viernes, 23 de septiembre de 2016

Formas de arreglar una ventana


Tacones de goma clavados en el marco de madera de una ventana, tacones de goma Hispania, de antes de la guerra, de esa guerra cruel que asoló esta tierra. Lo que habrán visto estos tacones, los caminos que habrán recorrido antes de llegar a esta ventana o quizá los clavaran nuevos y nunca fueran parte de un zapato quién sabe por qué ni qué historia tendrán detrás estos tacones de goma de la marca Hispania clavados en el marco de madera de esta ventana. Esas historias de antes, de arreglar las cosas con lo que se tenía a mano, quizá dejar señales de algo que ya no sabemos descifrar. Con lo fácil y moderno que es tirarlo todo y comprarlo nuevo: historias, zapatos, ventanas y tacones.

10 comentarios:

DORCA´S LIBRARY dijo...

Es curioso como un elemento extraño, totalmente ajeno a una ventana puede casi mimetizarse con ella, y parecer lo más lógico verlo ahí puesto. Eso lo consigue el ingenio y la maña de la persona a la que se le ocurrió. Si ésto lo hace un artista moderno, le darían un premio a la genialidad. Me encantaría conocer a la persona que puso los tacones ahí, seguro que tiene un montón de historias que contar.
Saludos.

Myriam dijo...

La creatividad del ser humano no tiene límites para lo bueno y para lo malo. Y puestos a elegir, me quedo con lo primero, que lo segundo me da pena y vergüenza ajena

Besos

Emilio Manuel dijo...

Lo mismo quisieron hacerse eternos como nuestra dictadura.

Saludos

impersonem dijo...

Las razones e intenciones que nos expliquen algunos porqués, a veces son inescrutables... pero preguntarnos por ellos, amplia los horizontes del pensamiento...

Abrazo.

Bertha dijo...

Es verdad, que es más cómodo comprarlo nuevo, es que a veces los arreglos se encarecen sobre manera...?

A ver si esta ventana, nos da una idea de como, cuando y porqué, ya nos tenemos que unir para poder ir viendo un poco el fondo.

Un abrazo feliz otoño.

pancho dijo...

Auténtica Marca España, un tope cojonudo y silencioso para que la madera de la ventana no golpee la pared.
Tacones cercanos y telarañas con solera.

Camino a Gaia dijo...

Es el relato que cuentan los pies cansados
los caminos en el beso del paso y menester de la huella
y todo para acabar, siendo asidero en vecindario de gozne
y contar la Historia cada vez que abres la ventana.

Un saludo

Ele Bergón dijo...

Es verdad que en esta de puerta vieja con su telaraña del tiempo, nos cuenta historias de otros trabajos que ya hemos desechado con nuestras prisas de este mundo en el que ahora nos movemos. De vez en cuando deberíamos mirar atrás y pensar en nuestro presente, pasado y futuro .

Un abrazo

JL Ríos dijo...

Fantástico, Pedro, que te fijes en estas cosas y que las conviertas en historias preciosas.

Un abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

En esta era de la obsolescencia, los recuerdos de un pasado, nos hacen más cautos, bellos, y serenos, el presente.

Besos, Pedro.