viernes, 16 de septiembre de 2016

mientras sea tu piel verde marisma


Mañana, que tendré oportunidad
y tiempo para verte amanecida
antes de que tu cuerpo se despierte,
mientras sea tu piel verde marisma.
Antes de que el ruidoso mundo irrumpa
con su rostro más fiero y nos impida
seguir entrelazados en la noche
en nudo y carne, abrazo, cuello y vida.
Mientras bajo la sábana te busco
para anunciarte, amor, que llega el día
y te muerdo la espalda con ternura
para robar al sueño tu sonrisa.
Mientras sobre tu cuerpo sueñe el río
lunas, espejos, brisas,
y el Guadiana, turquesa, aliente mar
la frontera feliz de tus cortinas.
Antes de que despierten las tormentas
y el mundo se convierta en una herida. 

© Pedro Ojeda Escudero, 2016.

9 comentarios:

María Perlada dijo...

Ojala que el mundo nunca se convierta en herida.

Me encantó este fragmento que recalco:

"Mientras bajo la sábana te busco
para anunciarte, amor, que llega el día
y te muerdo la espalda con ternura
para robar al sueño tu sonrisa".


Un beso.

Anabella Rodríguez Reyes dijo...

Bellísimo poema.

Myriam dijo...

Precioso!!!

Un beso

María del Carmen Ugarte García dijo...

Muy en esa línea tuya erótico-natural que tanto nos gusta.

Edurne dijo...

¡Sí, sí, que tannnnto nos gusta!
A mí me encanta.

Besos.
;)

impersonem dijo...

Idealismo Vs realismo... entrelazando versos que atesoran sentimientos seguros y hermosos al cobijo de las sábanas e inquietudes y temores sobre el devenir de la vida a caballo en la urgencia y el run run de los días...

Me gustó...

Abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

A morder ese instante con las ganas de todo su presente.

Besos, Pedro.

JL Ríos dijo...

Precioso poema y preciosa fotografía también.

Un abrazo

pancho dijo...

"seguir entrelazados en la noche
en nudo y carne, abrazo, cuello y vida."
Endecasílabos para estudiar. Esto es cadencia, ritmo y compás.