sábado, 15 de octubre de 2016

Luto por las cosas que no fuimos


El mundo, a veces, se convierte en un lugar extraño.

14 comentarios:

María Perlada dijo...

Qué razón tienes, Pedro.

Un beso .

Emilio Manuel dijo...

jolín, no encuentro relación entre el título y la foto. Son solo meaderos averiados. Me he levantado espeso.

Abejita de la Vega dijo...

El luto triste es por lo que fuimos y nunca debía haber sido.

casilda garcía archilla dijo...

Qué foto! .. Hay días así/ en que nada nos pertenece, dice Isabel Bono.

Abejita de la Vega dijo...

Lo que no fue ahora sólo es una lágrima que se hizo cristal y no llegó a caer. Siempre seguirá dando color a nuestros ojos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Y allí uno se siente perdido...
(lo de la foto es más que extraño! jeje)

chafardero JM dijo...

Han dejado se ser, pero su sombra las mantiene alejadas del olvido (por ahora)

Edurne dijo...

¡Extrañisimo!

Besos
;)

JL Ríos dijo...

Si fuera un número sería capicúa, y supongo que también hay palabras así, que no recuerdo cómo se llaman. Es una foto simétrica, lo extraño es el tema, creo. Contienen una leve cortesía, los urinarios de los extremos, su elección. Un abrazo.

dafd dijo...

Pues sí. Quizá, incluso, de haber sido lo que no fuimos, hubiéramos deseado ser lo que realmente somos.

Ele Bergón dijo...

Es esa extrañeza la que debería hacernos pensar.
Realmente es una foto que puede tener varias interpretaciones y más acompañada del texto que nos dejas.

Besos

LA ZARZAMORA dijo...

Y añadiría que hasta ridículo...

Besos, Pedro.

impersonem dijo...

Sí...

Abrazo

XuanRata dijo...

Hay una liturgia en esta escena, como un halo procesional.

Y no es necesario estudiar lo más recóndito del universo para encontrar agujeros negros.