miércoles, 13 de julio de 2016

Toda la sierra candela



Toda la sierra candela. Camino al arroyo de la Paloma. Tenía ganas yo de volver al rumor de la flor del castaño, que comienza también a tapizar los caminos. Por estas peñas ando, mientras pienso en esta vieja España, vieja, vieja, tan vieja que hasta lo nuevo envejece con tanta rapidez que amarillea y todo es mesa de truco y nonada. Llegarán tiempos mejores pero no son estos. Ahora, hacia arriba, arriba, entre los castaños, oliendo a candela y al fresco de la tarde. Qué ganas.

5 comentarios:

Doctor Krapp dijo...

Las sierras nos salvan. Me encanta esa capacidad de condensar en una frase una idea que nos revolotea a todos y quizás no sabemos precisar. El envejecimiento de lo que parecía nuevo es un trago amargo.
Saludos

Abejita de la Vega dijo...

No conozco tu sierra pero gracias a ella he aprendido que la candela puede ser una flor.

Myriam dijo...

Llegarán tiempos mejores
y el rumor de la flor del castaño,
te lleva consigo mi abrazo...

LA ZARZAMORA dijo...

Sigamos caminando mientras esa luz llegue.
Y dejemos atrás a los trileros y trampantojos a la orilla del camino.

Han de llegar tiempos mejores... sigamos subiendo.
¡Qué ganas!, sí. ¡Qué ganas!

Besos, Pedro.

JL Ríos dijo...

Ahora toca esto, el monte, ya llegarán tiempos mejores, y peores, más adelante.

Un abrazo