenéis...

Abrazo