sábado, 5 de noviembre de 2016

En un día de lluvia como este


En un día de lluvia
como este
te preguntas si todo
-no sé, todas las cosas: la ciudad
que ya no reconoces
camino del trabajo y la tristeza,
el color de las gotas en el viejo paraguas,
el túnel que la calle abre con los semáforos,
el dolor de tu espalda-
ha merecido
la pena.

© Pedro Ojeda Escudero, 2016

11 comentarios:

María Perlada dijo...

Tantas preguntas en días de lluvia, tantas también en días soleados, la vida es una interrogación.

Un beso.

Abejita de la Vega dijo...

Estamos vivos.

Fackel dijo...

Hasta el derrumbe y el abandono implica una clase de resistencia. Y resistir es vivir.

Edurne dijo...

Si dejáramos de cuestionarnos todo... ya no seríamos.
Yo también me pregunto continuamente por lo que me rodea y me habita.

Ánimo con ese dolor de espalda, y es que con la humedad no mejora, al contrario.

Un beso de domingo triste y lluvioso por estos lares también.
;)
Pongamos una sonrisa.

Kety dijo...


Sólo por esa reflexión, ya merece la pena.

Un abrazo

JL Ríos dijo...

Estoy seguro de que tus palabras y tus obras han hecho un poco mejor el mundo, por eso, al menos, ha merecido la pena.

Un abrazo

JL Ríos dijo...

Por lo que te preguntas, realmente, es por el sentido de la vida.

Un abrazo

Marina dijo...

...poesía eres tú. ¿A Qué viene tanta pregunta?

Muakksssssssssss :)

Myriam dijo...

Lo merece, siempre...

Myriam dijo...

Aunque llueva,
Aunque diluvie...

Besos y abrazos

LA ZARZAMORA dijo...

Ya lo creo que sí.
Aunque haya días que nos amanezcan ya hostiles.
Besos, Pedro.