sábado, 22 de octubre de 2016

Hace bien la hierba en ignorarnos


Qué sabia la hierba humilde que se agarra a las grietas de las tapias. Hace bien en ignorarnos. Tiene todo el tiempo para obtener nuestra derrota.

13 comentarios:

María Perlada dijo...

Cómo me gusta la gente humilde porque es grande de corazón.

Muy bonita imagen.

Un beso.

casilda garcía archilla dijo...

Mejor aprender lo que podamos de estas hierbas: su silenciosa presencia sin insistencia, su pervivencia a pesar de la inclemencia, y, pese a su resistencia, su capacidad de morir y desaparecer, sin más.
Un saludo

Emilio Manuel dijo...

Ese hierba, al formar parte de esa naturaleza maltratada, algún día se revelará. Saludos

Bertha dijo...

Como todo lo bueno de la vida:no es más feliz el que más tiene sino el que sabe agarrarse a lo que de verdad le da sentido...

Un abrazo.

Amapola Azzul dijo...

Bonito.
Un abrazo.

impersonem dijo...

Cada viviente busca sus refugios y sus nutrientes... el instinto de conservación y supervivencia desarrolla habilidades insospechadas...

Abrazo

Fackel dijo...

Sobrevive, se adapta y recrea su ecosistema. No es más efímera que nosotros.

Abejita de la Vega dijo...

Vive más si los humanos sę olvidan de ella.

JL Ríos dijo...

La naturaleza es superior a nosotros, probablemente. Seguramente.

Un abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

Es fuerte y sabia...

Besos, Pedro.

Edurne dijo...

Opino lo mismo.
Lo pequeño es grande.
Y la imagen, hermosa.
Besos, profe.
;)

Ele Bergón dijo...

Estas hierbas crecen en los sitios más insospechados y se aferran a la vida que se les va acotando. Las he encontrado más en los pueblos que en las grandes ciudades, no sé si será un síntoma.

Besos

Berta Martín de la Parte dijo...

Me gusta ese detenimiento. Interesante ¡
Saludos