jueves, 1 de septiembre de 2016

Regresar

En las Lagunas del Trampal. Fotografía de Alfonso Monge.

Estas montañas seguirán aquí cuando de mí no quede recuerdo alguno. Alguien se bañará en esta laguna y sentirá la belleza del tiempo hecho peña, agua y paisaje. Del glaciar que ocupó este espacio hasta esta brisa suave y reconfortante de final de verano a más de dos mil metros. Ya no seré yo. No importa, pero por suerte hoy sí soy yo el que se asoma a las aguas, asombrado ante las paredes y los canchales, las peñas cortadas a cincel por el hielo y la humilde roba meriendas que anuncia ya el próximo otoño. No soy nada, no soy nadie, pero aprovecho este segundo eterno para dejarme ganar por el verde denso y misterioso, los rizos del agua aérea y el eco de la luz en el circo, con la Ceja, seria y sobria, arriba. No soy nada y procuro serlo de la mejor manera que puedo, sin alterar lo que me rodea.

El inicio de septiembre es el verdadero inicio del año. Todo cambia de ritmo. Todo parece comenzar y se retorna aunque no se haya ido a ninguna parte o a la región más alejada del mundo. Vuelvo a escribir en La Acequia y agradezco la compañía y las palabras de todos los que me queráis acompañar de nuevo en este encuentro diario.

14 comentarios:

Marina dijo...

Yo te espero en el Castañas con un vinilo, aunque sea azul ;)

La fotografía es espectacular. Deberías hacer un póster, y no es broma. Me encanta

ruanacher dijo...

magnifica noticia, que la acequia se abra de nuevo y deje correr el agua fresca del otoño.....................

ruanacher dijo...

felicidades por esa vuelta a la acequia, que su agua fresca nos llegue de nuevo .

Rita Turza dijo...

Aunque agosto ha sido muy poético, se me ha hecho largo. Echaba de menos mi lectura nocturna antes de irme a dormir. Un placer volver a leerte y un verdadero placer seguirte en la Acequia.

Un abrazo muy fuerte querido Pedro.

Emilio Manuel dijo...

Aquí nada cambia, bueno, si que cambia, somos varios meses más viejos y no es moco de pavo.

Saludos

JL Ríos dijo...

Me ha gustado lo que escribes, aunque creo que nunca he estado, por ahora, por allí. Volvemos a comenzar y es cierto, a mi edad, que ahora comienza todo otra vez, aunque haya estado lejos.

Un abrazo

mojadopapel dijo...

Lirica y paisajística entrada, preciosa, como correspondió al momento.

Kety dijo...


Buena foto y excelentes palabras para iniciar el regreso.
Un abrazo

María Perlada dijo...



Septiembre debería ser el primer mes del año porque es cuando todo comienza.

Bienvenido de nuevo a La Acequia, Pedro, te echaba de menos.

Un beso.

Abejita de la Vega dijo...

Feliz regreso, Pedro.

Verónica Calvo dijo...

Todo empieza en septiembre.
No lo dice el calendario, pero sí tenemos esa sensación tras el verano.

Interesante lugar.

Saludos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Bienvenido! me alegra tenerte otra vez meditando entre nosotros. Un fuerte abrazo
=)

Alicia Montero dijo...


Querido Pedro,me alejo pero no tanto...
te sigo, donde esté te leo.. .
Y concuerdo contigo, plenamente, en que no somos nada. Qué cierto, sin embargo en ese instante, lo sentimos todo!

Bienvenido....
Beso,

Ali

Myriam dijo...

Regresando... y siendo. ¡Toda una promesa!

Y aquí estamos, como siempre.

Besos y ¡Bienvenido!